Siempre desde el punto de partida

Ante la actual situación de escalada bélica internacional y las desafortunadas declaraciones del que fuera Presidente de este Estado, donde anima al pueblo israelí a seguir bombardeando allende sus fronteras; ante la barbarie de encontrar a personas en una patera y no plantearse el recogerlas por las consecuencias políticas que esta situación pueda acarrear ante la deshumanización de ciertos países; ante la situación inhumana en la que viven muchos de nuestros inmigrantes, a los que no se les respeta los más elemental como seres humanos; ante una situación crítica del medio natural en el ámbito internacional; ante las murallas de hormigón que se elevan en las costas y en el interior de España; ante una flora y una fauna acorralada, pese a lo que cuenten los políticos de turno, donde el aislamiento de los espacios naturales constituye la mayor derrota de los mismos; ante la desaparición sistemática de nuestros recursos etnográficos, tanto históricos, como prehistóricos, de nuestro paisaje y paisanaje en la atroz insensatez de políticas globalizadoras; ante la corrupción y despotismo en muchos de nuestros Ayuntamientos y Comunidades Autónomas, y ante una clase política que, en su conjunto, es incapaz de frenar el desenfreno de la estulticia y tremendamente lenta a la hora de abogar por la eficacia y eficiencia, si no es por el impulso y fuerza de movimientos ecologistas, conservacionistas, humanitarios y sociales ... es muy difícil pronunciarse.

Desde nuestras líneas siempre hemos abogado por el entendimiento pacífico entre los pueblos, luchado contra el terrorismo del tipo que sea -evidentemente, incluido el de Estado-. Hemos y vamos a seguir defendiendo lo que entendemos justo dentro del amplio marco de la filantropía y del respeto hacia el Planeta Azul que nos acoge. Difundimos y difundiremos nuestros valores etnográficos y ambientales, así como el de otras zonas de Tierra donde sea necesaria nuestra voz. Jamás hemos, ni estaremos supeditados a intereses políticos, ni admitiremos subvenciones públicas o privadas. Y siempre realizaremos un llamamiento a la voz de la ciudadanía, venga de donde venga, siempre que no incite a la violencia, ni a otros argumentos que quedan claramente expuestos en la Declaración Universal de los Derechos Humanos.

Ante el caos del devenir diario que definía Demócrito, no queremos un Logos... tan sólo sensatez, compromiso, humildad y solidaridad.

El siguiente artículo va dedicado a todas aquellas y aquellos que se han puesto en contacto con nosotros y que no hemos tenido la oportunidad de responderles como merecían. Es un cuento y a la vez una aportación científica... 

Ante tanto desatino espero de veras que os agrade y que todas y todos nos hagamos cómplices. No va de guerra, no va de denuncia, sólo de una experiencia particular con Natura que siempre será una fuente inagotable de conocimiento.

Para leerlo sólo tenéis que pulsar sobre estas letras

Un cordial saludo a todas y a todos, refugiaros del calor y que nunca se "desanime el ánimo"... hay demasiado por lo que seguir trabajando.

José Javier Matamala García

Editor de Almediam: http://www.almediam.org/

Almería-España.