DINÁMICA ESTACIONAL DE LA COMUNIDAD DE AVES ACUÁTICAS EN LOS HUMEDALES DEL LEVANTE ALMERIENSE (SE IBÉRICO). CARACTERIZACIÓN E IMPORTANCIA ORNÍTICA PROVINCIAL

 

Enciso y Paracuellos, 1997. Oxyura, 9: 29-43

JJ Matamala

INTRODUCCIÓN

En la actualidad, varios son ya los trabajos realizados que han descrito cuantitativamente la evolución poblacional de las comunidades de aves acuáticas en los principales humedales almerienses, tratándolos tanto de forma aislada (por ejemplo, para Albuferas de Adra, Martínez Vidal y Castro, 1990; Salinas de Guardias Viejas, Paracuellos, 1993; Salinas de Cerrillos, López Martos, 1995; Salinas de Cabo de Gata, Castro, 1993), como en su conjunto (Paracuellos et al.,  1994). No obstante, en la provincia de Almería existen otras localidades húmedas a las que, hasta el momento, no se le ha prestado el suficiente interés ornítico (tan solo datos puntuales; por ejemplo, Segovia, 1995; Enciso y de Lara, 1996), pese a que el tipo de biotopos que albergan es muy escaso, de alto valor ecológico y parcheado a nivel peninsular (Casado y Montes, 1995).

Con el fin de completar la información referente a la avifauna relacionada con los complejos húmedos del sudeste ibérico (ver referencias arriba citadas y Robledano et al.,  1992), en el presente estudio se aportan los resultados obtenidos al cuantificar los valores del ciclo anual, para la comunidad de acuáticas en seis humedales próximos y localizados en el margen este de la provincia de Almería. Así mismo, se describe la contribución de los mismos al total provincial de las poblaciones orníticas mencionadas.

ÁREA DE ESTUDIO

La zona de estudio (Fig. II.1), entre los núcleos urbanos de Mojácar, Huercal-Overa y Pulpí (Almería), se halla ubicada en el piso bioclimático Termomediterráneo, bajo ombroclima Árido e influencia marítima, caracterizándose por poseer veranos cálidos, inviernos suaves y con bajos niveles de precipitación (Rivas Martínez, 1987; Capel, 1990). Dicha área se localiza en una situación estratégica para el flujo migratorio de aves entre el Paleártico Occidental y el continente africano (por ejemplo, Fitter y Fernández-Cruz, 1972).

Las localidades, comprendidas entre los 0 y los 200 m s. n. m., son tres lagunas naturales relacionadas con las desembocaduras de los ríos Aguas, Antas y Almanzora, una depresión salina encharcable (Saladar de los Canos), el tramo bajo y el embalse (Pantano de Cuevas) del Río Almanzora (ver siglas en Fig. II.1). En general, la extensión que ocupa el conjunto de zonas es de más de 650 ha, abarcando globalmente un tercio del total de área húmeda de la provincia.

Las lagunas en las desembocaduras de ríos presentan similares superficies (10, 13 y 9 ha para AG, AN y DA respectivamente). En las mismas, el agua es de carácter salobre y con mínimas oscilaciones estacionales del nivel de inundación. Por ello, la superficie hídrica en todas es permanente, ostentando una profundidad media siempre superior al metro de altura. La vegetación de orla presenta gran volumen y es helofítica (principalmente con Phragmites australis), siendo también la hidrófila muy densa (Najas marina y Potamogeton pectinatus). La fauna sumergida más abundante está representada por peces como Atherina boyeri o especies de mugílidos.

La depresión salina (SC) abarca una superficie total en torno a las 100 ha. Cuando existe agua en ella (con inviernos lluviosos), ésta es de carácter salino o hipersalino. Debido a su poca profundidad (muy inferior siempre al metro de altura), durante el estiaje suele secarse por completo. La comunidad vegetal de SC es halófila, estando compuesta principalmente por un extenso saladar arbustivo (Arthrocnemun sp., Limonium sp., etc.), a causa de la alta concentración de sales en el suelo.

El tramo de río estudiado (BA) comprende intervalos con mínimo caudal y lagunas originadas por la extracción de áridos (en total unas 14 ha), con profundidades variables de agua dulce (desde pocos cm a más de 1 m) y orillas apenas carentes de vegetación de ribera. No obstante, existen ciertos puntos con P. australis y Typha dominguensis.

El embalse (PA) comprende un máximo inundado de 520 ha de agua dulce, aunque para el período de estudio solo se cubrió en un 87% de la superficie total. No obstante y pese a las oscilaciones hídricas de llenado, en los años analizados no han descendido los niveles en más del 50% del área. La profundidad máxima se obtiene en la presa, hallándose en torno a los 40 m de columna de agua. Dicha altura decrece progresivamente hacia la cola donde, debido a la existencia de aguas someras, está colonizada en algunos puntos por vegetación freatófita (principalmente Tamarix sp. y P. australis). La presencia íctica en el pantano es abundante y compuesta principalmente por ciprínidos.

Para una mayor información del área de estudio, ver el capítulo II.

MATERIAL Y MÉTODOS

Censos de aves

Desde enero a diciembre de 1995 se procedió al censado completo de la avifauna acuática en las zonas del levante provincial (AG, AN, SC, DA, BA y PA; conteos siempre hechos por J. P. Enciso), así como en las restantes de Almería con presencia de tales especies (AL, GV, ES, NO, CE, CG, BE, SM, GA, GP; Paracuellos, 1996-97). En las distintas localidades se realizaron de 1 a 5 muestreos mensuales con prismáticos y telescopio (excepto en BE, SM, GA y GP, donde se realizó normalmente un único censo por estación), desde puntos de visualización que abarcaron la totalidad de superficie húmeda provincial. Pese a cuantificar globalmente los ejemplares observados, las cifras no aportan números absolutos sino órdenes de magnitud, debido a que su detectabilidad no fue, en muchos casos, absoluta (Amat, 1984).

Descripción de la comunidad

Debido a la gran cercanía existente entre los humedales del levante (con una distancia máxima de 16 km entre las dos localidades más alejadas, AG y PA; Fig. II.1) y al probable y continuo flujo de individuos entre los mismos, consideramos a las poblaciones de acuáticas en todos ellos formando parte de una misma comunidad. Con el fin de cuantificar los datos de ella, se tomó el valor medio mensual de efectivos en cada localidad, sumándose posteriormente los resultados de todas para obtener una única cifra por especie y mes. Por otro lado, para su estudio y comparación con las localidades del resto de la provincia, las especies se agruparon en agregados de afinidad ecológica. Estos grupos fueron los de somormujos, cormoranes, garzas y afines, flamencos, patos y afines, rapaces, fochas y afines, limícolas y gaviotas y afines (siglas en el capítulo III). No obstante, hubo un conjunto de especies (Bubulcus ibis, Burhinus oedicnemus y Alcedo athis) no incluidas en los grupos arriba enumerados, que aún asociándose a los humedales, no dependieron normalmente para su alimentación de ellos (B. ibis y B. oedicnemus) o carecieron de relación ecológica con el resto de acuáticas citadas (A. athis), por ello se incluyeron en un conjunto aparte, heterogéneo y sin afinidad ecológica (otras aves; OTR). Debido a la desigual información obtenida de OTR en las localidades del levante y  en las del resto de la provincia, para dicho agregado de aves no se compararon los resultados entre ambos conjuntos de humedales.

Los parámetros utilizados en la caracterización de la comunidad fueron la abundancia de cada grupo de acuáticas, así como la total del conjunto de ellos, la diversidad total según el índice B = 1/∑pi2 (Levins, 1968), donde pi fue la proporción con que la especie i contribuyó a la abundancia total, y la dominancia total mediante la expresión d = (pi) max (May, 1975), donde (pi) max fue la proporción de la especie que con más individuos contribuyó a la abundancia total. Dependiendo de la naturaleza de los valores, las correlaciones y las comparaciones de promedios se realizaron mediante los tests de la R de Spearman y de Wilcoxon respectivamente.

RESULTADOS

Características orníticas de cada localidad

AG se caracterizó por poseer una dominancia de GAV a lo largo de casi todo el año (principalmente de Larus ridibundus y Larus cachinnans), aunque el número más alto de efectivos del grupo se dio en el invierno. Con menores resultados se situaron FCH (Fulica atra) principalmente en el estiaje y PAT (Anas platyrhynchos y Aythya ferina) de forma esencial en la invernada. Los mayores valores de nidificación se correspondieron nuevamente con los de FCH.

AN presentó una alta abundancia de OTR, destacando el grupo durante el período invernal debido a la ubicación en el carrizal de un dormidero de B. ibis. Además, en el humedal predominaron GAV (L. cachinnans y Larus fuscus como más abundantes), PAT (A. ferina principalmente) y FCH (F. atra), todos los grupos con el grueso de ejemplares durante el invierno. Para esta zona también fue FCH el conjunto que predominó como reproductor.

En el período de inundación de SC (invierno) se encontraron en esta localidad efectivos de PAT (A. platyrhynchos) y LIM (destacando Charadrius alexandrinus e Himantopus himantopus). Durante el estiaje, al desecarse por completo el humedal, no se censaron casi en absoluto acuáticas en él. LIM fue el único grupo ornítico que se presentó criando en la zona.

Para DA también dominó GAV durante el invierno (debido nuevamente a L. ridibundus y L. cachinnans). FCH (F. atra) fue su segundo conjunto en importancia, con los valores más elevados en el período estival y como grupo más importante en cuanto a efectivos nidificantes.

BA se caracterizó por poseer durante el período reproductor los mayores resultados, tanto poblacionales como de nidificación, en LIM (por H. himantopus). También destacaron en la zona FCH (Gallinula chloropus y F. atra) y OTR (B. ibis).

A diferencia del resto de humedales de estudio, en PA el grupo más abundante durante el invierno fue COR (Phalacrocorax carbo), seguido por GAV (L. cachinnans). También fueron abundantes SOM (por Tachybaptus ruficollis y Podiceps cristatus), FCH (G. chloropus y F. atra), OTR (por el dormidero en la cola del embalse de B. ibis) y PAT (A. platyrhynchos). SOM, así mismo, fue el agregado con mayores cifras de reproducción para el humedal.

Características globales para los humedales del Levante Almeriense

En general fueron 61 las especies de aves cuantificadas a lo largo del año, obteniéndose los mayores valores de abundancia total de acuáticas para el área de estudio durante el invierno, con un máximo de más de 1.500 individuos en febrero, siendo el mínimo de algo menos de 400 en agosto (Fig. V.1; Tabla V.1). El grupo ornítico más abundante de forma global fue OTR (debido a los dormideros de B. ibis, ver arriba) seguido por GAV. Con menores resultados se dieron el resto, aunque LIM se presentó como conjunto dominante en julio y FCH en mayo y agosto (Fig. V.1; Tabla V.1).

Tabla V.1

Valores medios mensuales de abundancia poblacional (nº medio de individuos) para cada especie de la comunidad de acuáticas en los humedales del Levante Almeriense.

Especies

E

F

M

A

M

J

J

A

S

O

N

D

 Tachybaptus ruficollis

24

24

 24

 24

 16

 26

 30

 22

10

12

 13

 12

 Podiceps cristatus

 32

 32

 30

 42

 40

 39

 38

 42

 42

 38

 38

 29

 Podiceps nigricollis

 ---

 ---

 ---

 ---

 ---

 ---

 ---

 ---

 1

 ---

 ---

 ---

 Phalacrocorax carbo

 111

 85

 98

 6

 4

 ---

 ---

 ---

 20

 80

 203

 208

 Ixobrychus minutus

 ---

 ---

 ---

 ---

 4

 4

 4

 7

 ---

 ---

 ---

 ---

 Nycticorax nycticorax

---

 ---

 ---

 ---

 ---

 ---

 ---

 1

 ---

 ---

 ---

 ---

 Ardeola ralloides

 ---

 ---

 ---

 ---

 ---

 ---

 ---

 1

 ---

 ---

---

 ---

 Bubulcus ibis

 277

 430

 280

 320

 68

 4

80

 60

 221

 436

 452

 430

 Egretta garzetta

 15

 28

 27

 20

 14

 2

 5

 10

9

 13

 11

 10

 Ardea cinerea

 3

 6

 7

 9

 8

 4

 6

 6

 6

 8

 12

 10

 Ardea purpurea

---

 ---

 ---

 1

 6

 3

 2

 2

 ---

 ---

 ---

 ---

 Plegadis falcinellus

 1

 1

 1

 1

 1

 1

1

 1

1

 1

 1

 2

 Phoenicopterus ruber

 ---

 ---

 ---

 ---

 ---

 1

 1

 ---

 2

 ---

 ---

 ---

Anser anser

1

 1

 ---

 ---

 ---

 ---

 ---

 ---

 ---

 ---

 ---

 ---

 Anas penelope

 5

 ---

 ---

 ---

 ---

 ---

 ---

 ---

 ---

 2

 ---

 ---

 Anas crecca

 3

 3

 3

 ---

 ---

 ---

 ---

 ---

 ---

 ---

 3

 ---

 Anas platyrhynchos

 26

 48

 38

 50

 40

 40

 38

 45

 36

 73

 48

 30

 Anas acuta

 1

 ---

 ---

 ---

 ---

 ---

 ---

 ---

 ---

 ---

---

 ---

Anas querquedula

 ---

 ---

 ---

 1

 ---

 ---

 ---

 ---

 ---

 ---

 ---

 ---

Anas clypeata

 2

 1

 7

 ---

 ---

---

 ---

 2

 1

 ---

 3

---

 Marmaronetta angustirostris

 ---

 ---

 ---

 ---

 ---

 ---

 ---

 ---

 ---

 ---

 ---

 1

 Netta rufina 

 ---

 ---

 ---

---

---

 ---

 ---

 ---

1

 ---

 ---

 ---

 Aythya ferina 

 180

 120

 ---

 ---

 ---

 ---

 1

 13

 1

 15

 81

 81

 Aythya fuligula 

 2

 1

 ---

 ---

 ---

 ---

 ---

---

 ---

 ---

 1

 2

 Circus aeruginosus 

 ---

 1

 ---

 ---

 ---

 ---

 ---

  ---

 ---

 ---

 2

 ---

 Pandion haliaetus 

 ---

 ---

 ---

 ---

 2

 ---

---

 ---

 ---

 ---

 ---

 ---

 Falco peregrinus 

 ---

 ---

 ---

 ---

---

 1

 ---

 ---

 ---

 ---

 ---

 ---

 Rallus acuaticus 

 6

 6

 7

 6

 4

4

 4

 4

 4

 4

 4

 4

 Porzana porzana 

 ---

 --- 

 ---

 1

 ---

 ---

 ---

 ---

 ---

 ---

 ---

 ---

 Gallinula chloropus 

 36

 22

 14

 18

 18

 6

 15

 12

 12

 15 

 19

 12

 Fulica atra 

 116

 82

 71

 58

 81

 65

 78

 74

 73

 74

 40

 33

 Haematopus ostralegus 

 ---

 1

 3

 ---

 ---

 ---

 ---

 ---

 ---

 ---

 ---

 ---

 Himantopus himantopus 

 ---

 ---

 78

 58

 34

 92

 150

 4

 ---

 ---

 ---

 ---

 Recurvirostra avosetta 

 ---

 ---

 1

 ---

 ---

 ---

 ---

 ---

 ---

 ---

 ---

 ---

 Burhinus oedicnemus 

 ---

 ---

 ---

 ---

 2

 2

 2

 ---

 ---

 ---

 ---

 ---

 Charadrius dubius 

 3

 20

 6

 18

 12

 4

 ---

 4

 3

 ---

 ---

 2

 Charadrius hiaticula 

 1

 5

 1

 ---

 ---

 ---

 ---

 ---

 ---

 2

 1

 ---

 Charadrius alexandrinus 

 4

 33

 3

 9

 23

 8

 9

 9

 6

 18

 14

 3

 Vanellus vanellus 

 2

 2

 ---

 ---

 ---

 ---

 ---

 ---

 ---

 ---

 1

 ---

 Calidris alba 

 10

 1

 ---

 ---

 ---

 ---

 ---

 ---

 1

 3

 ---

 ---

 Calidris maritima 

 ---

 ---

 1

 ---

 ---

 ---

 ---

 ---

 ---

 ---

 ---

 ---

 Calidris alpina 

 ---

 ---

 ---

 6

 ---

 ---

 ---

 ---

 2

 2

 ---

 7

 Gallinago gallinago 

 4

 5

 2

 6

 ---

 ---

 ---

 ---

 3

 3

 2

 9

 Limosa limosa 

 1

 1

 ---

 ---

 ---

 ---

 ---

 ---

 ---

 ---

 ---

 ---

 Limosa lapponica 

 ---

 ---

 ---

 ---

 ---

 ---

 ---

---

 1

 ---

 ---

 ---

 Numenius arquata 

 1

 ---

 ---

 ---

 ---

 ---

 ---

 ---

 ---

 ---

 ---

 ---

 Tringa totanus 

 ---

 5

 6

 ---

 4

 ---

 ---

 ---

 ---

 ---

 2

 ---

 Tringa nebularia 

 ---

 5

 ---

 ---

 ---

 ---

 ---

 ---

 ---

 ---

 ---

 ---

 Tringa ochropus 

 5

 5

 5

 8

 6

 ---

 1

 13

 12

 12

 5

 1

 Tringa glareola 

 ---

 ---

 6

 4

 4

 ---

 1

 ---

 ---

 ---

 ---

 ---

 Actitis hypoleucos 

 1

 ---

 ---

 12

 10

 ---

 ---

 ---

 ---

 ---

 ---

 2

 Arenaria interpres 

 ---

 ---

 3

 ---

 ---

 ---

 ---

 ---

 ---

 1

 1

 1

 Phalaropus lobatus 

 ---

 1

 ---

 ---

 ---

 ---

 ---

 --- 

 ---

 ---

 ---

 ---

 Larus ridibundus 

 310

 11

 71

 ---

 ---

 ---

 ---

 15

 2

 ---

 120

 ---

 Larus audouinii 

 ---

 9

 12

 ---

 ---

 ---

 ---

 ---

 ---

 ---

 3

 3

 Larus fuscus 

 10

 160

 ---

 ---

 ---

 ---

 ---

 ---

 4

 ---

 ---

 ---

 Larus cachinnans  

 220

 360

 140

 25

 80

 120

 6

 ---

 316

 200

 65

 199

 Sterna sandvicensis 

 2

 3

 13

 ---

 ---

 ---

 ---

 ---

 ---

 ---

 4

 --- 

 Sterna hirundo 

 ---

 ---

 ---

 ---

 ---

 ---

 ---

 ---

 3

 ---

 ---

 ---

 Sterna albifrons 

 ---

 ---

 ---

 ---

 ---

 ---

 2

 ---

 3

 ---

 ---

 ---

 Alcedo athis 

 1

 ---

 ---

 ---

 ---

 ---

 1

 3

 2

 3

 1

 2

Como se puede observar en la Fig. V.2, las localidades que contribuyeron a la abundancia total con una mayor importancia en acuáticas fueron PA (dominando en el estiaje) y AN (principalmente en la invernada), aunque BA y AG también presentaron algún mes en el que destacaron (en julio y septiembre respectivamente). Al contrario que lo sucedido en los principales humedales almerienses (Paracuellos et al.,  1994), no existió relación significativa entre la abundancia media de acuáticas (excluyendo a OTR) y la superficie en cada localidad del levante provincial (rs = 0,1, p > 0,05, n = 6).

Por otro lado, la diversidad total de acuáticas en los humedales del levante tuvo dos picos de máximos valores, coincidiendo con ambos pasos migratorios, el pre y el postnupcial (Fig. V.3).  Los valores de dominancia se correspondieron durante los meses invernales, en el 86% de los casos, con los de B. ibis (Tabla V.1). En cambio, durante el estiaje los valores de dicho parámetro estuvieron más repartidos, ya que según los meses dominó F. atra, L. cachinnans o H. himantopus (Tabla V.1). Existió una correlación inversa y significativa entre la diversidad y la dominancia (rs = -0,9 p < 0,001, n = 12; por ejemplo, Amat, 1984) (Fig. V.3).

Como se puede observar en la Tabla V.2, tampoco para los resultados globales de nidificación hubo similares valores entre los grupos de acuáticas, correspondiéndose los más elevados con los de FCH (46% del total de efectivos reproductores en el levante, destacando G. chloropus, F. atra y Rallus acuaticus, con 35, 20 y 19 parejas estimadas respectivamente) seguidos por los de LIM (con el 35%, principalmente por Ch. alexandrinus e H. himantopus, con 30 y 21 parejas respectivamente), SOM (T. ruficollis y P. cristatus) y PAT (A. platyrhynchos).

Comparación con el resto de humedales provinciales

Aunque  en  su  conjunto,  los principales humedales almerienses (AL, GV, ES, NO, CE y CG; Fig.II.1) presentaron, al igual que los del levante, a GAV como grupo mayoritario (sin tener en cuenta a OTR, ver Material y Métodos), en contraste, para los primeros también destacaron a lo largo de todo el año FLA y LIM (por ejemplo, Paracuellos et al.,  1994). Por otro lado, los perfiles anuales de abundancia total de ambos agregados de zonas tampoco fueron paralelos en el ciclo anual (rs = 0,1, p > 0,05, n = 12), ya que el grupo de localidades principales, aún presentando un mínimo en el período reproductor (como en las del levante), localizó el máximo de individuos durante el estiaje y no en la invernada (principalmente a causa de la dispersión postnupcial de GAV; Paracuellos, 1996-97). Al comparar los valores poblacionales medios anuales de los grupos de acuáticas entre los humedales del levante  y los del resto de Almería, observamos que tan solo para COR el primer agregado de zonas presentó una contribución relativa superior al 33% del total provincial de cormoranes (aún teniendo en cuenta los efectivos para el grupo en BE; Paracuellos, 1996-97; Fig. II.1), quedando los demás conjuntos orníticos, así como el total de acuáticas, siempre con cifras  inferiores al tercio del valor global (Tabla V.2). Por tanto, si analizamos los valores de abundancia de ejemplares en relación con la superficie que abarcan las localidades (densidad), observamos que la agrupación de los principales humedales almerienses presentó, para casi todos los grupos de acuáticas así como para el total de ellas, mayores densidades medias anuales de aves que las encontradas en el conjunto de localidades del levante (siempre z = 3,06, p = 0,002, n = 12, excepto para COR). No obstante, teniendo en cuenta a COR los resultados mostraron el patrón contrario, con una mayor densidad media anual de cormoranes en el agregado de zonas del levante (por PA) que en el de las localidades principales (z = 2,43, p = 0,01, n = 12).

Para los valores de nidificación, en general la importancia del levante en el contexto provincial también fue baja, ya que, a excepción de los de SOM y FCH, los efectivos reproductores del resto de grupos orníticos y del total de acuáticas en los humedales de la mencionada zona, cuantificaron proporciones relativas menores al 33% del total de Almería (Tabla V.2). De esta forma, la densidad de efectivos nidificantes para los grupos de acuáticas, así como para el total de ellas, fue menor en los humedales del levante que en los del resto de Almería; excepto para SOM y FCH, donde hubo similar número por unidad de superficie en ambos conjuntos de humedales.

DISCUSION

Características de los humedales del Levante Almeriense

Teniendo en cuenta los resultados obtenidos, se pueden diferenciar dos tipos generales de localidades en el Levante Almeriense en relación con sus características ambientales y las poblaciones orníticas que albergan. Así, en un primer conjunto de zonas (AG, AN, DA y PA), sus aguas profundas debieron dar lugar a unas condiciones óptimas para que en ellas se presentase una composición poblacional y reproductora de acuáticas dominada por aves que se alimentan en los humedales principalmente nadando o buceando (SOM, COR, PAT y FCH). Por otro lado, en las dos localidades restantes (SC y BA), sus mínimos niveles hídricos propiciaron probablemente en ellas las más altas abundancias poblacionales de aves que se alimentan vadeando las aguas someras (principalmente LIM). De esta forma y en función de las características ambientales y orníticas dadas en las áreas del levante y en las principales de la provincia de Almería, las desembocaduras de ríos y el embalse presentaron similaridad con AL y NO, por contra dándose analogías entre la depresión salina y el tramo bajo del río con GV, ES, CE y CG (ver Paracuellos et al.,  1994).

La ausencia de relación entre abundancia de acuáticas y superficie de los humedales del levante, debió de ser provocada por la alta productividad biológica de áreas de reducida superficie como las desembocaduras de ríos, cuantificándose en ellas las mayores densidades de acuáticas de todo el levante (entre 6 y 13 individuos/ha en AG, AN y DA). Mientras que por otro lado SC, aún presentando una de las mayores extensiones del conjunto de localidades, tuvo siempre reducidas poblaciones de aves dando lugar a bajas densidades orníticas (siempre inferiores a 0,5 individuos/ha) debido a que permaneció seco la mayor parte del año.

Comparación con el resto de humedales provinciales

Pese a que en la casi totalidad de localidades húmedas almerienses se dio un máximo nivel de abundancia en el período de verano, principalmente por GAV, la ausencia de abundantes efectivos durante las mismas fechas en las del levante probablemente fue ocasionada porque las zonas del último conjunto donde pudo haberse dado la sedimentación de GAV en su migración postnupcial (áreas litorales de AG, AN y DA), se encontraron ubicadas en una costa visitada masivamente por el turismo, siendo frecuente y constante la presencia humana en las playas durante el estiaje, por tanto manifestándose como foco de molestias para los bandos de gaviotas que, por otro lado, encontraron tranquilos e idóneos lugares de descanso en otros puntos costeros de Almería (destacando zonas húmedas como GV, ES, CE y CG; Paracuellos, 1996-97). De ahí que GAV, y por consiguiente el total de acuáticas, solo presentó alto número de contingentes durante el invierno, coincidiendo con la época de mínima presencia humana en el litoral entre Mojácar y Pulpí.

Aún dándose una alta densidad ornítica en AG, AN y DA, su limitada extensión impidió que, en general, los humedales del levante destacasen en la mayoría de grupos de acuáticas para el contexto provincial. No obstante, y también debido a la elevada presencia íctica en PA, contribuyeron de forma significativa para que el conjunto de dichas zonas albergase valores considerables de nidificación en SOM y FCH. Así mismo, la gran densidad de peces observada en PA, de igual forma motivó la elevada importancia provincial del levante húmedo para COR.

Consideraciones conservacionistas 

Dada la alta densidad de aves acuáticas encontrada en las lagunas de las desembocaduras de ríos (AG, AN y DA), sería recomendable una mayor protección administrativa de sus superficies con el fin de optimizar el nivel de conservación actual de las mismas, ya que hasta el momento ésta solo se encuentra desarrollada parcialmente (en el presente únicamente se contempla la protección asegurada de AG y AN), quedando DA sin ámbito legal que garantice su conservación.

Por último, aunque para el período de estudio SC no presentó un importante número de efectivos orníticos, en años más lluviosos sí ha albergado engrosadas poblaciones de acuáticas (obs. pers.). Este hecho, junto con el de abarcar una comunidad vegetal (saladar) recomendada para su conservación según el Anexo I de la Directiva Hábitats (92/43/CEE; Rivas Martínez, 1994), hacen también prioritaria su protección legal como espacio de alto interés ecológico.

BIBLIOGRAFÍA

Amat, J. A. (1984). Las poblaciones de aves acuáticas en las lagunas andaluzas: composición y diversidad durante un ciclo anual. Ardeola, 31: 61-79.

Capel, J. J. (1990). Climatología de Almería. Cuadernos Monográficos, 7. Instituto de Estudios Almerienses (Diputación Provincial de Almería). Almería.

Casado, S. y Montes, C. (1995). Guía de los Lagos y Humedales de España. J. M. Reyero Editor. Madrid.

Castro, H. (1993). Las Salinas de Cabo de Gata. Colección Investigación, 18. Instituto de Estudios Almerienses (Diputación Provincial de Almería). Almería.

Enciso, J. P. y de Lara, M. (1996). Cerceta Pardilla. Ardeola, 43: 244.

Fitter, R. y Fernández-Cruz, M. (1972). El Libro de las Aves de España. Selección del Reader's Digest. Madrid.

Levins, R. (1968). Evolution in Changing Environments. Princeton University Press. Princeton.

López Martos, J. M. (1995). Revisión y actualización del estatus y fenología de las aves acuáticas en las Salinas de Cerrillos y Viejas (Almería). Boletín Instituto de Estudios Almerienses, 13: 63-100.

Martínez Vidal, J. L. y Castro, H. (coords.) (1990). Las Albuferas de Adra. Estudio Integral. Colección Investigación, 9. Instituto de Estudios Almerienses (Diputación Provincial de Almería). Almería.

May, R. M. (1975). Patterns of species abundance and diversity. En, Cody, M. L. y Diamond, J. M. (eds.): Ecology and evolution of communities, pp. 81-120. Belknapp Press. Cambridge.

Paracuellos, M. (1993). Fenología anual de la ornitofauna en las Salinas de Guardias Viejas (Almería). Calidad ornítica. Alytes, 7: 317-333.

Paracuellos, M. (1996-97). Seguimiento y control de las poblaciones de aves acuáticas en los humedales almerienses. Período 1994-1996. 2 volúmenes. Consejería de Medio Ambiente (Junta de Andalucía). Inédito.

Paracuellos, M.; Oña, J. A.; López Martos, J. M.; Matamala, J. J.; Salas, G. y Nevado, J. C. (1994). Caracterización de los humedales almerienses en función de su importancia provincial para las aves acuáticas. Oxyura, 7: 183-194.

Rivas Martínez, S. (1987). Memoria del Mapa de Series de Vegetación de España. ICONA. Madrid.

Rivas Martínez, S. (1994). Codificación de los tipos de hábitats de la Directiva 92/43/CEE. ICONA. Inédito.

Robledano, F.; Montes, C. y Ramírez-Díaz, L. (1992). Relaciones Ambientales y Conservación de las Comunidades de Aves Acuáticas en la Gestión de los Humedales del Sudeste Español. Universidad de Murcia. Murcia.

Segovia, C. (1995). Morito Común. Ardeola, 42: 214.