Hogar y Decoración

Cómo lavar un edredón de plumas en la lavadora

Escrito por Redacción

Los edredones de plumas son una buena solución y muy cómoda para no tener frío en la cama mientras se está durmiendo, pues son ligeros a la vez que dan bastante calor. Además, suelen tener unas fundas muy bonitas, que encajan a la perfección con la decoración del dormitorio.

Sin embargo, el problema está en su cuidado y limpieza. Y es que aunque puedes lavar el edredón de plumas en lavandería o en establecimientos de autoservicio de lavado, este es un proceso que también puede hacerse en casa, aunque cabe matizar que no todos los edredones de plumas se lavan en la lavadora. Si tienes uno y no sabes qué hacer ni cómo limpiarlo. Aquí te explicamos cómo lavar un edredón de plumas en la lavadora y, sobre todo, a saber si puedes limpiarlo así o no conviene que lo hagas.

¿Puedo lavar mi edredón de plumas en la lavadora?

Una de las principales dudas que surge a la hora de limpiar el edredón de plumas es si puede o no lavar en una lavadora. Y esto es una pregunta muy importante porque no todos se limpian así. Y, ¿qué hay que tener en cuenta? ¿Cómo se sabe? Así, hay que fijarse en dos aspectos importantes para saber si un nórdico de plumas se puede lavar en la lavadora o no:

La etiqueta del edredón de plumas

Todo edredón de plumas lleva una etiqueta donde se indica la composición y también las instrucciones para su lavado. De esta manera, es fundamental prestar atención a si está o no incluido el símbolo de lavado a máquina y la temperatura a la que debe realizarse, en el caso de que sea posible lavarlo en la lavadora.

El tamaño del edredón

Inicialmente, si el edredón de plumas puede lavarse en la lavadora, no habría ningún problema en hacer así su limpieza. Sin embargo, hay que tener cautela en función de su tamaño porque hay algunos que son tan grandes que no caben en el bombo de la máquina. Además, durante el lavado coge mucha agua y aumenta su peso por lo que es importante tener en cuenta la capacidad de la lavadora y los kilos de lavado para los que está fabricada. Así que, por ejemplo, puedes lavar un edredón en una lavadora de 7 kg si el tamaño de esta prenda de cama es adecuado, pero si es mayor no conviene hacerlo en dicha lavadora y será mejor lavar el nórdico a mano o bien, llevarlo a una tintorería o autolavado para usar una lavadora con más capacidad de carga.

Si no se respetan estos parámetros, esto a su vez puede llevar a que se produzcan dos problemas: uno es que el edredón de plumas no se lava bien porque ocupa todo el espacio del bombo y no puede moverse bien en su interior para el lavado. El segundo posible problema es que el peso del edredón de plumas, sobre todo cuando esté mojado, puede hacer que el eje de la lavadora se desvíe, lo que llevará a que la lavadora se estropee y a tener que afrontar una reparación que no es muy barata que digamos.

Dejar un comentario