¿Y siguen EMPEÑADOS EN INTRODUCIR tortugas MARINAS FORÁNEAS como "solución a las proliferación de medusas"?

fuentes: ideal/almediam. 01-10-08

Colocan otros 250 huevos de tortuga boba en las playas de Cabo de Gata

FUENTE: IDEAL/J. M. A. 09-09-08

El Consejo de Investigaciones Científicas y la Consejería de Medio Ambiente continúan la anidación del reptil.

 

Los investigadores del Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC), en colaboración con la Consejería de Medio Ambiente, han colocado 250 huevos de tortuga boba ('Caretta caretta') en las playas ambientalmente idóneas del Parque Natural de Cabo de Gata-Níjar. Estas playas se han seleccionado a lo largo de los cuatro últimos años, tras un estudio de detalle en el que se evaluaron 100 localizaciones desde Doñana a Pulpí. La actuación forma parte de la segunda fase del programa para la restauración de la anidación de este reptil marino en la costa peninsular española.

El nacimiento de las crías de la especie, previsto dentro de unos quince días aproximadamente ya que los huevos traen 40 días de incubación, es un paso fundamental para que en su madurez vuelvan a desovar en la misma cala.

Un avión transportó el pasado miércoles un total de 1.400 huevos desde Cabo Verde a Canarias, donde la Universidad de Las Palmas dirige la misma tarea en ese ámbito insular. Alrededor de 400 de estos huevos han viajado nuevamente a Andalucía, donde 150 se han depositado en incubadoras de la Estación Biológica de Doñana, en Sevilla, el resto, 250, han sido instalados en tres nidos de las playas de Cabo de Gata, Almería.

REPTIL. Momento de colocación de los huevos de tortuga en uno de los nidos. / CMA

REPTIL. Momento de colocación de los huevos de tortuga en uno de los nidos. / CMA

A las 5.45 de la mañana se realizaron 3 nidos con sendos vallados y con 79, 95 y 76 huevos enterrados en cada hoyo respectivamente, de 45 centímetros de profundidad. Todo este trabajo lo dirige científicamente el CSIC a través de la Estación Biológica de Doñana, y lo financia la Junta.

Las crías de tortuga boba de los huevos que eclosionen dentro de unos días serán recogidos al llegar al mar y criados en cautividad en centros de Cádiz y Málaga definidos por el CSIC junto a los ejemplares que nazcan en la EBD y finalmente liberados definitivamente dentro de un año para garantizar una mayor tasa de supervivencia y su regreso a Cabo de Gata en su madurez para desovar.

Esta restauración de la anidación de la tortuga boba permitirá, si todo marcha bien, que esta especie -catalogada como en peligro de extinción en el Libro Rojo de la Fauna andaluza- nidifique de forma permanente en vez de esporádica en la costa peninsular española, convirtiéndose así en un activo ecológico de primer orden que incorporar al Parque Natural de Cabo de Gata-Níjar. Sus playas fueron calificadas como las más idóneas en el trabajo de prospectiva inicial de este programa, lo cual confirma la alta calidad ambiental de este tramo del ecosistema litoral andaluz.

Año 2001

En la costa española se han producido nidificaciones esporádicas de esta especie, aunque sólo se comprobó por primera vez la nidificación de una tortuga boba en la costa de Almería en el verano de 2001, hecho que se repitió posteriormente en la costa valenciana. En aguas españolas del Mediterráneo, este reptil marino es abundante desde junio a septiembre por distintas razones, aunque se observan citas de varamientos de esta especie todo el año en la práctica totalidad de la costa peninsular e insular, así como en Ceuta y en Melilla.

 

Medio Ambiente suelta tortugas boba en Cabo de Gata para que se coman a las medusas

FUENTE ORIGINAL: IDEAL/ÁFRICA MATEO. 27-06-08

Las especies que se han criado en los centros de recuperación de Málaga y Algeciras regresan al litoral almeriense este verano para integrarse en el hábitat.

El proyecto para reintroducir la tortuga boba en el hábitat de Cabo de Gata avanza con el éxito esperado. Un año después de que nacieran en la costa almeriense, los ejemplares vuelven a las mismas calas que los vieron nacer para iniciar una vida independiente.

La Delegación de Medio Ambiente de la Junta en Almería explicó a IDEAL el periplo que han seguido las polémicas tortugas hasta la fecha. La fecundación se efectuó en Cabo Verde, desde donde se trajeron más de 800 huevos de tortuga boba para repartirlos entre los centros de recuperación de especies marinas y llevarlos a los dos lugares en los que se está llevando a cabo el experimento: Canarias y Cabo de Gata. Una vez en la playa de Almería eclosionaron unos 70 huevos de los 80 que se enterraron en una cala de Cabo de Gata. El objetivo era que naciesen en el litoral almeriense para que, en un futuro, vuelvan ya como maduras, a las mismas calas para la puesta de huevos, con el fin de asegurar la reproducción.

Pero los responsables del proyecto eran conscientes de la dificultad de que estas especies crecieran, desde un principio, en el mar, por lo que recién nacidas, las tortugas almerienses se repartieron en los centros de recuperación de especies marinas de Málaga y Algeciras.

Ha pasado casi un año desde entonces y esas tortugas boba, junto con otras que entraron a formar parte de este proyecto antes y que ya tienen dos años, se soltarán este verano en las playas de Cabo de Gata, según desveló la Delegación de Medio Ambiente.

El objetivo fundamental, como ya anunció en su día la anterior consejera de Medio Ambiente, la almeriense Fuensanta Coves, es cumplir con una tarea que estaba pendiente desde hace tiempo que es disminuir la avalancha de medusas que sufre el litoral cada verano y que parece ir en aumento.

Mejor que en Cabo Verde

El delegado de Medio Ambiente en Almería, Clemente García, aseguró que este proyecto puesto en marcha por el CSIC con financiación de la Junta de Andalucía «ha alcanzado un grado de éxito muy elevado», muy superior el experimento del mismo tipo que se está llevando a cabo en Canarias e incluso más elevado que el mismo proyecto en Cabo Verde, de donde proceden los huevos de las tortugas. En concreto, en Almería el grado de éxito de eclosión y supervivencia de las tortugas boba es superior al 80 por ciento, tal y como apuntaron las mismas fuentes.

La buena respuesta de los ejemplares en la costa almeriense no ha hecho sino apoyar el proyecto científico que desarrolla el Consejo Superior de Investigaciones Científicas -CSIC-. En este sentido, la Delegación de Medio Ambiente aseguró que sigue adelante y que se están cumpliendo los objetivos marcados.

Nuevo convenio

Tanto es así, que la nueva consejera, Cinta Castillo, ha renovado el convenio con el CSIC para incidir en esta iniciativa. Según el documento, que se firmó el mes pasado, el CSIC se compromete a trabajar en la mejora de la población marina a través de la evaluación y el seguimiento de la nidificación de esta especie en el litoral andaluz. En este sentido, Medio Ambiente corrobora su compromiso de potenciar la presencia de tortugas boba la costa con el proyecto de reintroducción que comenzó el pasado verano en Cabo de Gata. El estudio pretende, además, mejorar la metodología y todo el proceso, desde la incubación y cría, hasta la liberación

REINTRODUCCIÓN DE ESPECIES: Nacen 246 tortugas bobas en el Cabo de Gata

FUENTE: EL MUNDO. 30-09-08

Un total de 246 crías de tortuga boba ('Caretta caretta') han nacido en los últimos días en las playas del Parque Natural de Cabo de Gata, en Almería, fruto del proyecto de reintroducción de esta especie amenazada en las costas españolas.

El equipo del Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC) que coordina el proyecto trasladó, el pasado 8 de septiembre, a España 1.400 huevos de tortuga boba procedentes de Cabo Verde. De ellos, 1.000 se quedaron en las Islas Canarias, mientras que los 400 restantes volaron hasta Andalucía.

De los 400 huevos llevados a Andalucía, 250 fueron depositados en nidos habilitados por los científicos en playas vírgenes del Cabo de Gata. Tras el periodo de incubación, eclosionaron un total de 247 huevos y han logrado sobrevivir 246 crías.

Las pequeñas tortugas ya han sido trasladadas al centro ‘El Toruño’ del Instituto de Investigación y Formación Agraria y Pesquera de la Junta de Andalucía, en la localidad gaditana del Puerto de Santa María, donde serán criadas durante sus primeros meses de vida.

El resto de los huevos trasladados a la comunidad andaluza permanecen en incubadoras en las instalaciones de la Estación Biológica de Doñana (CSIC), en Sevilla. El investigador del CSIC Juan Patiño comenta el éxito del proyecto: «En condiciones normales, suele eclosionar el 80% de los huevos que se incuban. La alta tasa de supervivencia lograda en esta campaña avala la eficiencia de las técnicas empleadas tanto en la recolección y transporte de los huevos como en su incubación en las playas del cabo de Gata, y nos anima a proseguir con el proyecto».

El objetivo de esta iniciativa, financiada por la Consejería de Medioambiente de la Junta de Andalucía y la Consejería de Medio Ambiente de Ordenación Territorial del Gobierno de Canarias, es determinar la viabilidad de la reintroducción de esta especie de reptiles en las costas españolas.

En Cabo Verde, donde reside la tercera población más importante del mundo, sufren una alta mortalidad. La especie se encuentra severamente amenazada en todo el planeta.

COMENTARIO DE WWW.ALMEDIAM.ORG./REDACCIÓN/ JJ MATAMALA. 01-10-08

Esto es como el anuncio de una marca de pilas donde aparecen unos conejitos de peluche que siguen y siguen… hoy los medios locales se hacen eco de la última proeza del CSIC y la Consejería de Medio Ambiente de la Junta de Andalucía. A finales de agosto, leyendo otro periódico local de Almería observé que se le dedicaban dos páginas completas a este proyecto. Actualmente ya van exponiéndose los primeros datos. Entiendo que debe de haber mucho en juego. Pero lo más curioso es que accediendo a la presentación vía Internet del proyecto del propio científico que lo exponía como tal, sus dudas eran de lo más prosaico y a la vez emanadas de un experto en la materia.

Creo sinceramente que se han confundido de espacio y sociedad, de paisaje y paisanaje, porque el hecho de que una tortuga boba tuviera la necesidad de desovar donde fuera –lo que se produjo en una playa de Vera- es una simple anécdota biológica. Del Mediterráneo español no existen referencias históricas basadas en hechos que manifiesten que estas áreas del Sudeste peninsular fueran de cría para la espacie.

Multitud de especialistas han manifestado que este proyecto no tiene ni pies, ni cabeza, porque no es una reintroducción, sino la introducción de una especie foránea -con un genotipo diferente- cuyo hábitat natural difiere del paso por el Estrecho de Gibraltar y cuyas áreas de nidificación en el América Central toman rumbos diferentes.

Como conclusión, entiendo que lo que puede hacer la Junta de Andalucía es apoyar in situ, en Cabo Verde el éxito y expansión de las poblaciones humanas hoy afectadas por el hambre y la paupérrima situación económica de sus habitantes. Si estos millones de euros no se destinaran al fracaso más estrepitoso y sonado de la consejería de Medio Ambiente andaluza, es cierto que con el mismo capital se podrían salvar sus lugares de origen, dar de comer a poblaciones hambrientas y crear infraestructuras para un turismo sostenible de investigación y que colabore al desarrollo de los habitantes humanos de Cabo Verde.

Lo demás son cabezonerías de algunos que no saben distinguir entre la expansión de las especies y la invasión de las mismas.

Lo único que me queda por esperar es algún titular diciendo algo así como “Medio Ambiente controla el nivel de medusas durante este verano gracias a la liberación de tortugas”…   

Siempre firmo mis comentarios con nombres y apellido, aunque incluyo otros que comparto y que aparecen en el segundo artículo como opiniones antes que el editor decida borrarlos.

Invertir en experimentos, cuando la mayoría de los expertos internacionales y nacionales confirman la falta de base científica del mismo significa un desembolso inútil de dinero que pagaremos de nuevo todos los contribuyentes sin enterarnos, como es habitual, de lo invertido y cuales son los propósitos que con tanta nesciencia se defiende desde la administración.

Un cordial saludo

José Javier Matamala

Editor de www.almediam.org

Almería-España-Planeta Azul         

Ricardo Sagarminaga van Buiten

Desde aquí informo a la Junta de Andalucía de nuestra intención de denunciar éste vergonzoso delito contra la ley de especies amenazadas y la Directiva Hábitat a nivel comunitario e internacional. Incluso si éste circo se realizase bajo criterios científicos serios, evitando por ejemplo la manipulación de las tortugas por parte de la Fuensanta y otros (una tortuga manipulada en ésta fase de su vida puede considerarse una tortuga muerta), estaríamos hablando de la supervivencia de una decena de tortugas que llegarían a ser adultas de aquí a veinte años.

Cuantas medusas cree la señora Fuensanta que puedan comerse estas pocas tortugas? Y que relevancia tiene esto cuando tenemos ahora mismo ya entre 10 y 15.000 tortugas frente a nuestras costas? No sería mejor seguir trabajando con los pescadores para evitar la muerte de miles de éstas cada año en diversas artes de pesca?

A lo largo de los últimos años, en el marco del proyecto Tecno de la SGM, Alnitak y los pesadores de palangre han identificado y testado cinco medidas que podrán evitar la captura accidental de más de 15000 tortugas subadultas y adultas cada año.

¿Cómo es posible que la administración pueda engañar así a los ciudadanos y malversar los fondos públicos para financiar un delito?

Ricardo Sagarminaga... Fuensanta llévame a mi también a los tribunales. Quiero estar al lado de Paco Toledano. Y a ver si os atrevéis a utilizar argumentos científicos en vez de vuestra maquinaria jurídica y mediática.

Biólogo

1. Las tortugas bobas del Mediterráneo español tienen dos orígenes determinados hace años genéticamente: unas han nacido en playas de Grecia y otros países Mediterráneos, y otras han nacido en las playas del caribe americano. Las tortugas de Cabo Verde son diferentes genéticamente.

2. El presupuesto para traer los huevos, incubarlos y cuidar las tortugitas es muy elevado y lo pagamos todos los contribuyentes.

3. Se calcula que solo 1 de cada 1.000 tortugas llega a adulta y vuelve a la playa donde nació  a reproducirse a los 15 años. ¿Cuántas tortugas sobrevivirán y volverán? ¿Quizá una?

4. Que unas pocas tortugas acaben con las medusas que molestan a los bañistas es una tontería simplemente. En cuanto suelten las tortugas nadarán a mar abierto. Para comerse los millones de medusas hacen falta muchos miles de tortugas. Quizás sea mejor decir el dinero a controlar la contaminación y el cambio climático.

Resumen: Un proyecto ecológicamente erróneo, económicamente muy costoso, biológicamente inviable y de fracaso rotundo. A la Junta Andalucía le viene bien lavar la cara, pero este proyecto es una perdida de tiempo y esfuerzos.

Mcabo

Quién se crea la viabilidad de este proyecto, y más aun sus fines, si que debe definirse como bobo, o es como nos consideran estos politicuchos de turno, que destacan por su ignorancia y falta de formación en el campo de la ecología. Y expongo mis puntos y razones:

1. La tortuga boba que se quiere reintroducir en el Mediterráneo con este proyecto, proviene de poblaciones atlánticas, por lo tanto se esta introduciendo unos ejemplares con genética diferente a la mediterránea, por lo que podrían surgir problemas.

2. Estos huevos se traen se extraen del medio natural de Cabo Verde, por lo que se está dañando a las poblaciones autóctonas de aquella zona.

3. La tasa de supervivencia es inferior a veces del 1%, por lo tanto de los 70 individuos que se liberen es probable que no sobreviva ninguna y menos probable aún que vuelva a desovar a la cala donde se liberó.

4. La sobrepoblación de medusas, es un síntoma de la mala salud de la que goza actualmente nuestro mar, aumento de la temperatura y disminución de sus predadores naturales, no debemos olvidar que el mayor consumidor de medusas es el atún, y que la sobrepesca de éste para su cultivo en cautividad y en sí misma, está provocando su desaparición en nuestras aguas, por lo tanto la proliferación de medusas se debe a que no encuentran a quién las coma.

5. En nuestras costas, ya existe un número importante de tortugas marinas, como lo atestiguan las decenas que cada año quedan atrapadas entre las redes de pesca.

6. intentar justificar este proyecto, con el motivo de que disminuya la población de medusas, para hacer un símil, es como querer acabar con el hambre en el mundo con solo 1 kilo de arroz.

7. si este proyecto se subvenciona con dinero público, y además destinando una parte a otro publico como es el CSIC, sería de gran valor la publicación de los datos de este último año para conocer realmente la tasa de eclosión de los huevos o la mortandad entre los individuos eclosionados, con el fin de poder conocer si este proyecto presenta algún tipo de viabilidad aunque sólo quede en términos ecológicos o es sólo otros proyecto más en el que el dinero invertido no se sabe muy bien para que es, algo propio de todas las Consejerías de la Junta de Andalucía.

Fdo. Ambientólogo.

 

Página de inicio