Salud

5 consejos básicos para perder peso de manera eficaz

pastillas health
Escrito por Redacción

¿Cuántas veces hemos leído o visto dietas milagrosas que no sirven para nada? Existen algunas que incluso ya ni siquiera nos ayudan a mantenernos, sino que en cambio, contribuyen para que engordemos. Esto se debe la mayoría de las veces, a que las personas  tenemos cuerpos y metabolismos que responden de manera diferente a la alimentación y dietas que nos proponemos. Pero eso no quita que no podamos tener en nuestro poder ciertas herramientas y consejos básicos para ayudarnos a perder esos kilos de más. 

Una ayuda nutritiva es el complemento ideal

Antes de comenzar a enumerar los consejos necesarios que nos ayudarán para conseguir perder peso de manera eficaz, hay que mencionar que en muchas ocasiones una ayuda nutritiva es el complemento ideal para sustituir algunas comidas de forma equilibrada. Al respecto podemos encontrar varios productos interesantes en https://www.lafarmaciaonline.com/es/comprar-por-optifast/marca/1422/. Ya sea en formato de barritas, natillas, batidos o sopas, este tipo de complementos sirven para cubrir las necesidades que tiene nuestro cuerpo respecto a proteínas, ácidos grasos esenciales, minerales y vitaminas.

Esta pequeña ayuda, seguida de unos consejos, nos ayudarán con dietas, por ejemplo tipo hipocalóricas, aunque es cierto que debemos tener ciertas restricciones o prohibiciones sobre algunos tipos de alimentos, sobre todo los ultraprocesados. De nada sirve utilizar este tipo de productos si luego los aplicamos con unas actitudes que restan todo el valor que nos proporciona lo demás.

5 consejos básicos para perder peso

Sin que exista una fórmula mágica con la que todo el mundo pueda perder peso al instante, existen una serie de consejos prácticos y sencillos que, unidos a la fuerza de voluntad y determinación, conseguirán que cumplir el objetivo que deseamos sea más sencillo.

Éstos son los 5 consejos para perder peso:

  1. Un desayuno completo: existe una gran cantidad de personas que no solo desayuna simplemente un café y nada más, sino que incluso, la hay que ni siquiera eso. Si hay algo en lo que coinciden la mayoría de los nutricionistas es en la importancia de nuestra primera comida del día. Un buen desayuno activa positivamente nuestro metabolismo, proporcionando toda la energía que necesitamos hasta la hora de comer.

Dicho esto, tampoco es bueno prepararse una comida nada más levantarnos, un desayuno completo significa comer las proporciones justas de todo: carbohidratos saludables, como pan o cereales sin azúcares, fruta, café o té verde y proteínas sanas, como el huevo, pavo o jamón ibérico.

  1. Beber mucha agua: el agua ayuda a metabolizar la grasa de una manera espectacular. Sin ir más lejos, con medio litro de agua en simplemente 10 minutos conseguiremos agilizar el metabolismo del cuerpo en un 30%. Y es que para el cuerpo, ingerir este líquido supone aumentar el gasto de nuestra energía, mediante el fenómeno denominado termogénesis, una reacción de calor que consigue esa aceleración.
  2. Ejercicio aeróbico: ninguna dieta está exenta de necesitar el deporte para ayudarnos a reducir nuestro peso. El ejercicio aeróbico, aparte de quemar calorías, contribuye a mejorar la salud y es especialmente efectivo a la hora de quemar la grasa abdominal.
  3. Duerme bien: es un factor que no tenemos tan en cuenta, pero dormir bien es tan relevante como el propio ejercicio. Varios estudios han demostrado que un mal hábito de sueño contribuye en un riesgo mayor de padecer obesidad, tanto en niños como en adultos.
  4. Controla el azúcar que consumes: el azúcar blanco es un producto químico que no nos aporta ningún beneficio sustancial pero sí contribuye a que esos kilos de más no desaparezcan. Puede ser la respuesta a que comas menos y no consigas adelgazar. No basta solamente con no echarlo en el café, una gran cantidad de los productos que consumimos habitualmente abusan sustancialmente de él.

Debemos pues, ir con mucho ojo y escoger los productos con cuidado, mirando las etiquetas y rechazando todo lo que nos aporte más azúcar del que tienen los alimentos de forma natural. Los picos de insulina cuando consumimos tanto azúcar, solo consiguen que tengamos mucha más hambre y que nos falte energía.