Motor

Cómo dar brillo al coche

Escrito por Redacción

Después de kilómetros y kilómetros de conducción, lo que mejor le sienta a nuestro vehículo es limpiarlo y dejarlo de forma que siga brillando. Si os estáis preguntando cómo dar brillo al coche, no tenéis que buscar más, porque os traemos una serie de pasos con los que podréis dejar vuestro vehículo con un aspecto tan lujoso que parecerá que sea nuevo. En unComo.com nos preocupamos mucho de que tengáis siempre el coche con el mejor aspecto y hemos preparado unos consejos que os encantarán, son muy fáciles de seguir.

Pasos a seguir

1º Empezamos limpiando el coche, y para ello necesitamos una manguera y mucha agua a presión. Tienes la opción de ir al túnel de lavado o de limpiarlo con la manguera manualmente. Depende de lo que prefieras y del tiempo que tengas. Ten en cuenta que el túnel de lavado por sí solo no es suficiente, necesitarás limpiar los pequeños huecos con el agua a presión.
2º Con el agua no habrás eliminado toda la suciedad. Siempre quedan restos que suelen prevalecer y que necesitan más esfuerzo. Asegúrate de haber quitado cualquier pegote de suciedad que pueda quedar sobre el coche y quizá también se haya quedado pegado el resto de algún tipo de insecto. Puedes utilizar jabón y una bayeta, pero asegúrate de usar siempre productos para la carrocería de los coches.
3º Es importante que antes de aplicar cera te asegures de si el coche tiene algún desperfecto. No nos referimos a suciedad, la cual ya habremos eliminado en el segundo paso de nuestra guía de cómo dar brillo al coche. Hablamos de surcos, de arañazos o incluso de daños más graves. En este caso, es recomendable tapar estos defectos del coche con un rotulador específico que se ajuste a las necesidades y color de tu vehículo.
4º Protege las partes del vehículo que sean sensibles y que no necesiten que apliques ningún tipo de cera o producto abrillantador. Recuerda que pulir otras piezas del coche requiere un proceso distinto, como es el caso del pulido de los faros.
5º A continuación, tendrás que poner cera en la superficie del vehículo y pulirla hasta que recupere el brillo por completo. Hazlo con calma, porque dar brillo al coche no es cuestión de unas horas, y trata de hacerlo por partes. Nunca comiences el pulido de una segunda parte del coche hasta que hayas terminado con la anterior.
6º Cuando termines observarás que tu coche habrá recuperado el brillo que tenía en el momento de su compra y te habrás ahorrado el gasto que supone volver a pintarlo. Repite el proceso cuando creas conveniente y evita los días especialmente soleados, dado que la luz del sol no es beneficiosa para la carrocería.

Dejar un comentario