CONSERVACIÓN Y GESTIÓN DE LA FLORA Y LA VEGETACIÓN ACUÁTICAS

Cirujano, S. (2003). Conservación y gestión de la flora y la vegetación acuáticas. En, Paracuellos, M. (ed.): Ecología, manejo y conservación de los humedales, pp. 35-46. Colección Actas, 49. Instituto de Estudios Almerienses (Diputación de Almería). Almería.

RESUMEN 

No todas las plantas acuáticas tienen el mismo grado de adaptación o dependencia del medio  acuático. Algunas viven en las orillas de las lagunas o con aguas más someras, y otras viven inmersas en el agua, ya sea completamente o con hojas flotantes y flores emergentes. En una zona húmeda bien conservada estarán representadas por un lado las formaciones vegetales marginales

y, por otro, las formaciones de plantas acuáticas. Por tanto una gestión correcta de las zonas húmedas debe incluir la conservación de ambas formaciones. La gestión de una zona húmeda debe extenderse hasta el área sobre la que tiene una influencia directa o indirecta la lámina del agua.

Cada zona húmeda tiene unas características propias que la definen y que contribuyen a que un determinado cuerpo de agua sea único. Estos factores ambientales pueden estar condicionados por otros en cuya génesis puede intervenir el hombre. A la hora de gestionar, conservar o recuperar la vegetación de una zona húmeda hay que tener en cuenta todos estos factores, especialmente aquellos que tienen una influencia decisiva sobre la flora y la vegetación acuáticas.

EDICIÓN DIGITAL COMPLETA -PDF 627 KB. PULSAR AQUÍ

                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                     

Página de inicio