Resultados de la presentación de "El Parque de las Hamacas" en Almería

Más de medio centenar de personas acudieron a la presentación de “El Parque de Las Hamacas” en los Aljibes Árabes de Almería. La presencia de su autor Vicent Boix constituyo un factor decisivo en el éxito de este acto

Almediam/redacción. 23-12-2008

Vicente Boix y José J. Matamala ultimando los detalles para la presentación del libro en la sede de USTEA en AlmeríaLa presentación del libro titulado “El Parque de las Hamacas” en Almería el pasado 19 de diciembre, organizado por USTEA en colaboración con Ecologistas en Acción-Almería, Asociación Amigos de Honduras, Arráez Editores y con el Excmo. Ayto. de Almería, contribuyó directamente al conocimiento y reconocimiento de una obra literaria que pone de manifiesto la incidencia de agroquímicos ante trabajadoras y trabajadores que jamás fueron informados que cohabitar con el  DBCP sería uno de las más amargas experiencias vitales de su existencia.

INTERVENCIONES:

José Javier Matamala, miembro de la Unión de Sindicatos de trabajadores y trabajadoras en Andalucía –USTEA-.

En su breve disertación dio las gracias a todos los contertulios a los que fue presentando públicamente.

Argumentó que presentar este libro en Almería no era un hecho aleatorio:

De izquierda a derecha JJ Matamala, Vicent Boix, Francisco Toledano y Juan Grima1º Por la magistral obra del autor.

2º Por la relación de este sindicato con cualquier trabajador o trabajadora allende fronteras.

3º Por la relación con la agricultura bajo plástico y el uso de biocidas que se realiza en Almería.

JJ Matamala afirmó que durante los inicios de la agricultura almeriense bajo plástico que denominó como “la gallina de los huevos de oro” se utilizaron diversos plaguicidas como el DDT, aunque estaban hace más de 30 años prohibidos internacionalmente.

Realizó un llamamiento a las asociaciones y Sindicatos Agrarios, así como a la Administración, exigiendo el cumplimiento de la Ley de Prevención de Riesgos Laborales, donde cualquier trabajador o trabajadora ha de tener unos conocimientos específicos en este campo, así como las autorizaciones pertinentes en el uso de plaguicidas y manipulación de alimentos, así como elementos físicos de aislamiento cuando están fumigando

Lamentó, en varias ocasiones, el hecho de que algunas partidas de Almería fueran detectadas en el extranjero con biocidas no permitidos, aún contando con laboratorios de análisis que están al borde del colapso por falta de personal cualificado, entendiendo que es una irresponsablididad manifiesta  de aquellos que se llaman agricultores y que Almería no puede permitirse, como despensa hortícola de la Unión Europea, donde nuestros productos son claramente competitivos con los de otros países ajemos a la misma donde no se cumple la normativa europea.

Apoyó la agricultura ecológica, como la salvaguarda de lo que demandan nuestros vecinos europeos, aunque entiende la dificultad de llevar los mismos. Ante esto expuso un ejemplo: “hace treinta años luchábamos con cuarenta plagas; hoy lo hacemos contra cuatrocientas y los métodos y formas han cambiado, desgraciadamente, no para mejor”.

Advirtió que los actuales organofosforados y organoclorados “han supuesto y suponen vectores de contaminación de nuestros acuíferos, como puede consultarse en el Departamento de Química Analítica de la Universidad de Almería o en la de Granada. Ambos son biocidas altamente tóxicos que nuestro personal sanitario, afortunadamente, conoce bien y donde se han salvado muchas vidas.

Finalmente apostó por un uso racional de los agroquímicos, por la participación de asociaciones y Sindicatos agrarios, así como por un apoyo directo de las administraciones responsables… “Jamás entenderé como durante las últimas décadas no hemos sido capaces de conseguir Planes de Higiene Rural  Comarcales, independientes a ideologías, capaces de concretar sistemas de recogida de residuos agrícolas. “La Junta de Andalucía cometió un craso error al no incluir dentro de la Ley de Recursos Tóxicos y Peligrosos los lixiviados de nuestros residuos agrícolas que, no sólo lo son, sino que constituyen un ejemplo de los mismos”. Por lo cual solicitó a la Junta de Andalucía una rectificación ante esta Ley que según el ponente “condena a los ayuntamientos afectados a realizar actividades para las que es difícil estar preparados y que suponen millones de euros de inversión”. 

Francisco Toledano, miembro de Ecologistas en Acción

Buenas noches, primero agradecer a amigo José Javier por haber contado conmigo y en segundo lugar decir que es una gran satisfacción acompañar a Vicent en la presentación de su libro, una persona comprometida que a partir de ahora puede contar conmigo para lo que considere oportuno.

Todas las administraciones, todos los partidos políticos, todo tipo de organizaciones, tienen un prioridad principal, la de dar la calidad de vida adecuada a los ciudadanos y ciudadanas. Desde Ecologistas en Acción consideramos que dos de los pilares que han de sostener esta calidad de vida son: la SEGURIDAD ALIMENTARIA y el PRINCIPIO DE PRECAUCIÓN.

Sin embargo nada más lejos de la realidad. Cuando se estuvo elaborando la Ley Reach (para el Registro, Evaluación y Autorización de Sustancias Químicas) en la Unión Europea, ha sido el paquete legislativo que ha recibido más presiones de los lobbies y su votación ha sido la más larga del plenario de la U.E.. Además el documento aprobado ha provocado que se carezca de información suficiente para clasificar el 99% de las sustancias químicas producidas a escala industrial; y nos ha dejado sin información de más de 15.000 sustancias químicas.

Momento de la itervención de Francisco ToledanoUno de los clamorosos ejemplos de lo que estoy diciendo es lo que ha ocurrido con DBCP, también llamado "rocío de la muerte", empleado en las fincas bananeras y otras de 15 países, por parte de cinco multinacionales químicas, que tras las pruebas negativas de laboratorio fue aprobado por los EE.UU. en los sesenta. Nada más lejos de la "seguridad alimentaria" y del "principio de precaución". Y me quedo con lo que en una de las protestas de las personas afectadas que en una de las pancartas decían "mi madre me da la vida, los agroquímicos me la quitan".

Esto es lo que en todas partes ocurre, es lo que ha ocurrido y todavía sucede en Almería, la prioridad sigue siendo los beneficios de la industria química. Un ejemplo de ello es todavía las ingentes cantidades de productos ilegales que se utilizan, y aunque no conocemos cifras oficiales, si que conocemos los periodos largos en los que el SEPRONA de la Guardia Civil se dedica a perseguir y localizar estos productos peligrosos. Y qué decir de una Universidad que no investiga la contaminación producida en suelo y aguas subterráneas principalmente, mientras se dedica a estudiar los efectos contaminantes de los productos de limpieza del hogar en el litoral. Qué decir de una agricultura en Almería que genera más de 2.500.000 de Tn de residuos, gestionándose (y no muy bien  a través de gasificadoras) un pequeño porcentaje que puede estar en torno a las 200.000 Tn, qué se hace cada año con el resto de residuos?

Pero esta situación sólo puede cambiar si hay una apuesta ciudadana y de la administración por más información, más formación y más participación.

Manuel Francisco Matamala. Presidente de la Asociación Amigos de Honduras

Buenas tardes a todas y todos.

Estamos aquí para la presentación de una obra literaria, “El parque de las hamacas”, cuyo autor Vicent Boix nos honra con su presencia, y que es una crónica que describe un acontecimiento del que pocos tienen conocimiento y que generó el producto químico di-bromo-cloro propano (comercializado con los nombres de NEMAGÓN O FUMAZONE).

Yo soy Manuel Matamala García, voluntario como nuestro invitado Vincent, médico de familia de La Cañana de San Urbano y presidente de una MICRO-ONG  de ámbito andaluz llamada asociación Amigos de Honduras; y se me ha encomendado la ardua tarea de explicar cómo son las cosas allá en Centroamérica lugar donde nace la obra.

Para empezar diré que Nicaragua, Honduras,  Centroamérica en general, forman parte de la problemática “Global”, en nuestro caso “Norte –Sur” y también de lo que yo llamo eco-étnica.

Cada día que pasa nuestro Mundo se transforma en una “Aldea Global” con sus pros y contras.

Como médico veo en este magnífico códice una estupenda fotografía o radiografía; esto es, una instantánea de un momento, de un lugar, de un triste acontecimiento fruto de la corrupción y desidia de multinacionales de los que hoy son imperio; que afectó por lo menos a 15 países incluido el nuestro y que aún hoy sigue generando enfermedad y desamparo.

Las cifras oficiales hablan de unos 60.000 afectados directos en todo el mundo.

Los que conocemos como se manejan los datos epidemiológicos en este mundo, diríamos que  habría que multiplicar por lo menos por dos o por tres  dichas cifras para aproximarnos a la realidad.

La vida humana en las repúblicas bananeras, término coloquial con el que se conocían y conocen los países de Centroamérica, es muy difícil.

El hambre, la pobreza extrema, las enfermedades tratables no tratadas por falta de recursos económicos; hicieron, hacen y seguirán haciendo estragos en su población hermana.

Sus gobiernos y su administración por herencia hispana son corruptos y la vida humana al igual que lo es a los ojos de cualquier imperio que haya preexistido, no tiene valor alguno, salvo el propio que tenían los esclavos de la antigüedad a los cuales se les trataba como a reses u objetos.

Todo esto deriva de una “problemática global humana”, al igual que  usando un neologismo americano, los “ambientalistas”,  sólo ven el holocausto venidero del “calentamiento global”.

Dirán Uds. -¿qué tiene que ver una cosa con la otra?

Como respuesta les diré que el “mundo civilizado” sigue promocionando estas actitudes; siempre he dicho que hay que ayudar y ser solidarios pero al estilo holandés, de forma que las ayudas interestatales son férreamente auditadas y controladas, en pro del desarrollo del pueblo soberano de a pie necesitado; no de sus políticos y ejércitos corruptos.

Además debemos usar la inteligencia  fruto de la conjunción de la memoria y la imaginación; de igual manera que la ciencia debe formar parte del oráculo de los políticos y ser escuchada no sólo oída.

Para que entiendan lo que quiero expresarles, les haré unas simples preguntas, a hechos y acontecimiento que los medios de comunicación, los gobiernos y las administraciones han dado por olvidadas en la creencia que  los ciudadanos del planeta nos hemos tragado el anzuelo; por ejemplo:

-¿De verdad el Omega 3 aumenta las expectativas de vida y reduce el colesterol?

-¿Se han preguntado alguna vez si los priones (enfermedad de las vacas locas), el VIH que genera el SIDA, que nacen con la década de los 80, son una casualidad o existe la mano humana tras ello?

-¿Han pensado alguna vez en las consecuencias a corto y largo plazo de los agroquímicos plaguicidas o del empleo de especies no autóctonas,  para mejorar nuestra producción agrícola en campo abierto o bajo plástico?

-¿Sabían que los fluo-carbonados como era el freón de los frigoríficos, que fueron prohibidos por la destrucción de la capa de ozono que nos protege de los rayos UV del sol, siguen empleándose en algunos de los sprays para inhalación de los asmáticos o enfermos respiratorios?.

-¿Se han preguntado por qué cada vez  hay más niños asmáticos en el mundo civilizado?

-¿Son saludables para el humano la cercanía de las antenas repetidoras de teléfonos móviles y el empleo de estos?

-¿Saben quien es el mayor narcotraficante de cocaína del mundo en EE.UU. según los expertos?

-¿Saben qué consecuencias está teniendo la explosión hace unos 20 años de la central nuclear de Chernobil; los escapes no publicitados de las nuestras, la explosión de las bombas atómicas de Palomares?

-¿Sabían que el gas noble Radom, por cierto muy cotizado porque se usa para las lámparas de proyectores, es fruto de la fisión del Uranio, y el Deuterio y Tritio isótopos radiactivos del hidrógeno que se emplean en la boba fisión nuclear,  está presente en algunas aguas minerales muy famosas y consumidas de nuestro país?

-¿Creen de verdad que el síndrome del “aceite de colza” fue debido a este producto o hubo algo más?

-¿Son saludables los alimentos transgénicos o esterilizados con rayos gamma?.

-¿Se han preguntado por qué en Honduras no ha habido nunca una guerra civil pese a que en los países de su entrono si las hubo y en circunstancias de menos hambruna o desigualdades sociales?

Vivimos en un mundo donde el hábito de la lectura se está perdiendo, donde el visionar competiciones deportivas, telenovelas o programas basura televisivos sostienen atenta a la población de forma mediática para que ésta  no sea capaz de crear y de ser consciente de la destrucción de su propia  economía, cerebro o “aldea global”.

Centroamérica está a unos 10.000 Km de nosotros y sus habitantes que tienen nuestros más castizos apellidos, hermanados en el tiempo viven a por lo menos 50 años atrás de nuestro momento en desarrollo.

Honduras que es nuestro ámbito de actuación tiene prácticamente la misma forma, extensión y habitantes que Andalucía; sufre por ejemplo un 80% de pobreza, un 60% de hambre y analfabetismo; y un 30% de desnutrición grave.

Evidentemente siempre existe una verdad casi absoluta que está fuera de nuestras percepciones de la realidad y nuestra obligación es hallarla para enriquecer nuestra cultura y conocimiento, como lo hace nuestro ilustre invitado Vicent Boix en su libro “El parque de las hamacas”.

Gracias por su atención.

Por último, Juan Grima de Arráez Editores, disertó sobre la necesidad de leer… “en Almería no se compran libros y esos gastos sólo se los puede permitir la Diputación o la Universidad”. “Creo que la pérdida de asignaturas básicas dentro de las letra no ha supuesto un logro, más bien un fracaso dentro del sistema educativo”. “Algunos ni recuerdan lo que es el Latín o el Griego, fuente de nuestra lengua y me permito exigiros a los que tenéis relación con la Consejería de Educación de la Junta de Andalucía, el apostar a que nuestros chavales lean, al menos un libro por asignatura”.

Momento de la firma de libros por parte del autor. En la imagen Vicent Boix y Francisco Toledano.Para finalizar el autor de la obra Vicen Boix Bornay realizó una síntesis de su libro “El Parque de las Hamacas” que, con la licencia del autor, es una crónica tremendamente comprometida de un hombre que visita durante varios años Nicaragua. Casualmente conoce el tema y dedica más de un lustro de su vida a una investigación científica y profusamente documentada, donde se encuentra con un problema de salud y medio ambiente, que no sale en los noticiarios, del que nadie quiere comprometerse.

La obra de Boix Bornay es para leerla, y como escritor y divulgador científico me atrevería a calificarla como magistral, tanto por su estructura literaria, como por el compromiso que línea a línea leemos en cada uno de sus comentarios y reseñas bibliográficas. Un libro que siempre ha y habrá de estar “usado” en el estante de cualquier persona con compromisos sociales y ambientales serios. Con todo el respeto al autor he leído su trabajo y es mucho más de lo que él mismo dice… en cualquier caso dejemos al escritor que con sus mismas palabras nos describa su trabajo.

LA LABOR DE COMUNICACIÓN CON LOS MEDIOS

 

http://www.elparquedelashamacas.org/

 

Les ofrecemos la entrevista grabada en ACL-Radio de la Diputación de Almería. Pulsando sobre la misma y, dependiendo de la velocidad de traslación de datos puede pasar algo más de un minuto... seguro que la espera merecerá la pena: EL PARQUE DE LAS HAMACAS

 

Página de inicio