PIDEN COMPENSAR LA PROHIBICIÓN TOTAL SOBRE LA DEFORESTACIÓN EN AMÉRICA LATINA

Fuente: Ecoestrategia/Washington. 14-02-11

 

Los agricultores de América Latina y el Caribe padecerán miles de millones en pérdida de ingresos en las próximas dos décadas si se pone en vigor una prohibición total de la deforestación, poniendo de relieve la necesidad de emprender acciones compensatorias para aliviar la pobreza en las zonas rurales afectadas, sostuvo un estudio piloto del Banco Interamericano de Desarrollo (BID).

El estudio también encontró que una prohibición de la deforestación tendría un impacto insignificante en los precios de los alimentos.

Los países más pequeños de América Central y el Caribe, que poseen menos alternativas económicas dentro y fuera de la agricultura, podrían padecer consecuencias desproporcionadas a partir de la prohibición, mientras que los países más grandes y con una mayor diversidad como Brasil pueden llegar a beneficiarse de dicha prohibición, de acuerdo con el estudio “Emisiones de efecto invernadero en la agricultura de América Latina y el Caribe”, que fue presentado recientemente durante un seminario en la sede central del BID en Washington.

El estudio prevé que una hipotética prohibición completa del desmonte de tierras destinadas a la agricultura en las zonas tropicales de América Latina y el Caribe podría generar posibles pérdidas agrícolas significativas en estas áreas.

Por ejemplo, en 2030 los agricultores podrían obtener unos 9.400 millones de euros menos en comparación a los ingresos que podrían generar sin una prohibición. Aunque hay mucha incertidumbre sobre el valor de las emisiones de gases de efecto invernadero en el mercado, compensar a los agricultores para abstenerse de efectuar el desmonte de terrenos sólo compensaría un poco más de la mitad del total de pérdidas agrícolas asociadas con la prohibición.

 

 

Página de inicio