Marketing

E-commerce ecológico y sostenible

ecommerce ecológico
Escrito por Redacción

El auge del mercado electrónico durante los últimos 10 años ha sido significativo. Cada día son más los emprendedores alrededor del mundo que deciden apostar por el comercio 2.0, debido a la infinidad de ventajas que ofrece.

La confianza y seguridad que garantizan la mayoría de las tiendas electrónicas actualmente, con plataformas estandarizadas que avalan la seguridad y transparencia de las transacciones, hacen posible un mercado más diverso.

El catálogo actual de productos que se comercian por Internet es casi infinito, eso incluye a un sector que hasta hace poco se pensaba que nunca tendría más relevancia que su demanda tradicional: las tiendas de telas ecológicas.

¿Qué son las telas naturales y cómo identificarlas?

Las tendencias actuales incentivan a combinar el arte de la industria textil con materiales que tengan una incidencia contaminante mínima (o nula) con el medioambiente. El resultado de esto es una tela de camiseta en la que, para su elaboración y procesamiento, no se utilizaron pesticidas, cuya carga química contaminante es significativa.

Las telas ecológicas son selladas con la certificación internacional GOTS, que garantiza que los materiales usados para su producción no fueron contaminantes, desde el momento del cultivo del algodón hasta su tintado.

Generalmente, el método de preparación del algodón natural y no contaminante, consiste en plantarlo en zonas libres de compuestos químicos en el terreno. Los fertilizantes usados son, únicamente, de origen vegetal y el tiempo de cultivo se extiende de dos a tres años aproximadamente.

Existe también una variedad de telas naturales cuya elaboración es totalmente libre de agentes modernos, lo que incluye el color. Para lograr la coloración, se mezclan ciertas clases de algodón que naturalmente tienen variedades cromáticas, sin usar algún tipo de coloración química.

Es importante destacar, que el origen de los materiales no afecta al nivel artístico en las prendas. De hecho, al ser materiales artesanales, cuya producción suele tomar un poco más de tiempo que la de la industria convencional, el resultado creativo en los diseños y estampados suele ser más dedicado y de mejor calidad.

Al ritmo de los tiempos

La idea de las telas orgánicas para minimizar la contaminación, surgió en la década de 1960, influenciada fuertemente por la corriente hippie. Sin embargo, una concienciación masificada sobre los peligros medioambientales que ocasiona la industria textil convencional, estaba lejos de ser una realidad, por lo que no existía un mercado establecido para este tipo de productos.

Desde hace aproximadamente siete años, resurgió el concepto de moda ecológica sostenible, que ha sido adoptado también por grandes exponentes de la industria textil mundial, al usar materiales tan diversos como los siguientes:

  • Lyocell: es un tejido realizado con pulpa de madera, el cual minimiza las emisiones de carbono y requiere de menos cantidad de agua y energía.
  • Bambú: al ser una planta de rápido crecimiento, no requiere de pesticidas para su cultivo. El tejido obtenido tiene propiedades anti-bacterianas, no retiene olores y es significativamente ligero.
  • Lino: sembrado y cultivado siguiendo estrictos estándares ambientales, este material es muy versátil debido a su resistencia y durabilidad.
  • Seda pacífica: se usan gusanos para la elaboración del tejido. A diferencia de la modalidad tradicional, el tejido se elabora con revestimientos que desechan los gusanos cuando los capullos han sido abandonados por las mariposas, lo que minimiza considerablemente el uso de agua.
  • Cáñamo: es fácil y rápido de cultivar, produce un tejido muy resistente, pero suele tener un tacto áspero y rugoso.

Vestir con telas naturales: ¿ecologismo o lujo?

Debido al origen artesanal de este tipo de telas, se pueden elaborar una numerosa variedad de diseños, colores y medidas para todo tipo de persona y cualquier tipo de situación. A pesar del incremento de la tendencia ecológica en la ropa, sigue siendo un mercado que todavía dista de tener relevancia, debido a los costes de producción que suelen ser superiores a los tradicionales.

Sin embargo, con el alcance de la red global de Internet, son cada vez más numerosos y diversos los portales que se dedican a la concienciación del grave daño que ocasiona la producción tradicional, que incrementa el interés de los internautas que prefieren un estilo de vida vanguardista y sostenible, acorde a los nuevos tiempos.