Silybum marianum   (L.)   Gaertner

Cardo mariano

Familia Compuestas

Silybum marianum

Planta robusta, anual o bienal, muy espinosa, que puede alcanzar 1’5 m de altura. Hojas basales muy anchas, con  manchas blancas y márgenes fuertemente espinosos, siendo las caulinares sentadas y semiabrazadoras. Involucro con varias filas de brácteas y largas puntas espinosas y rígidas. Capítulos discoideos, de 4-8 cm de diámetro, largamente pedunculados, terminales, solitarios, azul-rojizos, homógamos, con todas las flores flosculosas y hermafroditas. Frutos tipo aquenio, con vilano de pelos blancos (ver “Diapositivas de frutos”).

FLORACIÓN

De abril a junio, adelantándose a los otros cardos.

HÁBITAT Y DISTRIBUCIÓN

Se encuentra en herbazales nitrófilos, bordes de campos y caminos. S y SW de Europa, N de África, W y SW de Asia, Macaronesia. Común en Almería.

APLICACIONES

Antiguamente era cultivada como verdura, pues las hojas y tallos jóvenes son comestibles. La decocción de hojas, tallo o raíz, tiene propiedades tonificantes; la de los aquenios (que, por cierto, son comidos ávidamente por pájaros, sobre todo, jilgueros), resulta especialmente adecuada como reguladora de la tensión, todo ello según la medicina popular.

NOTA

Linneo había designado a este hermoso cardo con el nombre científico Cardus marianus, traduciendo al latín la denominación que vulgarmente recibía (cardo de María) y que tenía su origen en una piadosa leyenda.

Fruto del cardo mariano (aquenio con un vilano de pelos)

Lista de especies

Índice