Deportes

La espondilolistesis, una lesión silenciosa

Escrito por Redacción

La espondilolistesis es una dolencia que afecta por lo general a la parte baja de la columna vertebral, habitualmente en la quinta vértebra que también puede afectar a la tercera y la cuarta. Se trata de un deslizamiento hacia fuera de la posición normal de una, de dos o de las tres vértebras antes mencionadas.

La mayoría de pacientes suelen empezar con síntomas difíciles de relacionar con esta enfermedad. También se dan casos en los que los afectados no presentan ningún tipo de síntomas. Por lo que su difícil diagnóstico, en la mayoría de casos, suele ser tardío.

Las molestias causadas por la espondilolistesis son variadas según lo grave que sea. Entre las más destacadas se encuentran el dolor de ciática que afecta desde las rodillas, los pies y los muslos. A menudo este dolor únicamente es apreciable en una articulación, pero también puede manifestarse en ambas. Otras de las molestias que puede presentar la espondilolistesis es la dificultad para caminar debido a la pérdida de sensibilidad en las piernas. En algunos casos también se pueden producir casos de hormigueo. El dolor lumbar también está asociado con la espondilolistesis, se trata de un dolor en la zona baja de la espalda.

Tipos de espondilolistesis

Principalmente es posible encontrar dos tipos de espondilolistesis, una que está presente desde el nacimiento y otra que se desarrolla con el tiempo. La primera se produce por un trastorno durante el desarrollo del embrión. La segunda puede tratarse de un desgaste por el paso del tiempo o por alguna actividad física que haya requerido un esfuerzo muy fuerte. Por ejemplo algunos deportes como el fútbol americano o las pesas, exponen al cuerpo a una actividad física tan intensa que sobrecarga en exceso las vértebras. Esto no quiere decir que una persona que padezca espondilolistesis no pueda practicar un deporte. Si la persona tiene menos de un 25% de desplazamiento de la vértebra y no presenta síntomas antes mencionados podrá hacerlo con precaución pero sin ningún problema.

También la espondilolistesis puede aparecer de forma aislada por otras causas como una lesión traumática por golpes o accidentes. Y una causa menos frecuente de esta afección puede ser patológica, a causa de una enfermedad que afecte a los huesos.

Aspectos como el sobrepeso, la edad y ángulo de lordosis (ángulo que forman las vértebras lumbares), no son causas como tal de esta dolencia, pero sí se pueden considerar factores de riesgo.

Tratamiento

En los inicios se suele tratar con fármacos tradicionales y con una rutina de ejercicio orientada a fortalecer la musculatura. Deportes de baja intensidad como caminar con frecuencia o incluso nadar. También el médico suele recetar sesiones de fisioterapia con un especialista de columna. Muchas veces para ejercitar la zona lumbar y abdominal y otras para realizar un aprendizaje postural.

Aunque si el dolor es alto y el paciente no puede hacerle frente, es posible que requiera de una intervención quirúrgica.

Es recomendable evitar deportes de alta intensidad y movimientos bruscos como inclinarse o agacharse. Esto acompañado con la medicación previamente recetada por el especialista médico conseguirá que la espondilolistesis sea más llevadera. Lo importante a nivel traumatológico es que la vértebra afectada no se deslice más hacia fuera de lo que ya está.