LEVANTE Y PONIENTE

San José. Almería - España. JJ Matamala

© TEXTO E ILUSTRACIONES:  Fernando Adam Matamala y Víctor Villatoro González

Eco del Parque, nº 2 (1996): pp 7

Edita Asociación de Amigos del Parque Natural Cabo de Gata-Níjar.

Todo el mundo ha observado que el régimen de vientos que actúa en San José tiene un inmediato efecto en el estado del mar, no solo en el oleaje, sino también de su temperatura.

El viento del este "Levante" que sopla hacia la tierra refresca el aire y calienta el agua, mientras que el viento de poniente que para la mayoría de la gente es cualquier viento que no sea levante, hace lo contrarío, enfría el agua y calienta el aire.

El descenso de temperatura en el mar a causa del poniente y su aumento con viento de levante, se le suele aplicar el mismo esquema que explica la subida o bajada de temperaturas por la llegada de masas de aire del frío norte o del caliente sur, interpretando que con el poniente llegan corrientes frías del Atlántico al Mediterráneo y con el levante corrientes cálidas de la costa norteafricana.

Pero en el mar, no ocurre exactamente así, sino que se produce el siguiente fenómeno (conocido como "espiral de Eckman" por el oceanógrafo que lo descubrió):

Cuando el viento incide sobre la superficie del mar origina un desplazamiento superficial de las masas de agua que son empujadas literalmente y origina que las masas que hay debajo vengan inmediatamente a ocupar el sitio del agua desplazada. Este desplazamiento no es paralelo a la dirección del viento, sino que se desvía 45º a la derecha y aumenta a medida que se incrementa la profundidad hasta ser paralelo a la dirección del viento pero en sentido contrario. En este punto se anula la corriente producida por el viento.

¿Que ocurre entonces en San José?

Con poniente se produce un transporte de las aguas superficiales calientes hacia mar abierto, con lo que se está creando una depresión en la costa que será rellenada con aguas frías provenientes de las zonas profundas. Este fenómeno se llama Afloramiento (Esquema 1).

Con levante las masas superficiales y cálidas de agua son desplazadas hacia la costa donde su acumulación produce un hundimiento, es decir, un desplazamiento hacia el fondo, manteniendo así una temperatura de agua superficial en niveles donde ya deja de serlo. (Esquema 2).