ESPACIOS NATURALES PROTEGIDOS

Francisco Fernández Antón

Agente de Medio Ambiente

D.P. de Almería

Artículo publicado en la revista Guardabosques 

Continuando con los Espacios Naturales Protegidos de Almería, hoy nos adentramos en el Paraje Natural Karst en Yesos de Sorbas. Dicho Paraje se encuentra en el centro-oriental de la provincia de Almería, estando constituido por 2.375 ha. de terreno semidesértico perteneciente totalmente al municipio de Sorbas.

Es uno de los karst en yesos más importantes de Europa por la variedad, cantidad y calidad de las formas karsticas que alberga.

Karst en Yesos de Sorbas: un laberinto subterráneo de galerías

  Puente de la Autovía  sobre el Barranco del Tesoro y río de Aguas.    

Esta área se localiza al este de la provincia, a menos de una hora de la capital, en el término municipal de Sorbas y se accede a través de la autovía de Almería - Murcia, salida a Sorbas y por la N-340. Es uno de los entornos espeleológicos más peculiares de Europa con más de 1.000 cavidades.

Nombre: Karst en Yesos de Sorbas

Régimen de protección: Paraje Natural

Superficie: 2.357 Has.

Altitud: máxima 467 m., mínima 300 m.

Localización (latitud y longitud): 77º 6’ N – 2º 5’ O

Municipio: Sorbas

 

LA EVOLUCIÓN DEL KARST EN YESOS DE SORBAS

Hace unos 6 millones de años, el mar invadía la región de Sorbas, quedando depositados sedimentos formados por fósiles y arrecifes costeros de coral. Al ser un mar poco profundo y sometido a una constante y fuerte evaporación, precipitó un paquete de yeso de mas de 100 metros de espesor que quedaría cubierto con el paso del tiempo por otros sedimentos marinos.

Más tarde, hace unos 2 millones de años, el mar abandonó la zona, emergiendo los sedimentos y los yesos depositados quedando expuestos a los agentes erosivos, sobre todo a la acción del agua de lluvia. Una vez disueltos los sedimentos que lo cubrían se comenzó a originar uno de los karts en yesos más importantes del mundo por sus dimensiones, valor y belleza, es el KARTS DE YESOS DE SORBAS.  

Plano de situación del ParajeA simple vista nada nos indica que estamos ante uno de los karst en yesos más importantes de Europa; sin embargo, si nos fijamos podemos observar curiosas formas que nos rodean, multitud de pequeñas depresiones que salpican la superficie de la extensa planicie. Las más llamativas son las dolinas (pequeñas depresiones circulares) también llamadas “ventanas del karst”, que aún teniendo diferentes orígenes, una inmensa mayoría se deben a la disolución o al hundimiento de las capas superficiales de yeso, existiendo más de 1.000 en el paraje con un diámetro que varía desde 1 a 100 metros.

Otras formas son los llamados lapiaces, que distribuyen el agua de las fuertes tormentas hacia las dolinas.

Los túmulos se forman al aumentar de volumen de los cristales al absorber el agua e hidratarse, por lo que se abomban las capas superficiales de yeso.

Los sumideros canalizan el agua hacia el interior llegando a las galerías, formándose las salas por la disolución de las paredes y por la caída de los bloques de paredes y techos. El karst funciona como una esponja, recogiendo y almacenando el agua de lluvia, evacuándola al exterior a través de surgencias.

A través del Río de Aguas se produce el drenaje del complejo Kárstico de yesos, lo que se traduce en la existencia de unas surgencias que se mantienen en el transcurso del año, permitiendo con el aporte de sus aguas la existencia de charcas y pozas que sustentan una rica vegetación. 

GEOMORFOLOGÍA

Desde el punto de vista geológico, señalar, la presencia de limos junto con areniscas y conglomerados, a los que se superponen niveles de calcarenitas que debido a su mayor competencia, originan relieves más abruptos. Lo más espectacular de esta área, es la presencia de gruesas capas de yesos, sobre las que se excava un singular complejo kárstico. Destacan los fenómenos de disolución que en ellos se originan por la acción del agua de lluvia (modelado kárstico). Entre las formas más comunes, aparecen en superficie las dolinas en embudo, simas y microlapiaces, que se encuentran conectadas con un complejo subterráneo al que se puede acceder por distintas entradas. Son las principales la Cueva del Agua y Covadura, ambas con varios kilómetros de recorrido apareciendo en su trayecto pozos y galerías que desembocan en amplias salas con estalactitas y estalagmitas.

Cantera “El Huely”, en los límites del Paraje Natural

 

El principal recurso de la comarca lo constituye la existencia de grandes paquetes de yesos, explotados en canteras a cielo abierto.

 

CLIMA

 

Su clima es  uno de los más áridos de la provincia, caracterizándose por unas 3.000 horas de sol al año y precipitaciones anuales inferiores a 250 mm, distribuidas de forma irregular y de carácter torrencial.

FAUNA

Aun siendo muy diversa, la fauna de la zona  no suele ser muy abundante, debido a la   escasez de agua en el suelo, las plantas de la zona no producen alimento suficiente para la fauna, que trata así de alimentarse de otros animales.

 Tortuga mora (Testudo graeca)

De entre todos los animales existentes, el más emblemático del Karst de Sorbas es la tortuga mora (Testudo graeca). Este quelonio pasa el invierno prácticamente inactivo, refugiándose en agujeros que excava bajo las piedras o raíces de las plantas. Las cópulas comienzan en primavera, siendo a finales de mayo o primeros de junio cuando la hembra deposita los huevos en un lugar llano y de terreno blando al abrigo de alguna planta. Normalmente cada hembra pone de 3 a 7 huevos. A finales de agosto o primeros de septiembre empiezan a salir las crías.

Entre las aves podemos destacar el avión roquero (Ptyonoproque rupestris), abejaruco (Merops apiaster), abubilla (Upupa epops), curruca tomillera (Sylvia conspicillata), collalba negra (Oenanthe leucura) y tarabilla común (Saxicola torquata).                                                                     

De las rapaces que se observan por los cantiles rocosos y los taludes de los roquedos podemos mencionar el águila perdicera (Hieraaetus fasciatus), halcón peregrino (Falco peregrinus) o el cernícalo vulgar (Falco tinnunculus).

El zorro (Vulpes vulpes), la gineta (Genetta genetta), la comadreja (Mustela nivalis) y el tejón (Meles meles) son los depredadores  cada vez menos frecuentes de la zona.

La culebra de herradura (Coluber hippocrepis), de escalera (Elaphe longuissima), salamanquesa rosada (Hemidactylus turcicus), lagartija colilarga (Psammodromus algirus), lagartija cenicienta  (Psammodromus hispanicus) y lagartija ibérica (Podarcis hispanica) completan la diversidad de fauna de este espacio natural.   

 

FLORA

La comarca  del Río de Aguas se encuentra encuadrada en el mapa de la vegetación potencial del Sudeste de la Península, dentro de la comunidad vegetal llamada "Chamaeropo-Rhamnetun", lo que significa que su vegetación primitiva la formaron extensos palmitales y matorrales de rannaceas entre las estribaciones de Sierra Alhamilla y Cabrera.

 La flora silvestre del Karts de Sorbas es exquisitamente peculiar puesto que las mismas características del clima y del suelo han favorecido la aparición de especies nuevas (endemismos gypsófilos que solo existen en Sorbas). El motivo de esta peculiaridad, es que el yeso resulta muy tóxico para las plantas y sólo las que han sabido adaptarse a esta circunstancia sobreviven en el karst.

 

El tapiz vegetal está integrado por tomillares aclarados, lo que le confieren un carácter de estepa árida y subdesértica, en los que aparecen grupos de plantas propias de los lugares donde se encuentra el yeso. En los remansos de agua permanente aparece una vegetación exuberante de eneas, carrizos y cañas.

 Comunidades vegetales

Son plantas características "Santolina viscosa", "Ononis tridentata" (garbancillo de yeso) y "Gipsóphila struthiun", pero su auténtico interés científico, que explica el elevado número de botánicos que la visitan, radica en la presencia de la labiada "Teucrium turredanum" (romerillo de Turre), endémica comarcal poco conocida; la cistácea "Helianthemum alypoides",llamada jarilla de Sorbas, también exclusiva de la comarca, que florece en primavera, y la descubierta más recientemente "Narcissus tortifolius" o narciso de Sorbas. Este narciso catalogado como especie vulnerable presenta poblaciones relativamente abundantes y su catalogación tan sólo es debido a la amenaza que suponen las explotaciones a gran escala de los Yesos de Sorbas. Recibe el curioso nombre específico por lo retorcido de sus hojas y es planta capaz de rebrotar incluso en terrenos que han sido removidos. Como curiosidad mencionar que en los pueblos colindantes se cultiva en maceta, aunque no hemos de olvidar que se trata de una especie protegida dentro de un espacio protegido.

En los tramos donde el agua se remansa y se mantiene permanente durante todo el año, gracias a las surgencias del relieve kárstico, por el que circulan los meandros del Río de Aguas, aparece la vegetación de eneas y carrizos (Saccharum ravennae), adelfas (Nerium oleander) y juncos (Scirpus holoschonmus) refugio de la fauna acuática (destaca la presencia del galápago leproso), posibilitando la aparición de pequeños oasis de vegetación hidrófila, que destacan en el contexto árido de los yesos.

EL RIO DE AGUAS

El área del Río de Aguas ofrece interés por sus aspectos geológicos botánicos, paisajísticos y, sobre todo, espeleológicos.

En los tramos donde el agua se remansa y se mantiene permanente durante todo el año, gracias a las surgencias del relieve kárstico por el que circulan los meandros del Río de Aguas, existe una vegetación de eneas y carrizos, refugio de la fauna acuática y elemento destacado en un paisaje vegetal desolador y subdesértico, produciendo un “efecto oasis” de gran importancia ecológica.

Una variada fauna de insectos acuáticos y moluscos de agua dulce alimentan a la gran colonia de aves acuáticas existentes en la zona como son el carricero común (Acrocephalus scirpaceus), ruiseñor (Luscinia megarhynchos) o la polla de agua (Gallinula chloropus).

 Los Molinos del Rió de Aguas

           

En su interior hay un entramado de  caminos de servidumbre con carriles que lo atraviesan,  y que comunican las cortijadas de El Huelí, , los Molinos del Río de Aguas –toma su nombre de los numerosos molinos de harina y de aceite que albergaba - y Las Viñicas -Marchalico, así como las canteras de extracción de yeso. El enclave kárstico es de gran belleza, al estar surcado por el Río Aguas y ramblas que desembocan en él.

Cortijada abandonada de las Viñicas- el Marchalico

El río atraviesa una extensa capa de yesos, quedando encajonado en profundos cañones, en los que, debido a las surgencias, aparecen pequeñas pozas y charcas, que se mantienen con agua a lo largo de todo el año.

En la superficie, el tapiz vegetal está integrado por tomillares apareciendo grupos de plantas propias de los lugares donde se encuentra el yeso, restringidas a esta localidad.

Al atravesar esta área observamos diferentes formas debidas a los distintos comportamientos mecánicos de las rocas y a la acción del clima sobre ellas, apareciendo las cornisas, marcando resaltes en los materiales más duros, mientras que, en los blandos, se producen como consecuencia de fenómenos de disolución  los abarrancamientos,. Se pueden observar  las típicas formas de modelado kárstico superficial como los lapiaces, que distribuyen el agua de las fuertes tormentas hacia las dolinas. Las dolinas (pequeñas depresiones circulares) también llamadas ventanas del karst, pequeñas uvalas y profundos cañones de gran espectacularidad que proporcionan al conjunto un singular valor escénico.

Túmulo o abombamiento

Estas formas kársticas superficiales se conectan con una extensa red de galerías, pozos y cavernas que hacen del complejo kárstico en yesos de Sorbas, uno de los más importantes de toda Europa. Un ejemplo de karst muy evolucionado es la Ciudad Encantada de Cuenca.

Los túmulos consisten en el abombamiento de las capas superficiales del yeso al absorber el agua e hidratarse.

 

LAS CAVIDADES

Como se ha comentado al principio, el Karst en yesos de Sorbas es uno de los ejemplos más notables a nivel mundial de karstificación en yesos.

Se han inventariado cerca de 1.000 cavidades, aunque la mayor parte ni siquiera se han explorado. El descubrimiento desde el punto de vista científico data del año 1967. Desde entonces se ha explorado más de 50 Km de galerías, lo que supone la mayor concentración de cavidades de toda Andalucía y probablemente de España.

 Dolina y sumidero

La cavidad más destacada es la llamada Cueva del Agua, que con 8.020 metros de desarrollo conocido y con un cauce de agua subterráneo activo en su nivel más bajo, es la más importante de España desarrollada en yesos.

Otras cavidades con mas de 1.000 metros de desarrollo son: el sistema Covadura con 4.244 metros, la Cueva del Tesoro con 1.890 metros, la Cueva de la Fuente del Peral con 1.800 metros y  el Complejo G.E.P. con 1.080 metros entre otras.

Lo que más llama la atención es su color lechoso que contrasta con la negrura tradicional del resto de las cuevas. Ello es debido a la abundancia de yeso en estas corrientes de aguas que circulan bajo tierra, una roca cristalina y transparente que brilla en la oscuridad.

Las  galerías y salas del Karst de Sorbas es un museo de formas cristalinas en yeso con estalagmitas y estalactitas, yesos coraloides, bolas de yeso, columnas, anillos, etc.

Los llanos que unen las poblaciones  de Tabernas y de Sorbas, vigilados por Sierra Alhamilla aparecen hoy salpicados por considerables extensiones de almendros y de olivos que contrastan con el tapiz vegetal natural, dominado aquí por manchas de retamares y otras especies de matorrales que soportan las condiciones extremas de aridez que caracterizan el área.

 

Aljibe de Urrá, reconstruido

SORBAS

Sorbas está situada al Este de la provincia, a una hora de la capital, a 447 metros de altitud y con 4.127 habitantes siendo el núcleo de población más importante de la comarca. Su término municipal tiene 252 km2.

Sus “casas colgantes” se asoman sin vértigo a un profundo barranco, modelado por la acción erosiva del agua de un río que hace miles de años dejó de bañar su ahora seco cauce.

A sus habitantes se les denominan sorbenses o sorbeños.

De origen ibero, su nombre, que significa “olla de arena” es árabe igual que su castillo y la estructura del pueblo, con sus calles estrechas y empinadas cuestas. Sin embargo, sus casas señoriales son cristianas y castellanas como la casa del Duque de Alba, la del Duque de Valoig y la del Marqués de Carpio.

En la zona de La Mela hay unos abrigos o cuevas de caliza, con unas interesantísimas pinturas rupestres que representan un caballo con dos cabezas, un ciervo, plantas, etc. En la zona de Cariatriz hay importantes fósiles y restos arqueológicos en la Cueva de los Caballos y la Cueva de las Cabezas.

Sorbas ha vivido tradicionalmente de la agricultura y ganadería. También de la elaboración y venta de cerámica, realizada en hornos moriscos. Y, finalmente, de sus canteras de yesos. 

 

La artesanía sorbeña ha sido muy importante a lo largo de los siglos perdurando hasta nuestros días. Aún hoy quedan auténticos artesanos en los talleres de alfarería, que crean manualmente piezas de verdadero valor. En el siglo pasado existían en Sorbas 24 talleres de alfarería que en la actualidad se han quedado en tres. Dos de estos antiguos hornos que aun funcionan con leña y que presumiblemente son de origen árabe están ubicados como es lógico en el Barrio de la Alfarería.

 

 

Sorbas sobre el meandro del río de Aguas

Es posible ver como se trabaja en el torno, transformándose la arcilla en objetos bellísimos como los botijos con forma de gallo, llamados ajuaricos y que son típicos de Sorbas. También existen vecinos que trabajan el esparto como lo hacían sus antepasados, haciendo enseres para el campo y para la decoración.

En cuanto a la gastronomía, las verduras, hortalizas y frutas de las abundantes huertas de la zona son los ingredientes con los que se elaboran migas con tropezones, gachas, trigo, ajo colorao, ajo blanco, gurullos con conejo entre otros manjares típicos del lugar. A todo esto se le puede añadir la repostería hecha en los hornos, como son las tortas de chicharrones, roscos, papaviejos, buñuelos, piñonates y turrón.

VISITAS GUIADAS

Las visitas se pueden realizar todos los días de la semana, estando dirigidas a cualquier persona, sin necesidad de conocimientos técnicos, experiencia o aptitud física especial. Se aconseja llevar ropa cómoda y calzado adecuado. Se facilita el equipo necesario acorde con la dificultad de la ruta a realizar y que en todo momento son guiadas por personal cualificado, pertenecientes a NATURSPORT, Sorbas S.L.

Para consulta de horarios y realizar reservas, se puede llamar al teléfono 950 364 704 o bien por e-mail: natur@cajamar.es

 

Panorámica del Karst con Sª Filabres al fondo nevada.

CENTRO DE VISITANTES “LOS YESARES”

Inaugurado en Abril de 2001, este centro consta de tres salas, dedicada cada una de ellas a los ambientes del paraje: el medio terrestre, el mundo subterráneo y el humedal.

En el recorrido por la Sala del Medio terrestre se visualizan 12 paneles dispuestos alrededor de una maqueta del Karst que explican desde el origen del yeso hasta las adaptaciones de los seres vivos al yeso y al desierto: los endemismos.

En la Sala del mundo subterráneo existe una réplica de una cueva en yeso. Podría ser cualquiera de las más de 1.000 cavidades conocidas hasta la fecha en el Karst. Tiene 10 paneles explicativos.

En la Sala del humedal se exponen 11 paneles en torno al humedal del río de Aguas, de la vegetación del humedal, del agua y los aprovechamientos y de vida acuática. Las zonas húmedas asociadas al Karst tienen un importante valor ambiental por su rareza en este territorio.

Por último, en la Sala de proyecciones se exhibe un video que resalta los principales aspectos de interés del Paraje.

AULA MUSEO DE GEOLOGÍA DE LA CUENCA DE SORBAS

 

El Ayuntamiento de Sorbas con la participación coordinada de las administraciones de Turismo y Medio Ambiente de la Junta de Andalucía construyeron dicho equipamiento para potenciar el desarrollo del denominado Turismo Geológico teniendo en cuenta lo excepcional del territorio donde está enclavado.

Pretende este Aula-Museo mediante la utilización de paneles expositores e interpretativos explicar los procesos geológicos que han acontecido en la cuenca de Sorbas. Para ello se realiza un viaje a lo largo del tiempo por los paisajes de hace millones de años de la cuenca:

 

-                     Los abanicos submarinos.

-                     La plataforma litoral.

-                     Los arrecifes costeros.

-                     Las playas.

-                     Los abanicos deltaicos.

-                     Los sistemas aluviales.

-                     Las cuencas evaporíticas.

 

El material educativo se completa con una serie de maquetas y una sección dedicada a la interpretación de los primeros pobladores de Sorbas y su cultura asociada (cerámica, herramientas).

 

Es una infraestructura útil para actividades didácticas en el ámbito provincial y regional y de uso turístico para los visitantes de este Paraje.

BIBLIOGRAFÍA

- CALAFORRA, J.M. (1998) “Karst de Sorbas: Tesoro en peligro”. Foco Sur, nº 29: 8-10

- GONZÁLEZ RÍOS, M.J. (1994): “Grandes cavidades de Andalucía. Las simas más profundas”. Subterránea, 1, 1025.

- MANRIQUE, J. (1993): Las Aves de Almería. Instituto de Estudios Almerienses, Temas de Almería, 3.

- MATAMALA , J.J.; AGUILAR, F.J. y GIL, E. (2001) “Almería bajo tierra: El karst yesífero de Sorbas”. Foco Sur, nº 56

- PASCUAL, A; DEL RIO, M; MIRALLES, J.M.; CASTRO, h. Y CAPEL, J.J. (1989) “Guía de los Espacios Naturales de Almería”. Instituto de Estudios Almerienses.

- PULIDO – BOSCH, A. (1986): “Le karst dans les gypses de Sorbas (Almería). Aspects morphologiques et hydrogéologiques”. Karstologia Ménoires, 1, 27-36.

- RAMIREZ TRILLO, F. (1992): “Espacios Naturales Protegidos y Karst en Andalucía. Estado de la Cuestión”. Actas del VI Congreso Nacional de Espeleología. 257270.