Motor

Financiar un coche: ventajas y recomendaciones que debemos seguir

financiar un coche
Escrito por Redacción

Comprar un coche es una de las acciones que probablemente haremos alguna vez en nuestra vida. Hay quienes tienen la posibilidad de pagarlo al contado, pero hay otros que deben acogerse al pago a plazos. Si estamos en este último caso, la pregunta que podemos hacernos es la siguiente: ¿sale rentable financiar la compra?

Resulta curioso comprobar que la mayoría de marcas de automóviles venden sus vehículos a un precio más bajo si lo financiamos que si lo pagamos al contado. Se trata de una estrategia que tienen estas marcas y los concesionarios para atraer clientes. Es por esta razón por la que muchos particulares han solicitado un crédito online a prestamosfrescos.es.

Un préstamo rápido de hasta 3.000 euros que puede cubrir perfectamente nuestras necesidades no sólo a la hora de adquirir un coche, sino también para hacer frente a algún imprevisto, pagar unas deudas, las próximas vacaciones, etcétera. Una magnífica alternativa, y muy en auge, respecto a los préstamos de las entidades bancarias.

Ventajas de financiar un coche

Es evidente que la primera y principal ventaja a la hora de financiar un coche es no tener que disponer de todo el dinero para adquirir el vehículo. Es cierto que habrá que atender a los intereses que surjan de la transacción, pero lo cierto es que es una modalidad en la que los concesionarios están poniendo muchas facilidades en los últimos años.

No en vano, los trámites de financiación suelen ser bastante rápidos y sencillos, al igual que los criterios para aprobar las solicitudes de financiación. Algo parecido es lo que sucede a la hora de buscar un crédito en prestamomajo.es, un comparador ideal para encontrar el mejor préstamo para comprar un coche.

En este caso, al comparar las diferentes entidades privadas crediticias, podemos obtener un crédito online en apenas 2 minutos y sin necesidad de registrarnos en la web. Además, tampoco es necesario contar con un aval para disponer de forma rápida, de la cantidad solicitada en nuestra cuenta.

Al acudir a un concesionario con la idea de financiar un coche, es probable que allí nos ofrezcan una serie de ventajas para poder hacerlo. En muchas ocasiones, vamos a empezar a pagar dentro de unos meses, pero también tendremos la posibilidad de acogernos a descuentos en las primeras cuotas, disponer de un TAE más accesible, nuevos extras por el mismo precio, etcétera.

Consejos a la hora de financiar un coche

A pesar de las ventajas anteriores, financiar un coche no es algo que nos tengamos que tomar tan a la ligera como si estuviéramos comprando en AliExpress. El gigante chino es una tienda online que dispone de todo tipo de productos y a precios muy rebajados, por lo que es probable que te ahorres dinero. Sin ir más lejos, lo que vamos a encontrar en su catálogo son productos a precios de fábrica, aunque vengan directamente desde China.

Antes de tomar la decisión definitiva de financiar nuestro coche, hay que calcular todo muy bien para ver si realmente nos resulta el modelo de compra más adecuado. No en vano, hay que tener en cuenta que financiar un coche o cualquier otro producto supone tener que pagar unas cuotas y los intereses correspondientes. A eso debemos sumarle otros gastos adicionales como el seguro, la gasolina o el mantenimiento.

Estos cálculos son los que nos van a permitir comprobar si con nuestros ingresos vamos a poder hacer frente a estos gastos. Además, debemos preguntar en el concesionario todos los gastos relacionados que se puedan derivar de la transacción: gastos de apertura, comisiones por cancelación anticipada, contratos de mantenimiento, etcétera.

En este caso, lo más recomendable será siempre solicitar en el concesionario lo que se conoce como proyecto de financiación. En estos documentos financieros se va a consignar el importe de la cuota a pagar, los intereses y otros detalles que debemos tener en cuenta. Algo similar tendríamos que hacer en la entidad bancaria, si es allí donde queremos financiar el vehículo.

En realidad, financiar un coche no es una tarea compleja. Sólo hay que prestar especial atención a una serie de aspectos y llevar a cabo algunos cálculos para que no nos den “gato por liebre”.