TALLER DE VIVEROS EN EL AULA

 

© Texto: Magdalena Cara -2000-

 

ÍNDICE

INTRODUCCIÓN 

ESTUDIO DE REPOBLACIÓN DE UN ESPACIO 

1.- Reflexionar sobre la importancia que tienen las masas vegetales.

2.- Elección del espacio a repoblar.

3.- Conocer los rasgos físicos de la zona.

4.- Comprender cuáles son las características ecológicas de la zona.

5.- Determinar las especies con las que se va a reforestar.

6. Decidir el modelo y método de reforestación

7.- Preparar eficazmente las salidas y las actuaciones a realizar en el campo.

8.-Reforestar, restaurar la cubierta vegetal de nuestra zona,.

9.- Cuidados posteriores y seguimiento de la evolución de las diferentes especies y zonas reforestadas.

10.- Proporcionarnos las plantas. Construir un vivero escolar. 

UN VIVERO

- Elección del lugar. 

TÉCNICAS DE PROPAGACIÓN DE ÁRBOLES Y ARBUSTOS AUTÓCTONOS 

1.- LA REPRODUCCIÓN SEXUAL Ó POR SEMILLAS

·         Tratamiento: 

SEMILLEROS 

ÉPOCA DE RECOGIDA 

ÉPOCA DEL AÑO EN QUE SE REALIZA LA RECOGIDA DE LOS FRUTOS PARA LAS DISTINTAS ESPECIES 

ÉPOCA DE DISEMINACIÓN

REPRODUCCIÓN POR ESTAQUILLADO

Estaquillas de verano.

Estaquillas de invierno.

Esquejes de raíz

Esquejes de madera blanca.

Esquejes semimaduros.

Esquejes laterales (con talón).

Esquejes internodales.

Acodo sencillo 

CARACTERÍSTICAS DE ALGUNOS ÁRBOLES 

QUERCUS

VEGETACIÓN DE RIBERA.

FRESNO, 0LM0 Y ALIS0S.

CONÍFERAS

L0S ARBUSTOS

- El boj (Buxus sempervirens)

- El enebro de la Miera (Juniperus oxicedrus)

- El espino (Crataegus monogyna)

- El aligustre (Ligustrum vulgare)

- El rosal silvestre (Rosa spp.)

- El romero (Rosmarinus officinalis)  

¡A REPOBLAR TOCAN! 

BIBLIOGRAFÍA 

INTRODUCCIÓN. 

La acción de la escuela sobre el medio puede tener múltiples facetas y una de ellas es el compromiso de la escuela para cambiar el ámbito cotidiano en el que se sitúa el trabajo pedagógico. Es decir, enseñar con el ejemplo, buscar una práctica ambientalmente correcta y coherente y educar en ella a nuestros alumnos y alumnas. 

Mejorar el entorno de aprendizaje puede ser un potente instrumento docente, no sólo porque adquiere una mayor calidad como “continente” del proceso de aprendizaje, sino también porque supone iniciar un esfuerzo en común de la comunidad educativa para mejorar el medio.

El patio lugar de juego y esparcimiento es un buen lugar para empezar esa transformación. La importancia de ese espacio no sólo radica en su valor emocional y de uso, sino también en su valor como paisaje escolar que nos impresiona y nos informa sobre el centro. 

Crear espacios naturales, polivalentes y multifuncionales que permitan mayor diversidad de juegos y actividades,... son iniciativas que van a ir cambiando la escuela y que ayudan a desarrollar un mayor aprecio por el medio.

 

La idea que podemos desarrollar en los centros, es la de construir ÁREAS   NATURALES EN EL ESPACIO ESCOLAR, tales como ( jardines, huertos, viveros, charcas, setos, rocallas de aromáticas, etc.

El interés de que los centros educativos instalen y trabajen el huerto escolar como recurso didáctico, tiene una doble finalidad: 

- Referencia cultural y acercamiento de los centros a su entorno natural, para entender las relaciones y dependencias que tenemos con él.

- Interés educativo; en el reconocimiento de la educación ambiental en los diseños curriculares como eje transversal. 

ESTUDIO  DE  REPOBLACIÓN  DE  UN  ESPACIO.

Como todo programa de Educación Ambiental se debe partir de una problemática del entorno natural cercana al Centro educativo e ir generando las estrategias necesarias para sensibilizar a toda la comunidad escolar  de realizar actuaciones encaminadas a solucionar dicho problema. 

1.- Reflexionar sobre la importancia que tienen las masas vegetales.

Podemos abordar el estudio en nuestra provincia desde la problemática general de la DESERTIZACIÓN, la perdida progresiva de suelo y biodiversidad de fauna y de flora que se perdería progresivamente, sino se realizan actuaciones positivas desde todos los ámbitos sociales. 

2.- Elección del espacio a repoblar.

Los ecosistemas necesitados de revegetación en Almería son diferentes, y será una decisión consensuada de la comunidad escolar la elección de dicho espacio: un bosque cercano al municipio, una rivera, un espacio agrícola abandonado, una Vía Pecuaria, una plaza pública, un jardín ó el propio espacio escolar. 

3.- Conocer los rasgos físicos de la zona: suelo (naturaleza química del sustrato: silíceo o calizo, profundidad...), clima (precipitación anual y su reparto mensual, temperaturas...). etc. 

4.- Comprender cuáles son las características ecológicas de la zona

5.- Determinar las especies con las que se va a reforestar. Estas especies se elegirán como resultado de una serie de estudios sobre la vegetación potencial que debería existir, la que hay en la actualidad, las características del terreno y la finalidad que tiene la repoblación prevista. 

6. Decidir el modelo y método de reforestación :la finalidad consiste en una aproximación a la restauración del bosque originario del lugar , con un enfoque claramente didáctico y social. 

7.- Preparar eficazmente las salidas y las actuaciones a realizar en el campo. 

8.-Reforestar, restaurar la cubierta vegetal de nuestra zona, mediante la introducción de especies climáticas o subclimáticas autóctonas, cuidando de manera especial el impacto ambiental que pueda producirse y respetando la diversidad biológica. 

9.- Cuidados posteriores y seguimiento de la evolución de las diferentes especies y zonas reforestadas. 

10.-PROPORCIONARNOS LAS PLANTAS. CONSTRUIR UN VIVERO ESCOLAR. 

UN VIVERO.- Es una superficie, ó zona destinada a la multiplicación y cuidado de las plantas hasta que pueden ser plantadas en otro lugar. El desarrollo y puesta en marcha de un vivero forestal implica una planificación de dos años para que los plantones estén preparados para el trasplante en un lugar definitivo.

El trabajo en un vivero requiere un entrenamiento, las personas han de formar un equipo bien coordinado. Veremos ahora unas nociones básicas como primera guía: 

Elección del lugar.

 

Puede instalarse en un espacio al aire libre (terraza, patio) protegido de los vientos dominantes de la zona y cultivando en recipientes. El empleo de recipientes permite utilizar mezclas de tierras elaboradas ex profeso o compradas ya preparadas. En zona de tierra (jardín o huerto) que ahorra espacio y se siembra a “ raíz desnuda”, directamente en el suelo. Para especies de hoja caduca.  

Mil árboles ocupan 7 ó 10 metros cuadrados según se empleen recipientes o no. Los cuadros han de tener, a ser posible, el lado más largo de Este a Oeste para que las hileras interiores y exteriores tengan la misma iluminación, y una anchura máxima de 1 m. para facilitar la escarda del centro. Así las bandas alcanzarán 6 y de 5 a 20 m. con o sin recipiente, y tendrán 15 hileras (con 70 plantas) o 5 hileras respectivamente. Los caminos pueden ser de medio metro de anchura

La protección  del espacio es indispensable. La valla la podemos hacer de plantas de crecimiento rápido ó de cañizo. 

TÉCNICAS  DE  PROPAGACIÓN  DE  ÁRBOLES  Y  ARBUSTOS  AUTÓCTONOS.

1.- LA REPRODUCCIÓN SEXUAL Ó POR SEMILLAS permite conseguir gran cantidad de ejemplares; es el mecanismo natural de las especies silvestres.

bulletRecogida de las semillas:

 

Tras comprobar que las semillas están totalmente secas, ponedlas en un recipiente que las deje transpirar y seguidamente guardarlas en un lugar fresco, oscuro y seco. La parte inferior de una nevera es un lugar idóneo.

Si las semillas tienen pulpa (manzano, rosal...) debéis quitársela, limpiar las semillas con agua y, por supuesto, dejarlas secar. 

·         Tratamiento:

Las semillas de algunas especies son excesivamente “perezosas” para germinar y necesitan tratamientos especiales, por ejemplo:

- Escaldado: consiste en hervir las semillas durante un minuto y dejarlas luego en agua todo el día.

- Esclarificado: para permitir que la humedad llegue con facilidad al interior de la semilla, se ralla la corteza con una lija o se frota con arena de río.

        - Estratificado: es guardar las semillas en arena hasta sembrarlas.

 

SEMILLEROS: 

Cuando por fin disponemos de las semillas preparadas para su siembra, los semilleros nos serán de gran utilidad para aumentar la proporción de semillas que llegan a árboles. 

- Conseguid un recipiente.

- Aseguraos de que tiene agujeros suficientes para drenar bien el agua.

- Llenadlo a partes iguales con arena de río y compost o mantillo.

- Colocad las semillas en hileras.

- Cubridlas con tierra (un espesor cuatro veces el diámetro de las semillas).

- Regadlas frecuentemente.

 

ÉPOCA DE RECOGIDA. 

La regla general aplicable por tanto a la mayoría de las especies forestales es que las mejores semillas son las procedentes de frutos que están bien maduros. Sin embargo, se ha visto que las recolecciones tempranas de frutos poco antes de su completa madurez favorecen la germinación temprana de primavera para algunas especies, como: Fraxinus excelsior, Carpinus betulus, Tilia cordata, Sorbus aucuparia, Evonymus europaeus, Sambucus nigra, Prunus serotina, etc.

 

Estas semillas suelen presentar letargo interno y como consecuencia germinan muy lentamente, pero se consigue mejorar su germinación en la primavera siguiente si se siembran las semillas procedentes de los frutos recolectados ligeramente verdes a finales de verano, inmediatamente después de su recolección.

 

Para aquellas semillas que se deben recolectar cuando los frutos están completamente maduros la época de recogida comprende el espacio de tiempo que media entre la maduración y la diseminación. Este período de tiempo varía enormemente con la especie, pues mientras unos frutos permanecen durante mucho tiempo en el árbol cerrados, otros se abren o caen después de que maduran. Por último, existen especies cuyos frutos permanecen durante mucho tiempo en el árbol, pero al ser éstos muy apetecidos por pájaros a otros animales los consumen rápidamente, desapareciendo en poco tiempo. 

A continuación se incluye un cuadro en el que se indica de una manera general la duración del período de recogida para algunas especies.  

ÉPOCA  DEL  AÑO  EN  QUE  SE  REALIZA  LA  RECOGIDA  DE  LOS  FRUTOS  PARA  LAS  DISTINTAS  ESPECIES

 

ÉPOCA DEL AÑO                                              ESPECIES 

Primavera (Abril-mayo-junio) Eucalytus spp. (1), Populus spp., Salix spp., Ulmus  

Finales de primavera y principios de verano: Caragana arborescens, Morus alba, Prunus avium,       

Verano: Acacia spp., Amelanchier spp., Betula alba, Ceratonia siliqua, Crataegus spp. (2), Hedera helix, Morus nigra, Philadelphus spp., Prunus spp., Pseudotsuga taxofilia, Ribes spp., Rosmarinus officinalis, Sambucus spp. (2), Tsuga spp. (2), Viburnum spp. (2). 

Finales de verano y principios de otoño: Abies spp., Aesculus spp., Amigdalus communis, Amorpha spp., Arctostaphylos uva-ursi, Aronia spp., Buxus sempevirens, Camelia japonica, Carpinus betulus (2),  Chamaecyparis lawsoniana, Cephalotaxus drupacea, CiS tus spp., Colutea arborescens, Cornus spp., Coronilla  spp., Cytisus spp., Evonymus spp. (2), Fagus sylvatica,  Ginko biloba, Koelreuteria paniculata, Laurus nobilis,  Libocedrus decurrens, Liquidambar styraciflua, Lonicera spp., Magnolia grandiflora, Mahonia aquifclium, Malus spp., Mirtus communis, Pyrus spp, Rhamnus spp., Ricinus communis, Ruscus aculeatus, Sequoia spp., Solanum dulcamara, Sorbus spp. (2), Spartium junceum, Thuja spp., Thujopsis dolabrata, Tilia spp. (2). 

Otoño: Acer (excepto A. negundo), Alnus glutinosa, Arbutusunedo, Berberis vulgaris, Carya spp., Castanea spp., Cedrus spp., Cercis siliquastrum, Cinnamomum camphora, Cory1us avellana, Criptomeria japonica, Cupressus spp., Eleagnus angustifolia, Gleditsia triacanthos, Hamamelis spp., Juglans spp., Larix spp., Liriodendron tulipifera, Maclura aurantiaca, Olea europea, Phillyrea angustifoliá,.Photinia, spp., Picea spp., Pistacia spp., Ptelea trifoliata, Qúercus spp., Retama spp., Rhododendron spp., Rhus spp., Robinia pseudoacacia, sophora japonica, Spiraea spp., Syringa vulgaris, Taxo-dium distichum, Taxus baccata. 

Qtoño-invierno: Acer negundo, Ailanthus glandulosa, Catalpa bignonioides, Celtis spp., Citrus spp., Cotoneaster spp., Fraxinus spp (3) Hippophae rhamnoides, llex aquifolium, Lagarstroemia indica, Juniperus spp., Ligustrum spp., Melia azedarach, Nerium oleander, Phoenix dactylifera, Pinus spp., Platanus spp., Punica granatensis, Pyracan tha spp., Rhodotyp kerrioides, Rosa spp., Symphoricarpus spp. 

(1) La recogida de esta semilla prácticamente se puede realizar en casi todas las estaciones del año. 

(2) Los frutos de estas especies se deben recolectar cuando aún no estén completamente maduros, si se quiere obtener buenas germinaciones en las siembras tempranas. 

(3) Las recolecciones tempranas de los frutos de Fraximus excelsior favorecen su germinación. 

ÉPOCA DE DISEMINACIÓN. 

La época en que tiene lugar la diseminación es característica de cada especie, pues mientras unas lo hacen inmediatamente después de la maduración (finales de verano o principios de otoño), otras la retrasan hasta que llegan los fríos o, más corrientemente, hasta que empiezan las lluvias o los calores primaverales. 

La época de diseminación puede variar de un año para otro y de una región a otra, debido a las condiciones climatológicas, pues, por ejemplo, para muchas coníferas el tiempo húmedo o las nieblas otoñales retrasan la apertura de las piñas durante largo tiempo y bastan unos pocos días secos y soleados para que la dispersión de las semillas se realice totalmente. 

Es importante hacer notar que los frutos o piñas de muchas coníferas se abren para dejar caer las semillas y luego se vuelven a cerrar con las lluvias o el tiempo húmedo, pudiendo permanecer en el árbol durante varios meses o años, pareciendo que todavía no han abierto, pero ya sin semilla dentro. Generalmente estas piñas se distinguen fácilmente de aquellas que todavía no han abierto, pero en algunos casos pueden inducir a error, especialmente a aquellos recolectores que no tienen mucha experiencia. 

REPRODUCCIÓN POR ESTAQUILLADO. 

Para aumentar las posibilidades repobladoras, se utiliza  la técnica del estaquillado, por su sencillez y buenos resultados. 

Estaquillas de verano .

·         Se extraen de los brotes del año de diferentes matorrales que no pierden la hoja en invierno. (plantas perennes).

·         Se recogen al finalizar el verano.

·         Algunas plantas como: romero, lavanda, brezo, tomillo....

 

Estaquillas de invierno.

·         Se extraen de las ramas de uno o dos años de los árboles y arbustos que pierden la hoja en otoño. (plantas caducifólias)

·         Se recogen en invierno (sin hojas).

·         Algunas plantas como: saúco, tamariz .sauce, chopo...

 

Se localiza una planta vigorosa, sana y que posea gran cantidad de ramas. Escoged las ramas que hayan crecido más en el último año. Cortad los tallos con unas tijeras de podar sin producir desgarros. Las estaquillas deben medir entre 15 y 20 cm de longitud. Una vez recogidas las estaquillas, quitadles las hojas de la mitad inferior. Para que enraícen mejor pelad la punta inferior de la estaquilla.