LA JUNTA IMPUSO EN 2009 AL AYUNTAMIENTO CARBONERO QUE EL ALGARROBICO FUESE "SUELO URBANO CONSOLIDADO"

FUENTE: NOTICIASDEALMERIA.COM. 10-12-10

En 2009 se condicionó su visto bueno del PGOU a que el Ayuntamiento le diese esta figura urbanística y en el nuevo PORN del Parque Natural, la Consejería de Medio Ambiente desprotegió los terrenos para adaptarse al plan parcial 

 

Hotel Ilegal de El Algarrobico

La Consejería de la Vivienda y Ordenación del Territorio emitió un informe el 15 de enero de 2009, advirtiendo al Consistorio carbonero  que dirige el socialista Cristóbal Fernández lo siguiente: “En el plano OEA-1, el sector S-T1 ‘Algarrobico’ aparece clasificado como Suelo Urbanizable Ordenado, debiendo estar clasificado como Suelo Urbano Consolidado al contar con los requisitos del articulo 45.2ª de la LOUA (Ley del Suelo), según memoria justificativa de la Adaptación Parcial”.

Es decir, por un lado la Junta señalaba al Ayuntamiento el necesario cumplimiento de este requisito para poder dar el visto bueno al nuevo Plan General y, por otro, la administración regional iba más allá de lo que al propio Consistorio le parecía suficiente para legalizar el hotel, obligando a que el suelo no quedara como un mero “Urbanizable Ordenado”, sino “Urbano Consolidado”. Exactamente igual que un solar del centro de cualquier ciudad o puebl según publica Almzanzora Actualidad.

El Ayuntamiento de Carboneras defiende a ultranza el hotel y el resto del plan parcial –más hoteles y centenares de viviendas-; los grupos ecologistas, por su parte, buscan denodadamente su derribo mientras que la máxima autoridad urbanística de la región, la Junta de Andalucía, protagoniza una de las mayores burlas a los ciudadanos que se recuerdan, al aprobar inicialmente todo el plan urbanístico para la zona, pasando más tarde a representar el papel de adalid del medio ambiente asegurando que demolerá el hotel, si bien, en todo lo concerniente a legislación y a acciones judiciales, trata desesperadamente de dar cobertura legal a esta polémica promoción turístico-inmobiliaria. Una verdadera esquizofrenia política.

Quizá el hecho más escandaloso de todos sea el papel que ha jugado en la reciente aprobación del nuevo Plan General de Carboneras.

Hay que volver a subrayar que la fecha del informe de la Consejería es de enero de 2009, lo que significa que las autoridades urbanísticas y ambientales de la Junta, incluidos los dos presidentes –Chaves y Griñán-, se han pasado cuatro años, desde 2006 a 2010, diciendo en todos los foros posibles y en todas y cada una de sus intervenciones públicas, que
están plenamente decididos a tirar ese hotel y a impedir que se pueda llevar a cabo el resto del plan parcial. La última fue a raíz de la visita de la nuevo ministra de Medio Ambiente, Rosa Aguilar, que quiso departir con el presidente Griñán la mejor manera de zanjar el asunto, que no es otra que demoler el hotel. Entonces, ¿a qué viene declarar “Urbano Consolidado” El Algarrobico?.

En definitiva, ante la disyuntiva de creer los discursos de los consejeros y los presidentes regionales, o las acciones que desarrolla la Junta vía decretos o recursos en las instancias judiciales, no cabe otra que dar crédito a éstas últimas, y en ese campo, el documental, el gobierno de Andalucía defiende con uñas y dientes la permanencia del hotel. A las pruebas nos remitimos.

La evidencias

Ante la sentencia de 2008 del Juzgado de los contencioso-administrativo nº 2 de Almería, que anulaba la licencia municipal de obras concedida al hotel, por estar situado dentro de la zona de protección de costas, la Junta presentó recurso, llegando incluso ante la Audiencia Nacional, que ratificó la nulidad.

Es la Junta también quien aprueba en 2008 un nuevo Plan de Ordenación de los Recursos Naturales del Parque Natural Cabo de Gata-Níjar (PORN), en el que el sector del Algarrobico es compatible con usos urbanísticos, extremo que es recurrido ante la justicia por las asociaciones ecologistas, encontrando en el camino la férrea oposición de la Consejería de Ordenación del Territorio.

Cuando la justicia se percata de la maniobra y paraliza la entrada el vigor del PORN, es la Junta la que apela de nuevo a favor de que se mantenga el paraje con la clasificación urbanística que permitiría construir en él.

Es otra vez la Junta la que se opone con firmeza a las iniciativas judiciales de los ecologistas para anular el nuevo PORN que daría legalidad al Algarrobico. De hecho, por citar una, ha recurrido el dictamen del pasado 28 de octubre hecho por el Tribunal Superior de Justicia de Andalucía, en el que se dice que el hotel se levantó sobre un “espacio natural protegido no urbanizable”.

Y finalmente, vemos la actuación de la Consejería el pasado año, en el momento en el que el Ayuntamiento de Carboneras adapta sus Normas Subsidiarias a Plan General y es la propia administración autonómica la que advierte al Consistorio que sólo dará el visto bueno al documento si se añade, entre otras, la clasificación de “Urbano Consolidado” al Algarrobico. Enterados en el Tribunal Superior de Justicia de Andalucía, se emite una orden directa al alcalde, instándole a “abstenerse” de tomar cualquier decisión urbanística con respecto al citado paraje.

Visto lo anterior, resulta difícil calificar el fraude político que está protagonizando ‘Sevilla’ y sus delegaciones en Almería en relación al polémico hotel, que se ha convertido en medios internacionales en el emblema de la política urbanística suicida que se sigue en España, cuyas consecuencias no son otras que la continua destrucción de la costa.

De otra parte, y frente a las permanentes promesas de derribar el inmueble que vocea el gobierno regional, observamos cómo en 1997, un año antes de que Ordenación del Territorio -entonces Consejería de Obras Públicas- diese su visto bueno al plan parcial El Algarrobico, la Consejería de Medio Ambiente modificó, sin expediente alguno y sin someterlo a la opinión y a la participación pública, los planos del Parque Natural. Gracias a ello, los terrenos de El Algarrobico pasaron de ser “áreas de interés general” a estar clasificados como “áreas urbanizables”. Esta modificación fue calificada de “burda” por la justicia, que envió al asunto a la Fiscalía, quien lejos de observar una maniobra deplorable, decidió archivar el expediente tras dar por buena la versión del “error” técnico.

Consintió la vulneración

Otra de las sentencias que se ha emitido al respecto, la firmada por el magistrado Jesús Rivera en 2008, señala: La Junta no se preocupó de adaptar el Plan Parcial a la nueva Ley de Costas, mostrando “una actitud pasiva y condescendiente con las infracciones contra la normativa sectorial de costas, permitiendo, en definidita, que se iniciase y desarrollase la construcción del cuestionado hotel”. Y añade: “No sólo consintió la vulneración, sino que tampoco ejerció sus potestades en defensa de protección del medio ambiente”. El resultado, un hotel de 20 plantas a 30 metros de la playa cuando, en el supuesto de que la legalidad le amparara, tendría que estar a 100.

Con todo lo señalado resulta grotesco escuchar al alcalde en la cadena Ser de Almería decir el pasado mes de noviembre que ni la ministra de Medio Ambiente ni el presidente de la Junta están bien informados respecto a este tema: “Hablan de la ilegalidad del hotel y, a no ser que el presidente tenga una información distinta, ningún juez o tribunal de España ha dicho que el hotel sea ilegal”. No es de extrañar que Fernández declare estas cosas, al fin y al cabo es el único que ha mantenido, pese a que hasta ahora todas las evidencias le quitan la razón, la legalidad del Algarrobico. Quizá no sea baladí recordar que en marzo de 2003 a la promotora se le eximió de pagar el 99% de la licencia de obras.


Cronología de un disparate


Están ordenadas cronológicamente. Son algunas de las decenas y decenas de declaraciones que las autoridades de la Junta han hecho sobre El Algarrobico desde 2006, fecha en la que estalla el escándalo. Solemnidad y determinación no les faltan ni a los consejeros ni a los dos presidentes regionales que hemos tenido en estos cuatro años, a la hora de afirmar que el hotel se demolerá y el paraje quedará restaurado. Incluso, a alguna se le escapa que “quizá” es el “único pecado de la Junta en materia urbanística”.

El contrasentido a todo lo que van a leer está en los datos que aportamos en la noticia principal. Mientras ruegan y ponen velas para que el momento del derribo llegue pronto, dan con la maza en las instancias judiciales tratando desesperadamente de buscar un resquicio legal que permita dar vía libre no sólo al hotel sino al desarrollo del resto de plan parcial previsto para la zona.

  • 10 de mayo de 2006 (El País). El presidente de la Junta de Andalucía, Manuel Chaves, anuncia que la Administración autonómica ejercerá el derecho de retracto sobre la finca del hotel El Algarrobico, por lo que la playa será restaurada para que quede como “antes de las obras”. Chaves advierte de que “en Andalucía no se puede construir a costa del medio ambiente”.

  • 11 de mayo de 2006 (Efe). Chaves reitera que el hotel de El Algarrobico, al que definió como un “símbolo de la destrucción del litoral”, desaparecerá de las costas de Andalucía.

  • 2 de septiembre de 2006 (Diario de Córdoba). La consejera de Medio Ambiente, Fuensanta Coves, achaca a la “resistencia activa” de la constructora del hotel de El Algarrobico, Azata del Sol, que la Junta no haya podido ejercer aún el derecho de retracto para comprar el solar donde se ubica, pero reiteró que lo hará para poder demolerlo.

  • 4 junio de 2007. La Consejera de Medio Ambiente de la Junta de Andalucía, Fuensanta Coves, manifiesta en Málaga que tanto la Junta como el Gobierno Central siguen estando de acuerdo en que el futuro de El Algarrobico tiene que ser su demolición. “Dijimos que nunca se iba a inaugurar y lo estamos cumpliendo, así que el siguiente paso que debemos hacer es demolerlo definitivamente, ya que una infraestructura como esta no puede estar en un parque natural”.

  • 30 de junio de 2007 (Diario de Sevilla). Coves afirma que la construcción del hotel El Algarrobico en el parque natural de Cabo de Gata Níjar es “quizá” el “único pecado de la Junta en materia urbanística”. “La Junta se encuentra a la espera de que el Ministerio de Medio Ambiente llegue a un acuerdo sobre el precio del suelo con los propietarios de los terrenos para proceder a su demolición”.

  • 11 de agosto de 2007 (ABC). El presidente de la Junta, Manuel Chaves, deja claro que el hotel de El Algarrobico no se va a abrir nunca y en su momento se derribará, un compromiso que, recalca, ha asumido la Administración andaluza. “El Algarrobico será un edificio que se derribará”, insiste.

  • 5 de febrero de 2008 (Efe). Tras aprobar el Plan de Ordenación de los Recursos Naturales (PORN), la Junta dice estar “más cerca” de la demolición del hotel. “No será inaugurado”, asevera Fuensanta Coves, consejera de Medio Ambiente.

  • 5 de marzo de 2008 (Ideal). El presidente de la Junta, Manuel Chaves, declara que “pase lo que pase”, el hotel será derribado, aunque apuesta por alcanzar un acuerdo entre el Gobierno, la Junta y la empresa constructora de cara a poder “evitar el proceso judicial, que retrasaría todas las actuaciones”.

  • 17 septiembre de 2008 (Diario de Sevilla). Fuensanta Coves, como presidenta del Parlamento andaluz: “Tengo que expresar mi total seguridad de que los actuales responsables medioambientales seguirán luchando por lo que yo, el propio presidente del Gobierno andaluz y todos los partidos andaluces, anunciaron hace ya años: Ese edificio será derribado. Así, además, se pronunció este Parlamento por unanimidad”.

  • 8 de marzo de 2009. En una entrevista concedida a Europa Press, Manuel Chaves sentenció que el hotel de Azata del Sol “no se va a construir”, por lo que aseguró que “una vez se aclare la maraña judicial creada, se terminará derribando”.

  • 9 de mayo de 2009 (El País). “El deseo expresado por el Gobierno andaluz es que el espacio estuviera como estaba antes, aunque estamos pendientes de que los tribunales decidan”, declara la nueva consejera de Medio Ambiente, Cinta Castillo. “Mi empeño –añade- será proteger, conservar y difundir. Creo que El Algarrobico por añadidura le ha hecho mucho daño a Cabo de Gata y le puede estar haciendo daño a Almería”.

  • 7 de diciembre de 2009 (El País). “Sobre si El Algarrobico se va a tirar, cuándo se va a tirar y a costa de quién se va a tirar, no hay novedad. Sigue abierto. Hay más de un procedimiento abierto para que podamos tener seguridad jurídica”, dice Cinta Castillo. Pero apostilla: “El hotel no perjudica medioambientalmente”.

  • 28 de octubre de 2010. “No queremos que se construya ese hotel”, declara el nuevo consejero de Medio Ambiente, José Juan Díaz Trillo.

  • 20 noviembre de 2010. La ministra de Medio Ambiente y Medio Rural y Marino, Rosa Aguilar, garantiza a José Antonio Griñán, presidente de la Junta de Andalucía, su “compromiso” de colaborar con la Junta para “dejar libre de El Algarrobico el parque natural de Cabo de Gata”.

  • 7 de diciembre de 2010. El nuevo presidente Griñán se refiere al hotel al ser preguntado por el también polémico proyecto urbanístico en el Hoyo de la Altica, en la zona de Retamar: “En este caso no va a suceder lo mismo que en el Algarrobico porque no se va a hacer nada ilegal”.

 

 

Página de inicio