Gastronomía

Cómo hacer flan de café de dos colores

Escrito por Redacción

El flan es uno de los postres más populares en muchos países, sobre todo el flan casero. En su receta se han producido diferentes innovaciones con el fin de hacerlo de más sabores y formas para no degustar siempre el típico flan de vainilla o de huevo. Una de las propuestas más sabrosas es el flan de café, que además es bastante refrescante. Para sorprender a los invitados, es posible hacerlo de dos colores, de manera que queda una capa más oscura que otra. La receta para prepararlo es sencilla y tampoco se necesita mucho tiempo. En este artículo te contamos cómo hacer flan de café de dos colores para que puedas prepararlo en casa cuando te apetezca o quieras sorprender a tus comensales. ¡Sigue leyendo para descubrir cómo hacer flan de café de dos capas!

Pasos a seguir para hacer esta receta

1º El primer paso par hacer flan de café de dos colores es hacer el café. Para ello, debes preparar una cafetera. Es mejor que no la cargues mucho para que el café no salga muy fuerte y el sabor del flan sea más suave y agradable. De café necesitaremos aproximadamente medio litro. Si no tienes suficiente con una cafetera, haz otra hasta conseguir esa cantidad.

2º Una vez tenemos el medio litro de café, el siguiente paso es mezclarlo bien con la nata para que quede una crema o líquido un poco denso, pero homogéneo. Si no lo puedes mezclar correctamente con una cuchara, ayúdate de las varillas de repostería e, incluso, de la batidora mezcladora.

3º  A continuación, vierte esta mezcla del café y de la nata sobre un recipiente, que deberás poner a calentar, pero a fuego lento para que no se queme. Cuando esté caliente, es el momento de añadir los sobres de flan. Es importante mover de nuevo.
4º Mientras está en el fuego es el momento de añadir el azúcar, si lo quieres más dulce. Puedes poner la cantidad que quieras hasta que tenga el nivel de dulzor que deseas.

5º Esta mezcla se deja en el fuego hasta que hierva, pero ya es importante no removerla. A continuación, tienes que verterla sobre la flanera o los moldes pequeños para flanes. Si quieres añadir caramelo, deberás ponerlo en el fondo de los moldes antes de poner la mezcla del flan de café. Es importante que la capa de caramelo cubra bien todo el fondo del recipiente para que al desmoldarlo no quede como una especie de manchas en la parte de arriba. Incluso es preferible poner abundante caramelo y que quede sólido para que no se funda del todo con la mezcla que se vierta.

6º Una vez se ha vertido, hay que esperar a que se enfríe bien para desmoldarlo con cuidado y consumirlo. Al sacarlo, sorprendentemente verás que el flan se ha quedado de dos colores, teniendo un tono más oscuro arriba y otro más claro abajo. Esta separación se produce en el momento del enfriamiento, por lo que es muy importante no mover la flanera mientras reposa. Así que solo tendrás que esperar… ¡y listo! Ya tendrás tu flan de café y nata.

 

unCOMO

Dejar un comentario