CULTIVOS INTENSIVOS EN LA PROVINCIA ALMERIENSE

EQUIPO DE CIENCIAS NATURALES «LOS FILABRES» 

SERIE MONOGRAFÍAS

Por FRANCISCO CAMACHO FERRE

 con ilustraciones de

JUAN JOSÉ GUTIÉRREZ SÁNCHEZ

ALMERÍA -1980

(Ponencia presentada en la Jornada de Ciencias Naturales celebrada en Almería el 22 de marzo de 1980)

ARTES GRÁFICAS ALMERÍA – Cantares, 4

Depósito Legal: AL-86-1981

EDICIÓN DIGITAL: © ALMEDIAM SEPTIEMBRE DE 2004

 

1.- El enarenado.- El enarenado consiste en colocar una capa de arena silícea de 10-12 cm de espesor, sobre un suelo roturado, sin piedras, más o menos nivelado y con unos índices normales de fertilidad. 

Emparedado entre este tipo de suelo descrito y la capa de arena, se coloca una pequeña capa de unos 8 mm de espesor de estiércol o bagazo (fig. 1).

fig. 1

Una vez efectuado el enarenado se puede estar cultivando sobre este suelo de 12 a 15 años sin volverlo a laborear, siempre que se cuiden las aportaciones con abonos minerales para reponer al suelo los elementos que los distintos cultivos van absorbiendo, así como las aportaciones de materia orgánica soluble en el agua de riego, ésta de reciente aparición en el mercado.

Hace algún tiempo se creía que a los 3 ó 4 años de estar cultivando un suelo enarenado, era tal su pérdida de fertilidad, que había que efectuar una serie de operaciones encaminadas a recuperarlo, volviendo a laborear y aplicar abonos minerales y estiércol, tras haber acordonado la arena. A toda esta serie de operaciones se la conoce en la zona con el nombre de "retranqueo", hecho que ya está en desuso debido a las aportaciones equilibradas de materia orgánica y elementos minerales a la que antes se ha hecho mención.

2.- Fundamentos y ventajas del enarenado.- La arena es un elemento que tiene poco calor especifico (0'19) lo que hace que se enfríe y caliente muy rápidamente. El calor que absorbe lo transmite a las capas inmediatamente inferiores, dando como resultado una temperatura más elevada, con la consiguiente repercusión sobre la actividad microbiana haciéndola más intensa y consiguiendo reducir dentro de lo posible el ciclo vegetativo al de condiciones óptimas. Esta reducción es efectiva para el atempranamiento de los productos. Incide también sobre este factor el microclima favorable para la planta creado por la arena, ya que refleja gran cantidad de energía, aumentando la temperatura y estimulando la fotosíntesis.

Esta diferencia de temperaturas que pueden llegar a ser hasta de 4 ºC de un suelo enarenado a un suelo desnudo, permiten una mejor disolución de los elementos en el agua del suelo, lo que hace que los abonos minerales sean mejor aprovechados por las plantas, debido a la formación de soluciones de elementos más concentradas. Este tipo de cultivo, en el 90% de los casos hecho en amelgado, permite una mayor utilización de la superficie del suelo.

La humedad del suelo se conserva durante un tiempo más prolongado debido a la separación del suelo con la atmósfera por la capa de arena, lo que hace que la subida por los capilares se quede entre suelo y estiércol, justo en el lugar en que se desarrollan las raíces, con el consiguiente ahorro de agua de riego.

La arena sirve de colchón, por así decirlo, de los apelmazamientos que podrían producirse por agentes atmosféricos o por pisadas de los operarios o maquinaria de tratamientos y recolección, por lo que la estructura se mantiene en condiciones excelentes durante un periodo más largo.

3.- Acolchado.- Es una técnica empleada por los agricultores desde, muy antiguo para defender el cultivo y el suelo de los agentes atmosféricos.

La técnica consiste en poner sobre la superficie del terreno una capa protectora, bien de origen vegetal (cañas, paja, hojas secas, etc.) o bien filmes de plástico. Estos últimos hoy día utilizados con excelentes resultados. Sólo me voy a referir a este último tipo (fig. 2).

fig. 2

El pequeño estudio que voy a desarrollar a continuación va relacionado con los considerables beneficios que se obtienen con esta técnica, desde un punto de vista del cultivo en cuestión, no como aplicación secundaria para la destrucción de vegetación espontánea.

4.- Fundamentos y ventajas del acolchado.- Influye notablemente sobre la humedad y temperatura del suelo. Al ser la capa impermeable se impide la evaporación, con lo que el agua existente bajo el plástico se mantiene a disposición de la planta. Las pérdidas por evaporación que pueden producirse por las perforaciones hechas para la emisión de la planta al exterior, quedan compensadas con la recuperación de agua a través del agujero como consecuencia de la lluvia. Durante el día el plástico transmite las radiaciones del sol al suelo, calorías que en cierto modo quedan retenidas en parte al llegar la noche. El número de calorías retenido es función del color del film elegido.

-Influencia sobre la planta y fertilidad de los suelos

Al encontrar la planta agua a su disposición a poca profundidad, hace que el sistema radicular se desarrolle más en superficie al no tener que buscar la planta la humedad en profundidad. Con esta emisión de raicillas se asegura el cultivo de una nutrición en sales disueltas sin tener que hacer apenas gasto de energía para su incorporación a la planta, que conducen a un atempranamiento de los productos y a un mayor rendimiento.

La elevación de temperatura y humedad en el suelo conduce a favorecer la nitrificación. Por otro lado no se producirá lavado del nitrógeno como consecuencia de estar protegido el suelo por una lámina impermeable.

-Influencia sobre las malas hierbas

El nacimiento de vegetación espontánea va relacionado directamente con la permeabilidad del plástico a la luz solar. En el caso de filmes transparentes, a los cuales estamos haciendo alusión, el plástico sofoca a las malas hierbas como consecuencia de las altas temperaturas que se originan bajo el mismo.

-Influencia sobre la calidad de los productos

Las plantas de producción rastrera y no entutorada se benefician de esta técnica en favor de su calidad debido a la barrera de separación entre parte aérea de la planta y suelo que supone el film, lo que hace que el fruto no esté en contacto directo con la tierra o la arena.

5.- El semiforzado de cultivos por medio de túneles de plástico.

Para el semiforzado de cultivos se están empleando túneles de cobertura de plástico y una estructura de alambre de 4 ó 5 mm de diámetro. Este alambre cortado se moldea en forma semicircular y clavando los extremos en el suelo se forma la estructura. La dimensión más usual es la de 50 cm de diámetro, quedando la altura reducida a 30-35 cm (fig.3).

fig.3

El plástico empleado en la cobertura es generalmente de galga 100. Un túnel de semiforzado debe ser ligero y permitir un máximo de insolación.

Observando detenidamente veríamos que las plantas por debajo de 8 ºC tienen un desarrollo muy reducido y la pretensión principal de un túnel es la de aumentar la temperatura al objeto de que el desarrollo sea normal y ganen los frutos en precocidad, todo ello basado en la ley de Van't Hoff, que nos dice: "La actividad biológica se duplica por cada aumento de 10 ºC de temperatura".

6.- Fundamentos y ventajas de los túneles de plástico.- Una primera ventaja se podría enunciar como la consecución de cosechas fuera de época, dentro de unos límites, debido al aumento de temperaturas que se consiguen.

Aumentan los rendimientos como consecuencia de tener los cultivos unas condiciones ambientales de mayor calidad que en el cultivo no protegido; estas condiciones también tienen una influencia decisiva en la calidad y precocidad de las cosechas.

Protege a las plantas del frío, heladas, etc. debido al aislamiento térmico que ejerce con la plantación. 

7.- Invernadero.- En un sentido amplio y desde un punto de vista agronómico, se define el invernadero como la superficie cubierta artificialmente y que permite desarrollarse a los cultivos a lo largo de todo su ciclo vegetativo.

Estas instalaciones constan de dos partes bien diferenciadas: la estructura y la cobertura. La primera formada por madera, hormigón, metal, etc., y la segunda por vidrio o materiales plásticos (fig.4).

fig.4

El invernadero tiene por objeto la producción fuera de época de productos hortofrutícolas, convirtiéndose en un instrumento de trabajo que permite controlar eficazmente la calidad y cantidad de lo cosechado. En Almería, en la mayor parte de la superficie cubierta, no se puede hablar de invernadero como tal, sino de abrigo, ya que las instalaciones realizadas van encaminadas a ayudar a las condiciones climáticas existentes a sacar productos fuera de época, no realizando grandes inversiones en la ejecución de instalaciones costosas que protejan al cultivo ante cualquier eventualidad.

La instalación de abrigo más corriente en la zona es la de tipo "parral", basada en el tradicional sistema nuestro de cultivar la vid. Generalmente son de P.E. (polietileno) de larga duración, o bien plástico térmico.

Suelen hacerse planos y a dos aguas; mientras las primeras permiten una mayor iluminación y tienen el gran inconveniente de poder ser hundidos con el peso del agua en caso de lluvia; los segundos presentan una gran resistencia a este tipo de agente climático ya que no quedaría empantanada en las cumbreras, y aunque la iluminación es algo menor no afecta de un modo determinante a los cultivos.

La ventilación de estos abrigos se suele hacer por los laterales y en cumbrera, recogiendo hacia un extremo el plástico. Estos ventanales formados se protegen con malla mosquitera para guardar la plantación de la acción del viento.

En cuanto a la orientación es aconsejable la N-S, en contra de la opinión de algunos autores, ya que la humedad en la dirección E-O, se concentra en la cara Norte, habiéndose tenido gran problemática con agentes vegetales patógenos, como consecuencia de encontrar un hábitat idóneo para su desarrollo y multiplicación.

Otro factor influyente a la hora de elegir la orientación de un abrigo es el viento; nunca se deben orientar perpendiculares a la acción de los vientos dominantes, siendo la ideal la que hace coincidir los vientos con una esquina del abrigo de modo que divida al viento en dos componentes.

El sol, que es la principal fuente de energía de los invernaderos y abrigos, será mejor aprovechado cuanto mayor iluminación reciban. La máxima iluminación en invierno se consigue cuando los invernaderos se sitúan en laderas orientadas al sur. Las plantaciones en el interior del invernadero deben hacerse de tal forma que unas plantas no sombreen a las otras. Por lo tanto la orientación de las plantaciones deberá ser E-O, sea cual sea la orientación del abrigo.

8.- Ventajas que aporta un abrigo.

1º Precocidad en las cosechas, como consecuencia de disminuir al  mínimo su ciclo vegetativo por tener condiciones climáticas mas adecuadas que en el exterior.

2º Aumento de rendimientos debido a una mayor producción, ya que llega a ser de 3 a 5 veces superior que en la calle, como consecuencia de que las plantas no sufren inclemencias directas.

3º Posibilidad de obtener cosechas fuera de época.

4º Frutos de mayor calidad debido al mejor control de plagas y enfermedades.

5º Ahorro de agua ya que la evaporación es mínima. A la hora de sacarle un mayor partido a las instalaciones, se deben de tener en cuenta tres factores fundamentales:

a) Empleo de variedades selectas. Factor importante y decisivo para la economía de la zona como veremos más adelante.

b) Control de los factores climáticos, especialmente la humedad y temperatura.

c) Modernas técnicas de cultivo (riegos, fertilización, control de plagas, etc.) 

9.- Calefacción.- Con un sistema calefactor se pretende conseguir en un abrigo que las temperaturas no bajen de ciertos límites, al objeto de que no resulten perjudiciales a las plantas.

Generalmente se están utilizando clases de combustibles: carbón, gas-oil y fuel-oil.

Dos son los sistemas de calefacción en invernaderos, según exista o no movimiento forzado de aire caliente.

La calefacción por termosifón consta de una caldera, una bomba reguladora de la velocidad de circulación de líquido caliente y unas conducciones que emiten calor.

Este sistema de calefacción está poco extendido en nuestro país por tratarse de una técnica de elevado coste de instalación.

El sistema de aire caliente impulsado o propulsado es muy eficaz en nuestro clima y de un coste de instalación muy inferior al de termosifón, aunque no obstante sale caro debido al precio de los combustibles (fig. 5).


 fig. 5  fig. 5

Mayor rendimiento que este último sistema ha proporcionado la circulación forzada de agua bajo el suelo, calentando ésta con gas-oil a una temperatura aproximada de 45 ºC.

Pero sin embargo, el gran porvenir de la zona está en el aprovechamiento de la energía solar para calentar el agua. Hasta ahora, los sistemas montados de un modo experimental necesitan el apoyo indirecto de alguno de los combustibles antes citados, debido al problema que plantea el almacenamiento y mantenimiento de agua a una cierta temperatura.

Hoy una instalación de energía solar enfocada desde ese punto de vista no es rentable debido al encarecimiento que supone la instalación. Sin embargo, enfoques distintos y más rústicos están dando resultados positivos y se basan siempre en los dos sistemas de calefacción que enumeré al principio.

El primer sistema sería poner plástico negro de aproximadamente 30 cm de diámetro, ligeramente inclinado, de modo que la parte mas alta quede dentro del abrigo que queremos calentar. Estos cilindros no muy largos (del orden de 1'5 m) deben quedar aislados del suelo con algún material apropiado para ello, como pueden ser el porespán y la perlita. Todo el día reciben los rayos del sol, de modo que el agua caliente, por diferencia de densidades, estará siempre arriba. Una vez que el sol vaya poniéndose, se taparán los ya mencionados cilindros con un material que no deje pasar las radiaciones, al objeto de mantener el agua caliente el mayor tiempo posible. Con este sistema se han llegado a conseguir hasta diferencias de 2 ºC.

Basados en el segundo sistema hay una serie de modelos que esencialmente consisten en unas mantas de 10-15 cm de espesor de P.E. negro llenas de agua, conectadas a una red de tuberías, con su correspondiente bomba, que en su terminal tiene un depósito aislado para mantener el agua a una cierta temperatura.

Este depósito en sistema rústico es una balsa de roca forrada con porespán.

10.- Riego por goteo. Definición.- Se define como aquel sistema que para conseguir mantener el agua en la zona radicular en las condiciones de utilización más favorable para la planta, aplica el agua gota a gota. De esta forma el agua es conducida por medio de conductos cerrados desde el punto de toma hasta la misma planta, a la que se aplica por medio de dispositivos que se conocen como goteadores, goteros o emisores.

11.- Características.- Las más notables son las siguientes:

1ª El agua se aplica al terreno desde una fuente que puede considerarse puntual y al infiltrarse se mueve tanto en dirección horizontal como vertical. En esto difiere en gran medida del riego tradicional de a pie, en el que hay un predominio de las fuerzas de gravedad, y por tanto el movimiento de agua y de sales es diferente.

2ª No se moja todo el suelo sino parte del mismo, proporción que depende de las características del suelo, caudal del gotero y tiempo de aplicación. En esta parte húmeda la planta concentrará sus raíces y se alimentará.

3ª Consecuencia del punto anterior es el requerimiento del cultivo en abonado de un modo adecuado, respondiendo a las extracciones de las cosechas, como técnica de cultivo intensivo que es.

4ª El mantenimiento del nivel óptimo de humedad en el suelo implica una tensión constante y baja de agua en el mismo. El nivel de humedad que se mantiene en el suelo es inferior a la c.c. (= Capacidad de campo), lo cual es muy difícil de conseguir con otros sistemas de riego, ya que implicaría el regar diariamente y se producirían encharcamientos con el consiguiente problema de asfixia radicular.

5ª Se debe abonar frecuentemente, ya que los continuos movimientos de agua en el bulbo pueden producir un excesivo lavado de nutrientes.

12.- Ventajas.-

1ª Ahorro importante de mano de obra, abonos y productos fitosanitarios, al ser menor el volumen mojado.

2ª Ahorro en nivelación, ya que se puede regar con caudales regulados en cualquier tipo de terreno.

3ª Utilización de aguas de peor calidad. Se sabe que la tensión total que puede soportar una planta es la suma de la tensión osmótica (debida a las sales del suelo) y la tensión matricial (debidas a las fuerzas entre las partículas del suelo). Como en este tipo de riego la tensión matricial es muy pequeña, la tensión osmótica puede ser mayor para una misma tensión total.

4ª Aumento de producción y adelantamiento de cosechas, al no hacer gasto de energía la planta para obtener el agua y los nutrientes.

5ª Permite realizar simultáneamente al riego otras labores culturales, ya que al haber zonas secas no presenta obstáculo para desplazarse por el terreno.

13.- Partes de que consta un sistema de goteo.

- Una instalación de goteo consta esencialmente de los siguientes elementos (fig. 6):

- Sistema de filtrado que sirve para limpiar el agua de partículas extrañas.

- Equipo de fertilización, que sirve para incorporar a la red los elementos fertilizantes.

- Tuberías que conducen el agua desde el cabezal hasta las proximidades de la planta.

- Goteros.

- Accesorios para unir tuberías, de igual o distinto diámetro para hacer derivaciones, conectar válvulas o salvar obstáculos en el terreno.

- Dispositivos de regulación y control que permiten regular el funcionamiento de la instalación y contribuye a obtener el máximo de rendimiento.


 fig. 6  fig. 6
 fig. 6  fig. 6

14.- Acción combinada de todas las técnicas descritas.- He expuesto para todas las técnicas una serie de ventajas que en conjunto nos repercutirán muy favorablemente sobre el cultivo.

La acción del enarenado se vio perfeccionada por el abrigo.

El abrigo enarenado se ve perfeccionado aumentando sus rendimientos con técnicas de semiforzado, como las del acolchado y el túnel. Pero aún faltaba algo, y era la regulación de la temperatura con medios artificiales así como la regular aplicación del agua de riego al suelo.

Ambas mejoras se hicieron gracias a la instalación de calefacción y riego por goteo.

Quizás recordando que una planta es luz, agua y temperatura, se comprenda que cuanto más adecuados (utilizando incluso medios artificiales) le suministremos estos tres elementos, obtendremos los mayores rendimientos frutícolas a un vegetal.

Pero aunque en el papel todo se ve tan sencillo, en la realidad no sucede lo mismo ya que factores como la fitopatología y la genética dejan una huella ostensible en la producción de las plantas. Ambos factores unidos son sin lugar a duda los principales problemas con que se encuentra un agricultor vanguardista bombardeado por una gran cantidad de propaganda, llegando incluso hasta él el técnico comercial, que tristemente tiene que olvidarse un poco de los inconvenientes de un determinado producto o método a cambio de vender.

En esta línea se han cometido verdaderas atrocidades en el campo de los pesticidas ya que, por lo común, el agricultor, animal que ve animal que mata, sin pensar en absoluto que está creando un desequilibrio ecológico que puede hacer que aparezcan plagas no conocidas, e incluso resistencia desconocida de ciertos parásitos identificados, que hagan inútil su tratamiento.

En cuanto al segundo punto comentado de gran problemática para el agricultor, está la importación continua de semillas, e incluso semillas nacionales privadas, que hacen pagar precios disparatados.

A título anecdótico se puede comentar que por tomate de unas determinadas variedades holandesas se han pagado hasta 550.000 ptas./kg, y la semilla de pepino y melón ha llegado a pagarse entre 10'50 y 13 ptas./unidad.

Esta problemática planteada tiene bajo mi punto de vista cuatro soluciones; dos de ellas quedarían a disposición de medios administrativos o mas bien políticos, y las dos restantes pueden ser solucionadas con gran esfuerzo por los técnicos que día a día pisan el campo.

Las dos primeras, a las que ni voy a hacer mención, las dejaremos en manos de nuestros políticos. Y las dos restantes vamos a analizarlas a continuación.

1ª.- Defensa de las plantaciones, aplicando los conceptos de lucha biológica y lucha integrada.

2ª.- Obtención vegetativa de plantas por el sistema de micropropagación.

15.- ¿Cómo se provoca una plaga?- Los insectos, como todos los seres vivos de la escala zoológica, tienen enemigos naturales, principalmente otros insectos, y también hongos y bacterias que contribuyen a limitar su propagación. Está claro que cualquier plaga tie­ne una cantidad de insectos que viven a expensas de ellos.

Pero a su vez los insectos útiles tienen enemigos, llamados hiperparásitos, que serán por tanto auxiliares de la plaga, al limitar la propagación del insecto beneficioso.

Entre la plaga, su parásito y su hiperparásito se establece a veces un equilibrio inestable, lo que es causa de que algunas plagas adquieran repentinamente, en ciertas épocas, caracteres de invasión catastrófica y retrocedan el siguiente año al estado normal de equilibrio. Es obvio que para provocar un aumento de una plaga, es suficiente con que el producto empleado elimine a mayor número de parásitos de las plagas que individuos de la plaga, siendo más acusado aún si el insecticida deja residuos persistentes.

16.- Los insecticidas: narcóticos ecológicos,- Se podría hacer una comparación entre los efectos en el hombre de los fuertes narcóticos y los efectos que se producen en los cultivos por el empleo unilateral de insecticidas "duros". Al principio, el método de aplicación es simple y fácil, y en una etapa temprana los efectos parecen ser saludables y deseables. Con normalidad se consiguen los resultados que se desean. Sin embargo, tarde o temprano, las dosis y frecuencias de aplicación tienen que aumentarse, en tanto que se desarrolla la resistencia y tolerancia a los productos químicos. Las aplicaciones se hacen más frecuentes y a veces se recurre a diferentes materiales e intentos de conseguir los resultados primitivos. Al final, el uso se convierte en hábito y la dependencia de la droga se hace totalmente absoluta. Mientras tanto aparecen graves problemas fisiológicos y psicológicos (en el hombre) o ecológicos (en los cultivos), los cuales pueden llevar a la completa destrucción del sistema.

17.- Enemigos naturales de los insectos. Se ha intentado aprovechar a ciertos insectos útiles como medio de combatir a otros nocivos, importando los primeros de otras regiones del globo; en algunos casos se ha conseguido por este método un resultado positivo, si bien en número reducido.

También a los insectos se le producen enfermedades causadas por hongos o bacterias y se estudia el modo de provocarlas artificialmente, mediante pulverizaciones de cultivos de estos microorganismos, pero este método está aún poco desarrollado.

Por eso es más corriente la lucha con insectos. Los insectos que viven a expensas de otros pueden ser depredadores o parásitos, y como caso particular de éstos hay que distinguir los endófagos como mas frecuentes e importantes. Constituyen un caso especialísimo de parasitismo en el que el agresor vive en estado larvario en el interior de su víctima, cuyas vísceras devora, con el notable instinto de respetar los órganos vitales hasta el momento de su metamorfosis.

Los mayores grupos se encuentran en dos órdenes de insectos:

Hymenóptera (abejas, avispas, hormigas) y díptera (moscas).

- Grupos de hymenóptera utilizados en lucha biológica. Este orden es el dominante entre todos los insectos endófagos tanto numéricamente como en cuanto a su uso satisfactorio en este tipo de lucha.

De todos los casos de lucha biológica contra plagas concluidos con éxito, más de dos tercios han sido obtenidos empleando hymenópteros parásitos.

Los hymenópteros parásitos más importantes y numerosos se encuentran entre los grupos comúnmente llamados calcídidos, bracónidos, ichneumónidos y proctotrúpidos.

- Grupos de díptera utilizados en lucha biológica. Dentro del orden díptera, los taquínidos forman la mayor familia parásita, tanto. en número de especies como en importancia económica, y ha sido el único grupo ampliamente utilizado en proyectos de lucha biológica por importación (fig. 7).

fig. 718.- Parásitos más importantes de las plagas existentes en el cultivo intensivo almeriense.- No es fácil conseguir dominar a una plaga por importación de sus enemigos, sino que es preciso que se den una serie de circunstancias que, aunque posibles, no son frecuentes. Se necesita en primer término que la especie útil viva exclusivamente a expensas de la nociva para que concentre en ella sus ataques y no se disperse en otras especies que nos sean indiferentes; en segundo lugar, ha de tener una fecundidad superior a la plaga para que llegue a dominarla; y finalmente, los periodos de reproducción de una y otra. han de escalonarse para que en las épocas de actividad de la especie útil encuentre a su enemigo en abundancia y en condiciones de ser atacado; asimismo, ha de carecer de hiperparásitos que limiten su acción.

Dentro de la gran gama de plagas que tenemos en nuestro cultivo intensivo destacan por su importancia las siguientes:

-Arañas rojas: Tetranychus urticae Koch, Tetranychus telarius L. y Tetranychus bimaculatus Harvey. El predador ensayado con éxito es otro ácaro (Phytoseilus persimilis).

-Mosca blanca de las hortalizas: Trialeurodes vaporariorum (West). Para combatirla han dado gran resultado los microhymenópteros Encarsia formosa y Encarsia tricolor.

-Oruga del tomate: Heliothis armigera, combatida con esporas y endotoxinas de Bacillus thurigiensis.

-Nemátodos del género Meloidgyne parasitados por un hongo nematocida.

Estos parásitos mencionados están probados en Francia y Holanda.

Hasta ahora comercialmente en nuestro país está sólo el Bacillus thurigiensis. El hongo nematocida, del cual aún no se conoce el nombre, está siendo ensayado por el INRA francés.

19.- Lucha integrada. Su concepto y definición.- Aún un método más completo que el tipo de lucha anterior lo constituye la lucha integrada, que consiste en una armonización de todos los métodos conocidos, principalmente químico y biológico.

En la sesión de la FAO celebrada en Roma en 1.968 se dio la siguiente definición de lucha integrada: "Sistema de regulación de poblaciones de plagas, que teniendo en cuenta el medio particular y la dinámica de las poblaciones consideradas, utiliza todas las técnicas y métodos apropiados, de forma tan compatible como sea posible, y mantiene a las poblaciones de estas plagas a niveles tales que no causen daños económicos".

Según esta definición ha de recurrirse a todos los factores susceptibles de actuar sobre la plaga, teniendo en cuenta que no se pretende su erradicación, sino tan sólo reducirla a límites económicos, es decir que lo que se busca con la lucha integrada es considerar en conjunto el sistema ecológico y estudiar las interacciones no bien conocidas entre la planta.

La lucha integrada, así concebida, es un problema difícil, que ha de resolverse por observación local.

20.- Justificación de la lucha integrada.- Varias razones pueden aducirse que justifican la necesidad creciente de recurrir a la lucha integrada:

1ª.- Necesidad de restablecer en lo posible el equilibrio ecológico.

2ª.- Peligro de la toxicidad de los productos fitosanitarios, especialmente de los residuos que contaminan el ambiente.

3ª.- Conveniencia de reducir el coste de los tratamientos y de aplicarlos con un criterio económico.

- Equilibrio ecológico.- Un sistema ecológico está formado por un conjunto de especies vegetales y animales, que en el ambiente en que viven ejercen entre sí una serie de interacciones que, un momento determinado, bajo la acción de factores climáticos, establecen un mutuo equilibrio, del que depende el nivel de población de cada una de las especies vegetales y animales.

Evidentemente, si el hombre actúa en un determinado sentido sobre el sistema ecológico establecido, se modifica el equilibrio existente y es imposible actuar sobre uno de los factores sin que se modifiquen los restantes.

Así se da el caso de que al combatir una plaga aparezca otra, bien por haber eliminado a sus parásitos o por ejercer sobre ella una acción favorable, ya sea directamente o por intermedio de la planta huésped, lo que obliga a una intervención aún mayor para combatir o prevenir una nueva plaga.

El caso más conocido es el de los ácaros, que encuentran favorables condiciones de propagación como consecuencia de tratamientos insecticidas.

También se ha comprobado que insectos que pasaban antes desapercibidos o que sólo causaban daños esporádicos en años en que concurrían circunstancias especiales, constituyen hoy plagas permanentes.

- Contaminación del ambiente.- Los residuos, en efecto, son consumidos por diversos organismos, que a su vez sirven de alimentos a otros y al ascender en la cadena alimentaria se observan concentraciones cada vez mayores; por ejemplo, se han dado las siguientes cifras para sistemas ecológicos acuáticos: A un nivel tóxico de dos centésimas partes por millón corresponden 10 p.p.m. en el plancton, que se eleva a 903 p.p.m. en los peces que se alimentan de otros peces; las aves alimentadas de éstos almacenan en sus grasas 2.134 p.p.m.

Este hecho constituye un riesgo evidente al final de la cadena formada por los animales superiores y, finalmente, por el hombre.

-Criterio económico.- El empleo masivo de productos fitosanitarios ha creado en algunos países problemas económicos que aconsejan combatir las plagas con un criterio distinto al actual.

El empleo de tratamientos preventivos masivos, ateniéndose a calendarios fitopatológicos preestablecidos, hace pensar en la conveniencia de revisar el sistema y emplear un criterio económico para reducir la plaga a limites aceptables, pero no para exterminarla.

21.- Técnicas generales empleadas en la micropropagación.- Una porción de planta recién aislada, de ordinario lleva hongos, bacterias o ambos microorganismos. En consecuencia el requisito inicial en las preparaciones de micropropagación es eliminar esos microorganismos; segundo, se debe preparar un medio de cultivo estéril que contenga los nutrientes requeridos; y tercero, la parte estéril de la planta debe ser separada, plantada y cultivada en forma tal que no ocurra recontaminación. De ordinario las condiciones en el medio de cultivo son tan favorables para los microorganismos que la porción separada de la planta puede ser destruida con rapidez por cualquier organismo contaminador.

22.- Técnica de la multiplicación por micropropagación.

-Obtención de brotes estériles. Los brotes en crecimiento activo se desfolian y se les da Un tratamiento con una mezcla hecha a base de un anticriptogámico, un insecticida y un acaricida. Estos brotes tratados se encapuchan con malla mosquitera blanca. De 20 a 30 días están los brotes en la condición ya descrita, recolectándolos cumpliendo ese tiempo.

En los brotes recolectados se practica un corte, en medio estéril, de los 2-3 cms. superiores, pasando estos microbrotes al medio de cultivo.

-Medios de cultivo. Los porcentajes varían con la planta que se está operando. La fórmula cualitativa para esta primera fase de multiplicación es:

ÁCIDO NICOTÍNICO

PIRIDOXINA CLORHIDRATO

GLICINA

TIAMINA CLORHIDRATO

METIL INOSITOL

ÁCIDO ASCÓRBICO

ÁCIDO NAFTALEN ACÉTICO (ANA)

BENCIL AMINO PURINA SIGMA (BAP)

ÁCIDO GIBERÉLICO (AG)

SACAROSA

AGAR DIFCO

pH a 5'2 con KOH.

Una vez terminada la fase de multiplicación se pasa a la de desarrollo utilizando el mismo medio de cultivo pero disminuyendo el porcentaje de BAP y aumentando el porcentaje de AG.

Pasada esta fase se empieza el enraizamiento utilizando el mismo medio que para la multiplicación, a excepción del BAP.

Los medios deben ser preparados en vasos de vidrio de medio litro (tapados pero no herméticos), esterilizando en autoclave a 110 ºC durante diez minutos.

- Fase de multiplicación. Las condiciones óptimas para la multiplicación de los brotes son de 23 ºC ± 2 ºC. Iluminación con lámparas de neón y una intensidad de 2.500 lux. El fotoperíodo debe ser de 16 horas.

En estas condiciones, a los 15 ó 20 días se pasa al medio de cultivo de desarrollo, teniendo muy en cuenta la incorporación de BAP que inhibe el enraizamiento.

- Fase de desarrollo. Una vez multiplicados los brotes, se espera que tengan una longitud de 6-8 cm en condiciones semejantes a las anteriores.

- Fase de enraizamiento. En esta fase se separan los brotes y se eliminan las posibles raíces formadas. Acto seguido se hace una selección de brotes eliminando los muy cortos y los que tienen las hojas pequeñas o arrolladas.

Los brotes seleccionados se mantienen en condiciones semejantes a las anteriores, y a los 14-18 días procederíamos al trasplante con unas raíces de uno a tres mm.

- Fase de endurecimiento. Pasados esos días las plantas se extraen del medio y se lavan con agua corriente, trasplantándolas a un medio formado por turba o turba más vermiculita. La temperatura óptima para esta fase es de 24 a 26 ºC, soportando unas máximas de 30 a 32 ºC. Se pondrán en un invernadero bien orientado para el buen aprovechamiento de la luz. Una vez transcurridos ocho o diez días se va quitando el plástico gradualmente, y una vez descubierto por completo se darán riegos nutritivos. Posteriormente se trasplantará a un invernadero o vivero.

La técnica descrita aún no se ha puesto en práctica en nuestros cultivos del litoral, pero no cabe la menor duda de que con ella, el uso racional de pesticidas y el incremento de técnicas de lucha integrada hará conseguir al agricultor productos de calidad superior con la consiguiente aceptación en los Mercados del Exterior.

REFERENCIAS BIBLIOGRÁFICAS

CULTIVOS HORTÍCOLAS ENARENADOS.- Zoilo Serrano Cermeño.

CULTIVO EN INVERNADERO.- Alpi A.G.

CULTIVO DE HORTALIZAS EN INVERNADERO.- Zoilo Serrano Cermeño.

CULTIVOS ORNAMENTALES.- Miranda de Larra y Onis.

JORNADAS DE RIEGO POR GOTEO (IRYDA 1.977). - Hernández y Rodrigo.

LA ENERGÍA SOLAR, EL HOMBRE Y LA AGRICULTURA. García Badell.

RIEGO POR GOTEO.- Medina Sanjuán.

LUCHA BIOLÓGICA CONTRA LOS ENEMIGOS DE LAS PLANTAS.- Debach.

LUCHA INTEGRADA CONTRA LAS PLAGAS. - José Me. Carrero.

PLAGAS Y ENFERMEDADES DE LAS PLANTAS CULTIVADAS.- Domínguez García Tejero.

PROPAGACIÓN DE PLANTAS.- Hudson T. Hartmann

CULTIVO DE TEJIDOS VEGETALES "IN VITRO".- G. Torres.

Apuntes del curso “MÉTODOS MODERNOS DE PROPAGACIÓN DE PLANTAS LEÑOSAS". Antonio Cerdá García.

 

AGRADECIMIENTOS.

El autor desea hacer constar su agradecimiento al profesor Juan José Gutiérrez Sánchez por los extraordinarios dibujos que ilustran la ponencia y a José García Orlánd por su trabajo mecanográfico.