CAPARIDÁCEAS

Capparis spinosa  L.

Alcaparro

Familia Caparidáceas

Capparis spinosa

Es una mata con tallos decumbentes (rastreros), de hasta 2 m. Hojas pecioladas, alternas, ovoides o redondeadas, con las estípulas transformadas en espinas curvadas. Flores espectaculares, solitarias, de 5 a 7 cm de diámetro, de color blanco rosado o algo lila. Perianto tetrámero, con cáliz dialisépalo y corola dialipétala. Androceo constituido por numerosos estambres de filamento color violeta y más largos que la corola. El gineceo se halla muy por encima del receptáculo floral, sostenido por una columnilla llamada ginóforo, que, al fructificar, pasa a llamarse carpóforo. Los botones florales (capullos) reciben vulgarmente el nombre de alcaparras (o tápenas, según las zonas). Fruto bacciforme, con numerosas semillas, conocido vulgarmente como alcaparrón (ver también “Diapositivas de frutos”).

FLORACIÓN

De mayo a septiembre.

 

Capparis spinosa

Hoja con estípulas espinosas

Capparis spinosa

HÁBITAT Y DISTRIBUCIÓN

Se halla en terrenos áridos rupestres, terraplenes, cunetas y pendientes, frecuentemente sobre suelos margosos. S de Europa, N de África, SW de Asia, Macaronesia (Canarias). En Andalucía, Murcia, Valencia y Cataluña, desde zonas litorales hasta unos 900 m de altitud. Común en Almería.

APLICACIONES

Los capullos, adobados previamente en salmuera, constituyen las alcaparras, que se utilizan como condimento y entremés. Los alcaparrones también se comen, tras prepararlos con vinagre y sal durante unas tres semanas.

La medicina popular considera que la decocción tiene propiedades diuréticas y antiartríticas.

La actividad comercial relacionada con las alcaparras tiende a ampliarse, cultivándola en espaldera para que la recogida de capullos sea más cómoda y seleccionando la variedad inermis Turra, por razones obvias.

 

Flor

Lista de especies

Índice