Viajes y Turismo

La deslumbrante costa de Almería

costa de almería
Escrito por Redacción

Para los amantes de la aventura, en el mundo existen muchas ciudades por visitar. Almería, se encuentra ubicada a doscientos kilómetros del mar Mediterráneo, por lo que su atractivo como destino para unas vacaciones o escapada romántica es ideal.

Es una ciudad con un rico patrimonio cultural e histórico, por sus yacimientos arqueológicos, así como también por el equilibrio perfecto entre mar y desierto. Sus extensas playas vírgenes ofrecen la bienvenida a los visitantes junto con sus impresionantes vistas panorámicas, que regalan paisajes inolvidables a sus espectadores.

La provincia de Almería, en los últimos años ha sido reconocida por tener liderazgo en el mercado internacional.

¿Cómo llegar a Almería?

La costa de Almería tiene una belleza inigualable, esta provincia destaca por sus playas vírgenes que bordean la costa de la ciudad, atractivo que supera las exigencias de los viajeros. Afortunadamente, llegar a Almería es sencillo, gracias a que la comunidad está conectada con distintas ciudades europeas.

Indistintamente del medio de transporte preferido para llegar hasta esa ciudad, para tener completa libertad de movimientos, lo mejor es coordinar un alquiler de coches en Almeria y en tan sólo minutos se puede estar disfrutando de un paseo. Tanto en el aeropuerto como en la estación de tren, hay oficinas de atención al cliente de cada una de las empresas de renombre para alquilar un coche.

Una de las mayores ventajas de viajar en vehículo alquilado, es la total libertad de movimientos que se tiene, sin necesidad de sacar billetes, cumplir un horario o preocuparse por el traslado interno en la ciudad de Almería, o cualquier otra de la provincia, según el caso.

Otro beneficio que se obtiene de viajar en coche de alquiler es que se disfruta mejor el recorrido, no hay cumplimiento de itinerarios, ni tampoco horarios de entrada y salida para el aparcamiento. Tras un trámite que dura apenas minutos, se puede disfrutar de un vehículo a medida de las necesidades, desde un cómodo compacto para una o dos personas, un sedán de lujo o hasta un SUV; y en el caso de un grupo familiar numeroso, la solución podría ser una minivan o furgoneta.

El placer de conducir por Almería

El paisaje de Almería es una hermosa extensión de mar y desierto acompañado de tierras áridas. Es conocida también como un continente productivo gracias a que tiene la huerta más fértil y proporciona una variedad de fauna y especies vegetales por su diversidad climática: mediterráneo, cálido, seco y tropical.

Una de las rutas que destaca en Almería para viajes en coche, es el Parque Natural Cabo de Gata, muy conocido por los visitantes de la ciudad andaluza, de singulares características climatológicas debido a su origen volcánico, este parque nació con el fin de conservar su paisaje.

Otro espacio que no puede dejar de ser visitado es la Alcazaba y las Murallas del Cerro de San Cristóbal, conocido por su declaración por parte de la Unesco, como Bien de Interés Cultural, y es que la hermosa fortaleza árabe tiene un valor significativo artístico e histórico. En la misma categoría, también se encuentran la Catedral de Almería y el Mercado Central.

Como en Almería no todo son lugares arquitectónicos impresionantes, el sol y la playa tienen un papel importante en Roquetas del Mar. Este hermoso destino es la combinación perfecta de playas en zonas costeras y un sistema de dunas conservadas que hacen del sitio, el ambiente ideal para las familias.

Tener la posibilidad de conducir un vehículo como si fuese propio, resulta una enorme ventaja a la hora de visitar playas y sitios nocturnos en la costa almeriense, y así olvidarse del reloj por un buen rato para disfrutar del relax y la diversión.

No sólo playa: sitios de provincia que no se pueden dejar de visitar

Con la ventaja de tener un vehículo de alquiler, sería una verdadera pena no salir a recorrer las bellezas del interior de la provincia de Almería. A modo de excursión familiar, se pueden hacer escapadas de un día o dos, desde la capital hacia diferentes puntos de la geografía almeriense.

Lugares maravillosos para deleitarse en paseos hay por decenas, pero tres emblemáticos de obligada visita, son los que se describen a continuación:

  • La Alcazaba: una fortaleza con más de mil años de antigüedad, es la fortificación mozárabe de mayor extensión de toda España. Ubicada en el cerro San Cristóbal, desde sus murallas de tres metros de espesor puede verse toda la ciudad.
  • Desierto de Tabernas: una extensión árida y rocosa, que se emplaza entre dos sierras, lo que impide que el clima húmedo mediterráneo la alcance. Se extiende por más de 11 mil hectáreas y es ideal para aquellos aficionados al senderismo. Se llega en poco más de media hora en coche desde la capital.
  • Fort Bravo: Allí mismo, en el desierto de Tabernas, un lugar que parece traído del lejano oeste estadounidense. Y es así, porque es la recreación de un pueblo de Arizona o Nevada que se hizo en los años 60 y 70 para el rodaje de varias películas de cowboys. Hoy es un verdadero parque temático en el que se pueden disfrutar de los paisajes y las típicas edificaciones de hace 150 años, en el Oeste de los Estados Unidos.

Indudablemente, una excursión familiar a éstos o cualquiera de los múltiples lugares que ofrece la provincia de Almería es una opción maravillosa para unos días de vacaciones, un puente o hasta un fin de semana, si se tiene la posibilidad de alquilar un vehículo y conducir a placer.