Gastronomía

Cómo hacer que tu proyecto gastronómico sea exitoso

proyecto gastronomico
Escrito por Redacción

Los emprendimientos pueden afrontar retos importantes para cumplir los objetivos. Toda persona que inicie un negocio tiene la intención de que éste sea rentable y produzca ganancias suficientes que recompensen el esfuerzo, sin embargo, no siempre es fácil.

Los proyectos gastronómicos tienen características particulares, deben dedicar un esfuerzo importante a la atención y el servicio, ya que es fundamental para mantener a los clientes. Además, la comida debe ser excelente, ya que es la razón por la que las personas se acercan al negocio. Vamos a ver algunas recomendaciones que ayudarán a que el proyecto tenga éxito.

Asesoría

No hay que olvidar que un restaurante es, principalmente, un negocio. Y un negocio debe ser rentable. Un asesor gastronómico dará los consejos precisos para administrar el proyecto de manera que sea provechoso.

Un buen asesor debe saber de administración, finanzas, gestión de proveedores, trámites de permisos, manejo de personal y muchos otros aspectos administrativos, pero lo más importante es que sepa de comida. Lo ideal es que sea un chef de cocina con experiencia en proyectos de restauración, que haya abierto restaurantes, haya errado y tenido éxito, para que tenga la visión correcta de la situación y pueda ofrecer un consejo acertado.

Es bueno contratar una asesoría para negocios de hostelería como, chefgastronomico.com, que ofrezca consultoría y formación a propietarios y futuros emprendedores de negocios de restauración. De manera que evalúen el proyecto, hagan una planificación de lo qué se debe hacer, entrenen al personal y a los propietarios, y sobre todo, corrijan cualquier error en el concepto del negocio.

Innovación

Los proyectos gastronómicos deben centrarse en la comida, es conveniente que se ofrezcan opciones innovadoras que reten el paladar de los comensales. Vamos a considerar un plato fuera de lo común, como las arepas de arroz, que se trata de una opción que se puede servir como acompañante o, si se trata de un desayuno, como comida principal.

El arroz es un cereal muy abundante en el planeta y forma parte de la gastronomía de muchos países, es por ello que a todos les gusta su sabor y textura. En este caso, forma parte de una variación de las arepas venezolanas, que gusta mucho.

Las arepas de arroz tienen una textura mucho más suave y delicada, son muy versátiles, ya que permiten ser rellenadas con cualquier producto. Además, se pueden elaborar de diferentes tamaños, pequeñas para servir de snack, medianas si son acompañantes o más grandes para rellenar.

Una idea genial para comer arepas, es rellenarlas con jamón ibérico, para lo cual hay que elegir un buen proveedor que tenga opciones de calidad.

Productos de calidad

Otro aspecto importante para tener éxito en un negocio de restauración es la elección de los proveedores, por ejemplo, para comprar jamon de Guijuelo hay que hacerlo en un sitio como jamonypico.com, donde se compra jamón de Guijuelo con total confianza y garantía, además a muy buen precio. En esta web se puede adquirir entero o loncheado a cuchillo de forma artesanal.

El jamón cortado a cuchillo es un producto de excelente calidad, el cual es cortado profesionalmente de un único jamón y envasado al vacío para que llegue a las manos del cliente en perfecto estado y listo para consumir. El estuche puede contener unos 3 o 4 kilogramos de producto y son envasados en sobres individuales para abrir lo que se vaya a comer en el momento.

El jamón entero es una opción muy aconsejable también, para ello, el cliente debe tener los instrumentos y el conocimiento para cortarlo apropiadamente.

Degustar jamón ibérico

Vamos a revisar algunos consejos para degustar el jamón ibérico loncheado, de manera que se disfrute en todo su esplendor. El jamón ibérico es una joya gastronómica, un negocio de hostelería exitoso lo servirá apropiadamente en su oferta gastronómica:

  • Temperatura. Para que el sabor llegue a la boca de la manera correcta, el jamón ibérico debe servirse entre 20°C y 25°C, de esta manera la grasa del producto está en la consistencia correcta, se potencian los sabores y se digiere muy bien.
  • Presentación. Es común colocar las lonchas en un plato, de manera que lo cubran completamente pero en una sola capa, para que el sabor no se altere.
  • Acompañante. Un buen jamón ibérico de bellota debe ser acompañado por un vino tinto de buen cuerpo y sabor intenso.