Provincia

Ciudadanos y PP acuerdan que el presidente de la Junta sea Juanma Moreno

Escrito por Redacción

Ciudadanos y PP han cerrado el acuerdo para que el presidente de la Junta sea el candidato popular, Juanma Moreno, y el del Parlamento, un diputado de los naranjas; probablemente, Marta Bosquet. Vox, el tercero de los aliados, contará con un miembro en la Mesa de la Cámara, tal como había solicitado el partido de Santiago Abascal. Si todo sigue como se dibuja en esta hoja de ruta pactada, a mediados de enero, Juanma Moreno será el sexto presidente de la Junta de Andalucía y el primero no socialista.

Los equipos negociadores del PP y Ciudadanos han cerrado este miércoles por la mañana el esqueleto de su acuerdo del futuro Gobierno de coalición entre azules y naranjas. El secretario general del PP, Teodoro García Egea, se reúne por la tarde con parlamentarios de Vox y con el número dos de este partido, Javier Ortega. De este modo se escenificará la otra pata del acuerdo, la del tercer partido de la derecha, aunque nadie de Ciudadanos esté en esa foto. El voto de Vox es necesario en la sesión de investidura de Moreno.

El acuerdo alcanzado pasa por un reparto de cargos: el presidente de la Mesa, para Ciudadanos y el de la Junta, para el PP. Juan Marín le ha comunicado ha Juanma Moreno que sus parlamentarios no pondrán objeción a que el presidente del Gobierno andaluz sea del PP. “Es más que probable”, ha respondido Moreno al ser preguntado por si será él el presidente. A cambio, la parlamentaria naranja Marta Bosquet será elegida presidenta de la Cámara.”Hemos dado el paso definitivo para el cambio”, ha valorado Moreno, mientras Marín, que será su vicepresidente, ha dicho que será “el regalo de Reyes para los andaluces”.

La única duda que Ciudadanos tiene sobre Bosquet es que la Mesa, formada por siete miembros, debe ser paritaria en cuanto al género, pero los letrados de la Cámara han aportado una solución. En la votación final, la de los tres secretarios, se advertirá de cuántos hombres y mujeres deben ir en esa lista para conservar la paridad.

Cs y Vox, juntos pero a distancia

Ciudadanos ha mantenido las distancias con Vox, y es eso lo que ha complicado la teatralización la alianza. No más. Vox no ha intervenido ni ha condicionado el acuerdo programático entre las dos formaciones. Este texto, de 90 puntos, incluye el apoyo a las minorías LGTBI y un gran pacto andaluz contra la violencia de género, caballos de batalla de la actuación política de Vox. El partido de Abascal sí pedía un miembro en la Mesa, en consonancia con la representación de 12 escaños, y un puesto de senador. Como gesto, García Egea se reunirá con estos parlamentarios este miércoles por la tarde en el Parlamento.

Para sortear la escena del acuerdo a tres, Ciudadanos ha propuesto que Adelante Andalucía también esté en la Mesa de la Cámara. Esto será posible si la dirección de Antonio Maíllo y Teresa Rodríguez así lo desean; deben responder esta tarde. Si fuese de este modo, habría cuatro miembros mayoritarios entre los partidos del cambio -PP, Cs y Vox-, uno de Adelante y dos del PSOE. Los socialistas serían los únicos que no se sumarían al acuerdo global.

Ciudadanos cede, pues, un miembro de la Mesa a Adelante Andalucía para sortear el apoyo de Vox. El secretario de este partido en la Mesa del Parlamento sólo necesita el voto de los populares.

Juan Marín se ha encargado de hablar con los candidatos de todos los partidos, pero no ha podido hacerlo con la actual presidenta, Susana Díaz. Habló con Francisco Serrano, de Vox, por teléfono, y se entrevistó con Antonio Maíllo y Teresa Rodríguez en la cafetería de la estación de trenes de Jerez. Sí se intercambió mensajes con el vicepresidente, Manuel Jiménez Barrios. “Desde que me avisó el último de que iba a firmar el decreto de convocatoria electoral, no he vuelto a hablar con ella”, ha explicado Marín.

El socialista Mario Jiménez se ha reunido con Adelante y con Ciudadanos, y le ha trasladado la certificación de que no participará en ningún acuerdo en el que esté Vox. De este modo, el PSOE conservará dos miembros en la Mesa. Y perderá el Gobierno andaluz.

Susana Díaz dejará de ser presidenta

Los plazos que se seguirán a partir de este jueves, cuando se constituya el Parlamento, son los recogidos en el Estatuto y el reglamento de la Cámara. En el plazo de 15 días, una vez constituidos los grupos parlamentarios, Marta Bosquet, si fuese la presidenta, debe convocar la primera sesión de investidura.

Si fuese así, el 16 de enero se celebraría esta sesión, al término de la cual se votaría la candidatura de Juanma Moreno. Necesita mayoría absoluta o la simple, 48 horas después, pero en las dos es necesaria la participación de Vox.

En el momento en que Moreno se convierta en presidente electo, el nombramiento debe ser refrendado por el Rey. Susana Díaz dejaría, entonces, de ser la presidenta de la Junta. Se mantendría como parlamentaria autonómica por la provincia de Sevilla.

Dejar un comentario