OCEANA CELEBRA EL APOYO DEL MINISTERIO DE MEDIO AMBIENTE Y DEL GOVERN BALEAR A LA PROTECCIÓN DE LAS MONTAÑAS SUBMARINAS DE BALEARES

 

FUENTE: OCEANA. 04-03-11

 

  • Se trataría de la primera área marina protegida creada para preservar montañas en el Mediterráneo, por lo que España se convertiría en un país pionero 

  • La protección de las montañas del Canal de Mallorca supondrá la conservación de cientos de especies y hábitats marinos de gran importancia para la biodiversidad en el Mediterráneo

Oceana muestra su satisfacción ante el anuncio realizado hoy por el Ministerio de Medio Ambiente y Medio Rural y Marino de su compromiso de dar protección a una de las áreas de mayor biodiversidad del Mediterráneo español, las montañas submarinas del Canal de Mallorca. Esta decisión, que representa una apuesta firme del Gobierno español por la conservación de hábitats y especies, supondría la designación de la primera área marina de todo el Mediterráneo creada para proteger montañas submarinas. El área submarina que se protegería sería aproximadamente de un tamaño similar a la isla de Mallorca.

Oceana ha realizado numerosas campañas de investigación en estas montañas, conocidas como Ausias March, Ses Olives y Emile Baudot, constatando la presencia de hábitats y especies de importancia internacional, como grandes campos de rodolitos, formaciones de coralígeno o uno de los escasos campos de coral bambú (Isidella elongata) que posiblemente queden en el Mediterráneo. Multitud de especies listadas en diversos convenios y legislación están también presentes en sus fondos y han podido ser documentados por Oceana, como la esponja carnívora Asbestopluma hypogea, las gorgonias Savaglia savaglia y Eunicella verrucosa o los moluscos Charonia lampas, Ranella olearia y Erosaria spurca.

El hecho de proteger y gestionar correctamente elevaciones sumergidas significa un gran beneficio tanto para las especies que las habitan directamente como para aquellas presentes en la columna de agua suprayacente. Así, cetáceos como delfines mulares (Tursiops truncatus) y listados (Stenella coeruleoalba), calderones comunes (Globicephala melas) e incluso cachalotes (Physeter macrocephalus), tortugas marinas, especialmente la tortuga boba (Caretta caretta) y otros grandes pelágicos como túnidos o algunos tiburones, podrán beneficiarse de la protección del área.

Oceana, que presentará un nuevo informe sobre estas montañas en los próximos meses, ha divulgado y reclamado esta necesidad de protección desde hace años en el ámbito nacional e internacional:

“En el Mediterráneo se encuentran numerosas elevaciones sumergidas, tanto de gran porte, como es el caso de las que nos ocupan, como infinidad de otras pequeñas elevaciones. Todas ellas generan mucha vida a su alrededor y se encuentran amenazadas, por lo que trabajar en su protección es una tarea obligada para nuestros gobiernos”, señala Xavier Pastor, Director de Oceana para Europa. “Desde que comenzamos a divulgar la importancia de estas montañas, el presidente del Govern Balear, Francesc Antich, ha mostrado gran interés en la protección del área, consciente de la importancia de los ecosistemas presentes y de los demostrados beneficios socioeconómicos y ecológicos que generan las áreas marinas protegidas correctamente gestionadas”.

Como primera medida efectiva para la protección, Oceana ha insistido en la imprescindible retirada de los buques de arrastre del área, por suponer esta técnica de pesca la más seria e inminente amenaza para hábitats especialmente sensibles.  

 

 

 

Página de inicio