Economía

¿Conoces la diferencia entre un pagaré con recurso y uno sin recurso?

pagares
Escrito por Redacción

El mundo de los pagarés es variado y se orienta a una forma especial de pagos de deudas que asume un emisor ante su beneficiario. Pero, cuando el beneficiario necesita dinero fluido, hacer un descuento con pagarés puede ser una gran alternativa.

Los documentos que se emiten como muestra de un compromiso de pago en un tiempo relativamente corto, son conocidos como pagarés. Su reflejo en los balances es con condición circulante, aunque en algunos casos se presente dentro del grupo de cuentas por cobrar y en el otro de cuentas por pagar.

El endeudamiento forma parte de las alternativas que utilizan las empresas para conseguir efectuar sus planes de inversión o para salir de un apuro. Sin embargo, un descuento de pagarés online también puede ser una buena alternativa para hacerle frente a estos escenarios, sin necesidad de asumir un compromiso con los bancos.

En general, se trata de una estrategia que permite que una empresa del campo de las finanzas pueda hacer la compra del pagaré asumiendo ante el deudor la responsabilidad del cobro y aportando al beneficiario el importe que le corresponde.

Es evidente, que todo este procedimiento conlleva a un pago que se restará de la totalidad de la suma del pagaré por concepto de intereses y comisiones al cliente contratante (el beneficiario). Sin embargo, esto le permitirá tener a disposición una cantidad de dinero considerable para resolver los asuntos que tenga planificados.

Según los procedimientos contratados con la empresa de financiación, existen dos formas de hacer frente a este tipo de servicios; con un descuento con recurso o sin recurso.

Descuento de pagaré con recurso

Es la modalidad más sencilla, aunque quizás menos beneficiosa para el cliente. Se trata de que la empresa de financiación asume la compra del pagaré y le envía al beneficiario el importe correspondiente después del cobro de los intereses.

Sin embargo, tiene el problema palpable en torno a que si el deudor no asume el pago correspondiente en la fecha de su vencimiento, la suma podrá ser reclamada al cliente.

Este es un mecanismo, claro está, que no se ofrece a todo el mundo. Las evaluaciones previas del estado del pagaré y las empresas vinculadas permiten realizar un estudio de probabilidad de impago que será la base fundamental para aprobar o rechazar una petición.

Imagina que eres dueño de una empresa que fabrica zapatos y has emitido un pagaré a tu proveedor de cuero. El pagaré tiene plazo de vencimiento de 60 meses pero el proveedor tiene una eventualidad hacia el día 33 y necesita el dinero de manera urgente.

Él puede solicitar a una empresa de financiación que compre el pagaré y, al hacerlo, te notificará para que conozcas a quién debes hacer el pago. Sin embargo, en los estudios realizados de tu comportamiento en materia crediticia y otros elementos, se descubre que tienes muchos problemas de pago puntual, por lo que la empresa de financiación puede decidir no avanzar con este tipo de gestión.

La única probabilidad de que sí le resulte al beneficiario es que este mantenga una relación, por el contrario, muy responsable en materia crediticia. De esta forma, la empresa de financiación podría arriesgarse a sabiendas de que, sin incumples, el beneficiario será quien asuma las consecuencias.

Descuento de pagaré sin recurso

En este tipo se obtienen los mismos beneficios. Su diferencia radica en que los estudios previos a la compra del pagaré son mucho más específicos, ya que si a momento del vencimiento el deudor no asume el pago del compromiso, el beneficiario no tendrá participación allí, por lo que la responsabilidad total será asumida por la empresa de financiación.

Sin lugar a dudas, es un método muy llamativo para cualquier empresa, aún cuando se trate de un pagaré con recurso. Las realidades del mundo financiero son muy cambiantes y existen momentos en que la liquidez es obligatoria para mantenerse a flote y, a sabiendas de que los bancos cada vez son más complicados para otorgar un crédito, esta puede ser la opción más rápida y segura.