Entrevista con JOSÉ IGNACIO DOMÍNGUEZ, LETRADO DE ECOLOGISTAS EN ACCIÓN

Almediam. 05-11-04

Almediam -ALM-. José Ignacio Domínguez -JID-, nació en Madrid el 3 de junio de 1945. Este abogado -ligado en la actualidad a Ecologistas en Acción- conserva la amplia sonrisa que siempre le ha acompañado; en su rostro se entreven principalmente algunas de las cicatrices que el paso inexorable del tiempo va marcando en este sentido, y en su conversación, siempre locuaz, oportuna e inteligente, la transmisión de un ímpetu envidiable de ganas de trabajar, por y para la conservación de este lugar del Sudeste Peninsular, de apostar abiertamente por ciertos temas de los que casi nadie quiere pronunciarse.

José Ignacio Domínguez. Abogado de Ecologistas en Acción.Según sus propias palabras "mi primer conflicto importante en la defensa del medio ambiente surgió en 1977 cuando me opuse, sin éxito, al proyecto de instalación de la fábrica de cemento en la playa de Carboneras".

Posteriormente organizó la asociación de Amigos de Aguamarga, que consiguió paralizar la construcción de un paseo marítimo en dicha localidad almeriense. Más recientemente presidió la Asociación de Amigos del Parque Natural de Cabo de Gata, siendo en la actualidad miembro de la Junta Rectora de dicho Parque y actuando como abogado de Ecologistas en Acción.

-ALM- Algunos medios de comunicación nos hemos hecho eco de una serie de irregularidades administrativas y privadas acontecidas en los desmontes realizados al Norte del aeropuerto de Almería y en las inmediaciones de Vega Cañada. ¿Podrías explicarnos que es lo que ha sucedido y está sucediendo en este espacio?

-JID- Lo sucedido es que un grupo de empresarios y grandes propietarios del Poniente, ligados a la COAG, y dirigidos por Eduardo López Vargas se han enriquecido a costa del medio ambiente. Han comprado terrenos forestales  baratos, han volcado los montes sobre las ramblas y han instalado invernaderos ilegales. Las plusvalías generadas rondan el 1.000 %.

Los infractores han actuado en todo momento protegidos por la Junta de Andalucía de la que han recibido al menos una subvención de más de quinientos millones de pesetas.

Las administraciones implicadas son, la Consejería de Medio Ambiente que no ha precintado la maquinaria y ha emitido una Declaración de Impacto Ambiental favorable para la mitad de la finca; la Comisaría de Aguas que ha permitido que desparezcan las ramblas; la Consejería de Agricultura y Pesca que ha subvencionado las obras ilegales; y el Ayuntamiento de Almería que no ha parado las obras a pesar de no tener licencia municipal.

-ALM-  ¿Cuáles son las alternativas que, desde Ecologistas en Acción, se plantean, ante estos hechos?

-JID- Hemos presentado una querella criminal contra los cuarenta propietarios de los terrenos entre los que se encuentra el ex Secretario Provincial de la COAG, Eduardo López Vargas, y el senador del PSOE, Juan Miguel Peña Linares.

No hemos perdido la esperanza de que finalmente la Consejería de Medio Ambiente obligue a los propietarios a poner los montes y las ramblas en su sitio.

Si la querella criminal no prospera acudiremos al contencioso administrativo contra la Junta de Andalucía.

-ALM- Si existe, ¿consideras suficiente la ayuda de las Administraciones ligadas a la defensa y protección ambiental en vuestro proyecto?

-JID- El tema de las ayudas no lo llevo yo personalmente pero si te diré que son un arma de doble filo porque pueden coartar algunas actuaciones. En el caso de los desmontes de la COAG, podríamos ver comprometidas las ayudas que nos pueda proporcionar la Consejería de Medio Ambiente si tuviésemos que enfrentarnos judicialmente a ellos por permitir esas obras ilegales

-ALM- Muchas personas no participan activamente, en éste u otros proyectos, por falta de conocimiento; ¿qué le dirías a todos aquellos que quieran integrarse dentro de acciones conservacionistas?

-JID- Les diría que el medio ambiente no se puede dejar en manos exclusivas de la Administración porque hay en juego muchos intereses económicos y la experiencia demuestra que las administraciones son muy manejables a la hora de permitir determinados abusos, como ocurre con los desmontes de la COAG. Estos desmontes nunca se hubieran llevado a cabo si en Almería hubiese un movimiento ecologista importante.

Una prueba de que los particulares defendemos el medio ambiente con más eficacia e interés que la Administración  es por ejemplo el programa de recuperación de fauna marina de Almería que ha demostrado ser más eficaz que el de otras provincias que cuentan con la protección oficial.

José Ignacio Domínguez ante los desmontes ilegales denunciados por Ecologistas en Acción.-ALM-Cual es tu opinión ante el movimiento especulativo inmobiliario y agrícola sobre nuestro Patrimonio Natural

-JID- La especulación inmobiliaria que tanto daño está haciendo al medio ambiente, sobre todo en los núcleos costeros, está auspiciada por los grandes partidos políticos que se financian ilegalmente a través de los ayuntamientos y las comunidades autónomas que controlan.

No en vano el propio Tribunal de Cuentas ha reconocido que la financiación de los partidos políticos es ilegal en un porcentaje superior a un tercio. Ese dinero ilegal les llega a base de recalificar terrenos, aumentar la edificabilidad etc.

En Almería además del problema urbanístico tenemos el de los invernaderos. Un ejemplo claro es el de los desmontes de la COAG. Estos cuarenta propietarios han comprado la hectárea de terreno forestal a un millón de pesetas.  Una vez tramitado el cambio de uso por la Consejería de Medio Ambiente, la hectárea pasará a valer diez millones de pesetas.

Los cuarenta infractores han invertido 442 millones de pesetas y si la Consejería de Medio Ambiente les regala el cambio de uso, los terrenos pasarán a valer 4.420 millones de pesetas. Es como si a los cuarenta infractores les hubiese tocado la lotería. Todos ganan excepto el medio ambiente que de tener 442 hectáreas de un alto valor ecológico a pasado a tener 442 hectáreas de desierto.

-ALM- Según el criterio de Ecologistas en Acción, ¿cuales son los principales problemas ambientales con los que cuenta la provincia de Almería en la actualidad.

-JID- Los ya citados, el desmesurado crecimiento urbanístico y los desmontes. A estos problemas hay que añadir la ineptitud o connivencia de las distintas administraciones que permiten estos desmanes. Por eso es necesaria la participación ciudadana, para compensar la falta de actividad de las administraciones.

-ALM- Además de denunciar públicamente situaciones conflictivas, dentro del ámbito provincial, y plantear soluciones alternativas, ¿os habéis sentido acosados en alguna ocasión por la Administración o por la opinión de ciertos sectores de la ciudadanía?

-JID- No es que nos hayamos sentido acosados, es que nos han acosado. Yo en concreto he obtenido una sentencia favorable del Tribunal Superior de Justicia de Andalucía en la que el TSJA acusa al Alcalde de Níjar de abuso de poder, arbitrariedad e injusticia por modificar las Normas Subsidiarias con el único objeto de no permitir en mi casa ningún tipo de obras. El Ayuntamiento de Níjar, ni siquiera me permitía reparar los cristales de las ventanas.

Además de este acoso he sufrido una docena más de medidas contra mí por parte del Ayuntamiento de Níjar.

El TSJA también ha dictado una sentencia defendiendo a otra letrada de Ecologistas en Acción  a la que el Alcalde de Níjar le había metido una calle inútil por el jardín de su casa para partírselo en dos.

A raíz de las primeras denuncias por los desmontes de la COAG, hace cuatro años, tuve un detective privado investigándome. También me han llegado varias amenazas. El acoso es real.

-ALM-Como conocedor in situ de nuestro patrimonio litoral ¿Cuáles son las deficiencias que has podido observar a lo largo de estos últimos años y qué medidas consideras que podrían aplicarse para solucionarlas.

-JID- La zona que más conozco es el Parque de Cabo de Gata donde las especies no sólo no se regeneran sino que la situación es peor que la anterior a la declaración de Parque.

La pesca de arrastre es la que más daño está causando al Parque. Cuando hay poniente en el litoral, los arrastreros se refugian en las aguas del Parque y arrasan los fondos de Posidonia.

Estamos cansados de denunciar estos hechos y las administraciones no hacen nada por evitar el desastre.

También la pesca submarina hace bastante daño. Muchas veces los pescadores son turistas que desconocen la prohibición de pescar.    

-ALM- ¿Qué opinión te merecen las actuales Administraciones responsables del medio ambiente dentro del ámbito provincial?

-JID- De lo manifestado anteriormente se deduce que mi opinión sobre estas administraciones no puede ser más deplorable. Carecen de la más mínima sensibilidad por el medio ambiente y son los verdaderos responsables de los desmanes que estamos viendo todos los días.

-ALM- Desde esta redacción entendemos que la educación ambiental es una asignatura pendiente y que precisa de muchos más recursos y compromisos por parte de las distintas Administraciones implicadas. ¿Cómo valoráis personalmente esta situación?

-JID- Se debería dar más importancia a la educación ambiental.

Respecto al interés de las administraciones por la educación ambiental, te voy a poner un ejemplo.  Hace unos tres años, cuando yo era Presidente de la Asociación de Amigos del Parque de Cabo de Gata, dábamos charlas en los colegios de la zona. Se enteraron en la Consejería de Medio Ambiente y presionaron a un profesor para que no nos permitiera seguir con las actividades. En aquella época las denuncias de la Asociación molestaban mucho a la Consejería y trataba de aislarnos lo más posible aunque para ello tuviera que dejar a los niños sin actividad educativa.  

-ALM- ¿Podrías enumerarnos un decálogo de prioridades para Almería en el ámbito medioambiental?

-JID- Que todos los ayuntamientos, la Comisión Provincial de Ordenación del Territorio y Urbanismo, o la administración competente, regule la instalación de invernaderos, frenando radicalmente los desmontes.

Que los arrastreros dejen de destruir el fondo marino.

Que se respete la Ley de Costas, y el deslinde de la zona marítimo terrestre se sitúe donde llegan las olas en los máximos temporales conocidos y no amoldándose a lo ya construido, como se está haciendo.

Que se proporcionen las infraestructuras mínimas a las poblaciones ya existentes antes de dar más licencias de obras

Que se solucione el problema del tratamiento de los residuos, especialmente de los residuos agrícolas que son los que más afectan a esta provincia.

Que Endesa deje de quemar carbón y que se terminen los vertidos de la planta de Deretil.   

Que la Comisaría de Aguas no permita construir en zonas inundables y obligue a dejar expeditas las ramblas ya ocupadas.

Que la Administración deje de tomar represalias contra los que defienden el medio ambiente.

Que los partidos políticos dejen de financiarse a costa de destruir el medio ambiente.

Que la Consejería de Medio Ambiente y el resto de administraciones responsables de la conservación de la naturaleza cumplan con sus obligaciones y frenen el deterioro irreparable a que esta siendo sometida la provincia.

-ALM-¿Crees que es posible la conservación y protección del medio ambiente sin actuaciones políticas?

-JID- La participación ciudadana es indispensable para conservar el medio natural. La experiencia ha demostrado que es muy difícil conservar un espacio protegido si los habitantes no lo defienden. No obstante, las medidas políticas son indispensables para proteger el medio ambiente. Por mucha participación ciudadana que haya, si no se dictan unas normas y se adoptan unas medidas, es imposible conservar el medio ambiente.

-ALM- ¿Consideras que existen recursos naturales irracionalmente explotados en este rincón del Sudeste Peninsular?; en caso afirmativo ¿cuales serían las alternativas?

-JID-El recurso más irracionalmente explotado es el cultivo bajo plástico. No sólo se está destruyendo la orografía de la provincia sino que se están sobre explotando los acuíferos.

La alternativa es que la Administración ordene el territorio y determine en que lugares se pueden poner invernaderos y en cuales no. La Administración también debe planificar los accesos y las calles. No es posible seguir con la anarquía actual donde los propietarios son los que planifican los accesos y ejecutan las calles.   

-ALM- ¿Que es la desertificación y cuáles consideras que podrían sen las más oportunas medidas cautelares para combatirla?

-JID- Para comprobar in situ lo que es la desertización basta con visitar los desmontes que la COAG ha llevado a cabo al Norte del aeropuerto. La Consejería de Medio Ambiente habla mucho de la desertización como fenómeno natural pero no hace nada para impedir la desertización provocada por los especuladores.

Para frenar la desertización provocada por los especuladores basta con aplicar la Ley y para frenar la desertización natural parece que uno de los métodos más eficaces es la reforestación.

-ALM- Cómo Ecologistas en Acción ¿qué opináis ante la barbarie cometida en la Playa de El Algarrobito, o ante la presunta intención de urbanizar Macenas?.

-JID-Es increíble que después de la experiencia sufrida con el desarrollismo de los años sesenta todavía se puedan permitir obras como las del Algarrobico.

Los principales responsables de estos desmanes urbanísticos son los políticos de turno. Para frenar estas agresiones hay que hacerlo en la fase de proyecto ahora ya es muy difícil.

A estas dos agresiones salvajes hay que sumar la próxima construcción de una urbanización de 48 hectáreas en Aguamarga, dentro del Parque de Cabo de Gata. En esta ocasión la Consejería de Medio Ambiente tiene motivos más que sobrados para expropiar los terrenos. La finca pertenece al arquitecto que elaboró las Normas Subsidiarias de Níjar y lógicamente incluyó como urbanizable su finca de 48 hectáreas.

-ALM- ¿Qué opinión os merece la actual gestión del Parque Natural de Cabo de Gata-Níjar?

-JID- Con el actual director ha mejorado algo, pero la gestión del anterior director, el Sr. Guirado, no pudo ser más nefasta. Hizo la vista gorda y permitió que los pequeños propietarios construyesen setenta invernaderos ilegales dentro del Parque. En vez de afrontar el problema e indemnizar  a los propietarios por el perjuicio causado al no poder instalar invernaderos dentro del Parque lo que hizo fue aplicar la política del avestruz e ignorar el problema que aun sigue sin resolverse.

Con su política del avestruz, el Sr. Guirado, fomentó la especulación. Los empresarios del poniente comenzaron a comprar terrenos baratos dentro del Parque para instalar invernaderos ilegales. Este fue el caso de Eduardo López Vargas y otros que compraron 70 hectáreas de secano en la zona de Pozo Usero. Afortunadamente conseguimos parar el pelotazo, sin la ayuda del Sr. Guirado, y ahora Eduardo López Vargas y sus socios se tendrán que conformar con cultivar amapolas.

El Sr. Guirado permitió la instalación de piscifactorías dentro del Parque. También permitió que se construyera el hotel de Rodalquilar al interpretar  el PORN en beneficio de los propietarios a la hora de aumentar la edificabilidad. Dio un trato de favor al empresario riojano D. Marcos Eguizábal. La gestión de la guardería fue nefasta etc etc. En definitiva, convirtió el Parque en el Far West.

-ALM- ¿Qué opinión te merece la actual política ambiental de la Junta de Andalucía?

-JID-Del contenido de la entrevista se puede deducir que mi opinión no puede ser más baja.

Si tuviese que aplicar tres adjetivos a la política ambiental de la Junta de Andalucía serían los siguientes, falta de sensibilidad, corrupción e ineficacia.

-ALM- Te atreverías a exponernos tres deseos; lo que consideras más importante en tu vida u ofertarnos alguna sugerencia para ser “un poquito por favor” algo más feliz.

-JID-Que se dejen de destruir los montes y las ramblas para instalar invernaderos, que se frene el desarrollismo urbanizador en la costa y que los arrastreros no destruyan el fondo marino.

-ALM- ¿Te has encontrado cómodo durante esta entrevista?

-JID- Si, pero creo que en algunos casos me he repetido demasiado y en otros no me he extendido lo suficiente.

Página de inicio