RAMÓN MARGALEF 

27-05-04

Para los amantes de Natura, se nos acaba de morir un amigo, profesor y pionero de la ecología moderna, Ramón Margalef. Sus libros, no demasiado prolijos, pero intensamente henchidos de contenido, constituyen y han constituido para más de una generación de estudiosos de esta ciencia, aquel que siempre se tiene a mano, no precisamente por su capacidad divulgativa, sino como resorte científico para poder acercar la ciencia la ciudadanía, además de cómo base para muchos de nuestros estudios científicos.

Hace años tuve el honor de asistir a una de sus escasas conferencias y rebuscando en mi particular “leonera” hallé ciertas notas de este catalán universal: “que sepan ustedes que en el Mediterráneo no quedan zonas vírgenes… la presencia del hombre se encuentra inscrita irremediablemente desde el Paleolítico en cada rincón de la Península Ibérica… está dentro de nuestra capacidad conservar espacios únicos dentro de la biosfera olvidándonos de su grado de antropogenia, lo cual es tan estúpido como la palabra que lo define… la política es siempre un medio, nunca un fin para protección de la ecología”.

Fue uno de los pioneros en posibilitar que otros pudiéramos hablar de paisaje y paisanaje, como una globalidad tan enormemente importante como la que no conoció la especie humana.

Evidentemente, era uno de nuestros más destacados científicos y entre sus complejas formulaciones matemáticas, algunos comenzamos a aprehender conceptos como biodiversidad, riqueza específica y tantos otros que, con la destreza de un físico fue capaz de trasladarnos al mundo de la ecología.

Un auténtico genio al que todos respetamos y, desde ahora echaremos de menos.

José Javier Matamala García
Editor de Almediam:
http://almeriware.net/almediam/