Provincia

Jueves trágico con 13 muertos en el mar de Alborán

Escrito por Redacción

El mar de Alborán ha vuelto a convertirse una vez más en la tumba de los inmigrantes que intentan labrarse un futuro en España. Una primera patera era rescatada la madrugada jueves con once cadáveres a bordo, falleciendo durante su traslado al hospital uno de los 33 supervivientes que iban en ella. Por la tarde era localizada una nueva embarcación a cuyo costado se encontraba muerto uno de sus ocupantes. La primera patera había zarpado el 18 de diciembre desde el Cabo del Agua con 55 personas a bordo y durante dos días consecutivos Salvamento Marítimo había intentado dar con ella. Fue finalmente el buque de investigación Hespérides el que la avistó y alertó al centro coordinador en Almería del organismo dependiente del Ministerio de Fomento.

La Salvamar Spica fue a por ella y a su llegada se encontró con el peor escenario posible: once de los ocupantes de la patera habrían desaparecido durante la travesía y otros once habrían muerto sin caer al mar en este trayecto. Se desconoce el motivo exacto de estas muertes, pero según afirma el diario El País, fuentes próximas al caso habrían indicado que los migrantes pudieron beber agua de mar para calmar su sed durante este fatídico trayecto. Los cadáveres y los 33 supervivientes, 29 varones y cuatro mujeres, fueron desembarcados sobre las cuatro y media de la mañana en el puerto de la capital almeriense. Cuatro varones fueron trasladados al Hospital Torrecárdenas de Almería pero uno de ellos pereció de camino a dicho centro y otros tres, de 20, 24 y 25 años, permanecen en observación, a la espera de su evolución, según apuntan fuentes sanitarias.

Tras esto, siguió activo un dispositivo de búsqueda en el que participan el buque SAR Mastelero y el avión Cóndor 4 del Frontex para intentar localizar otras seis pateras, medios que han aprovechado estas labores para intentar dar con alguno de los desaparecidos, si bien no se está haciendo un rastreo específico de los mismos. Tres de ellas fueron interceptadas por Marruecos y una cuarta por el SAR Mastelero. En ésta última navegaban 58 personas, entre ellas diez mujeres y tres niños. El helicóptero de Salvamento Marítimo Helimer 207 trasladó al aeropuerto de Almería a una mujer y a su hijo de la embarcación para ser derivados después al Hospital Torrrecárdenas.

Este año la llegada de pateras al litoral español ha vivido un incremento muy notable. De hecho, el 10 de diciembre ya eran 11.595 inmigrantes los que habían llegado sólo al puerto de Almería tras ser rescatados de 392 pateras. Prácticamente el doble que los que llegaron a toda Andalucía hace dos años. Un total de 17.614 inmigrantes a bordo de 803 pateras llegaron a las costas andaluzas en 2017, lo que ya supusó un aumento respecto al año anterior del 185,2% en personas y del 94,5% en pateras, puesto que en 2016 fueron 6.175 las personas rescatadas en 423 embarcaciones. Del total, fueron 5.537 personas rescatadas que llegaron en 2017 en 255 embarcaciones a Almería.

Una situación que ha hecho que diferentes colectivos manifiesten su preocupación. Por ejemplo, el decano del Colegio de Abogados de Almería, José Pascual Pozo, reclamó mejoras a las administraciones durante los pasados actos de la patrona del gremio. Pozo realizó una sólida exposición de dos de los problemas que más preocupan a los colegiados, en este caso la situación en la que se encuentra la asistencia letrada en casos de violencia de género y a inmigrantes llegados en patera. Con unos datos que superan a los de años pasados, la inmigración es una cuestión a la que deben hacer frente cada día los abogados almerienses. Algo que tienen claro en el Colegio y que llevó a asegurar a Pozo que no se “puede seguir ignorando el volumen de llegadas por mar de extranjeros” y que se está dando una “insuficiente respuesta” a este asunto.

El decano fue claro al respecto, la llegada es “masiva” y está produciendo una “grave situación” en Andalucía. Como muestra, un botón. Sólo en el ámbito del Colegio de Abogados de Almería en el 2014 se había atendido entonces a 1.050 extranjeros, que pasaron a ser 5.305 en el 2017, añadiendo que hasta finales de septiembre ya son 8.000 y se prevé llegar a final de año a los 10.000. Desde el sindicato de Policía Nacional, Unión Federal de Policía (UFP), con representación en el Consejo de Policía, han reclamado al futuro Gobierno andaluz que no continúe con la misma política del ejecutivo anterior de encubrir la inmigración irregular. “Si bien entendemos que el servicio sanitario de urgencias debe ser universal, y sin entrar a valorar si se debe o no retirar la tarjeta sanitaria a los inmigrantes irregulares, entendemos que la Junta no puede seguir ocultando datos e informaciones que son imprescindibles para otras administraciones públicas”.

Dejar un comentario