PERROS CONTRA EL VENENO: Estrategia para la erradicación del uso ilegal de cebos envenenados en Andalucía

 

Francisco Fernández Antón (2006). "Perros contra el veneno: estrategia para la erradicación del uso ilegal de cebos envenenados en Andalucía". Revista GUARDABOSQUES nº 32, 2º trimestre 2006, pag. 26-27

Edición digital © Almediam, abril de 2006

 

Poster de la Jornada sobre venenosBajo este nombre la Consejería de Medio Ambiente ha realizado en Almería una jornada sobre la estrategia andaluza para el control de venenos y otras amenazas a la fauna catalogada, dirigida a los colectivos de Agentes de Medio Ambiente, S.E.P.R.O.N.A.  y Policía Autonómica.

Para las especies depredadoras llamadas vulgarmente alimañas ha sido un método para su eliminación, ya que eran considerados como enemigos de las actividades humanas. Muchas de éstas alimañas, como el águila imperial o el lince ibérico, están en grave riesgo de extinción.

Entre los años 60 y 70 el uso de cebos envenenados era práctica legal y muy frecuente. A partir del año 1983 dicho uso se prohíbe, comenzando la recuperación de los grandes carroñeros.

En la década de los 90 retoma fuerza de nuevo el uso de los venenos, estando dirigidos a zorros y perros asilvestrados que afectan a la actividad cinegética, especialmente en cotos y fincas de caza menor.

 El uso generalizado del veneno es un método de control no selectivo, ilegal y prohibido por todas las normativas comunitarias, estatales y locales, estando tipificado como delito en el Código Penal de 1995 en su artículo 336, estableciendo una pena de prisión de seis meses a dos años o multa de ocho a veinticuatro meses.

Las especies más afectadas son:

bullet

Águila imperial (Aquila heliaca adalberti)

bullet

Buitre negro (Aegypius monachus)

bullet

Buitre común o leonado (Gyps fulvus)

bullet

Milano real (Milvus milvus)

bullet

Quebrantahuesos (Gypaetus barbatus)

bullet

Alimoche (Egyptian vulture)

 

 

Otras especies: perros de pastores, de cazadores y domésticos.

 

Buitre común o leonado (Gyps fulvus)

Buitre común o leonado (Gyps fulvus)

                                                                                     

Los productos que se emplean como cebos son diversos, destacando trozos de carne de todo tipo, trozos de pollo,  restos de aves y hasta pollos vivos impregnados con tóxicos.

 

Los tóxicos empleados en Andalucía son los organofosforados como el Aldicarb cuyo nombre comercial es TEMIK 10 y los carbamatos como el Carbofurano que se comercializa bajo el nombre de CARBASOL. 

 

Estos productos pueden adquirirse legalmente en establecimientos autorizados.

 

Perro de aguas junto a cadáver precintado de zorro envenenado
Perro de aguas junto a cadáver precintado de zorro envenenado

 

En la Comunidad andaluza existe desde Noviembre de 2004 un equipo de perros especializados en la detección y levantamiento de cebos envenenados cuya base está en Jaén.

 

El equipo canino está formado por 11 ejemplares de perro de aguas español, 3 pastores alemanes y 1 labrador. De los 15 ejemplares, 5 identifican cebos y cadáveres envenenados estando los 10 restantes en fase de aprendizaje.

 

Perro labrador junto a su adiestrador  

 

 

Hasta el mes de Marzo de 2005 dicho equipo ha realizado 424 búsquedas en campo en 117 actuaciones diferentes, actuando en seis de las ocho provincias andaluzas.  

 

 

Francisco Fernández Antón

Agente de Medio Ambiente

D.P. de Almería   

                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                    

Página de inicio