RANUNCULÁCEAS

Aconitum burnatii  Gáyer

Sinónimo: Aconitum nevadense  Uech. ex Gáyer

Acónito de Sierra Nevada

Familia Ranunculáceas

Aconitum burnatii   Aconitum burnatii
     

Aconitum nevadense

     
Aconitum burnatii   Aconitum burnatii
Planta herbácea, vivaz, erecta, de 40-80 cm de altura. Hojas vellosas, palmatisectas,  con divisiones lineares. Flores azules, hermafroditas, zigomorfas. Las cinco piezas exteriores del perianto son petaloideas, desiguales, formando la superior un ancho casco, hemisférico o falciforme, que cubre en parte las dos laterales, siendo las dos inferiores las de menor tamaño. Posee un par de estaminodios (nectarios), protegidos por el casco. Androceo formado por numerosos estambres, con las anteras amarillentas. Gineceo apocárpico, tricarpelar, que al fructificar origina un trifolículo. Cada folículo mide unos 15 mm. Semillas negras y aladas en los ángulos.  

FLORACIÓN

Mayo-agosto.

HÁBITAT Y DISTRIBUCIÓN

Lugares húmedos y herbazales de montaña. Endemismo ibérico. Se encuentra en Sierra Nevada (Granada y Almería) y en la Sierra de Oroel (Huesca).

NOTA

Es una planta muy venenosa, como todas las del género, debido al alcaloide aconitina, presente en raíces, tallos y hojas. El jugo se usó como veneno para flechas.

Se conoce vulgarmente como “matalobos azul” y “revientavacas”.

Lista de especies

Índice