SOS DESDE NAPO - ECUADOR

22-11-04

La Provincia de Napo en el Ecuador, es la más grande reserva de agua dulce y de diversidad biológica del país, la cual actualmente tiene 6 Áreas protegidas como; Reserva Cayambe-Coca, Parque Llanganates, Parque Napo Galeras, Reserva Antisana, Parque Nacional Sumaco, parte del parque Nacional Cotopaxi y la Reserva de Biosfera Sumaco. Lo que nos motiva ha informar y que este documento se pase a otras organizaciones ambientalistas del planeta, ya que en los páramos de los Parques Llanganates y las Reservas Antisana y Cayambe Coca, se han concesionado a más de 30 ríos con fines comerciales, para dar agua potable, riego y energía eléctrica a sectores de las grandes ciudades como Quito, Latacunga, Cotopaxi y Imbabura, es motivo de preocupación ambiental. Con el denominado “proyecto ríos Orientales”, se pretende llevar más de 20 ríos de la zona Norte de la provincia de Napo, con caudales mayores a los 20 m3/sg. quedando un caudal ecológico de 4 m3/sg., lo cual no es suficiente en una zona frágil como lo es la Amazonia en sus estribaciones y que causaría un impacto de consecuencias muy preocupantes, ya que se estaría afectando a comunidades ancestrales que viven del turismo de aventura, pesca artesanal y agricultura sostenible, para lo cual queremos hacer eco de este problema, ya que solo existen intereses monopólicos y comerciales.

La debilidad de los gobiernos locales es no poseer recursos Técnicos (expertos), tecnológicos y económicos para afrontar este problema ya que el agua será la fuente del futuro. Por esa situación queremos conservarla, manejarla y beneficiar de acuerdo a las realidades locales, porque somos amazónicos y queremos nuestra tierra para las futuras generaciones, porque tenemos recursos invaluables y  necesitamos que se respeten los mismos, ya que así, como las extracciones petrolíferas, quieren hacerlo con el agua sustento y garantía de nuestro patrimonio natural y etnológico.

Nota. Cualquier información estamos prestos ha enviarles y facilitarles, uniendo esfuerzos para una causa justa de la gente pobre y olvidada de la Amazonia Ecuatoriana.

Atte.

Ing. Patricio Roa

Técnico ambiental del Consejo Provincial de Napo y Presidente de la Fundación Por La Vida Amazónica 

Para mayor información contactar con: patricio Rene Roa Maldonado patriciorroa@yahoo.com

La Fundación por la Vida Amazónica esta realizando un compendio de la problemática de los recursos Hídricos de Napo, para lo cual solicita analizar esta parte y dar a conocer al mundo de la conservación.

 

El constante deterioro de la región amazónica y muy en especial la Provincia de Napo por las compañías petroleras ha sido una demostración de la falta de políticas ambientales locales, pero en la actualidad la visión esta orientada a la explotación de los recursos hídricos de la provincia, con fines comerciales y económicos de sectores que no están dentro la jurisdicción local, intentando realizar trasvases de cuencas hacia sectores del centro del país como: el Proyecto Ríos Orientales por la EMAAP-Q (cantones Quijos, Archidona Y Chaco), Proyecto Cotopaxi en los paramos del Chalupas jurisdicción del Cantón Tena, Proyecto de agua Potable y Riego de la Laguna de San Marcos en el Cantón el Chaco, todos estos proyectos en la Provincia de Napo. Con estos proyectos se estima que sumados los tres se estarían llevando agua alrededor de 30,67 m3/sg. (Por confirmar los caudales de de Chalupas y San marcos 10,21m3/sg, mientras que el de ríos orientales es de 20.46 m3/sg. ya concecionados). Las concesiones fueron realizadas por el CNRH en la ciudad de Quito, por lo que la centralización de poder evitar que se conozca y se generen problemas de orden jurisdiccional legal. Ante este pequeño extracto se determina que en el Consejo provincial de Napo no existe una unidad de Ambiente que regule y visualice estos temas, mientras que en los Municipios de Quijos y Chaco tienen las jefaturas de Medio Ambiente donde han logrado concienciar a las autoridades y están iniciando procesos de descentralización para asumir las responsabilidades ambientales locales, por otra parte los Municipios de Tena, Archidona y Arosemena Tola No poseen este tipo de jefaturas, dejan ha merced de lo que puedan realizar las Organizaciones no Gubernamentales, Ministerio del ambiente y Turismo.

 

La mala práctica política y de planificación ambiental ponen en peligro la fragilidad de los ecosistemas locales, que son un potencial medio de generación de oportunidades para el desarrollo local y del país a través del uso sustentable de los recursos naturales.

 

Este es una pequeño comentario, para lo cual seguiré narrando la problemática local en base a los instrumentos legales vigentes y las soluciones legales que se pueden adoptar, para lo cual solicitamos la cooperación internacional de grupos activistas con lo que nos puedan aporta para emprender mecanismos viables para el manejo de estos problemas ambientales que son de preocupación social.

 

Ing. Patricio Roa

Presidente de la Fundación Por la Vida Amazónica

y Técnico Ambiental del Consejo Provincial de Napo

 

DIAGNÓSTICO SITUACIONAL DE LOS RECURSOS HÍDRICOS EN LA PROVINCIA DE NAPO

 

 

1.         Cronología de la creación de la provincia de Napo

 

Gonzalo Díaz de Pineda organizó la primera expedición  al Oriente en 1539 por la ruta Quito, Tumbaco, Papallacta, llegando hasta el valle del río Cosanga. No pudo establecer fundaciones por la resistencia de los indios Quijos.

 

Gonzalo Pizarro, ingresó a la Amazonía por Quito, Hatunquijos, Sumaco, Moti, hasta el río Napo, que permitió la navegación por el Amazonas y su descubrimiento por Francisco de Orellana en el año 1542.

 

Gil Ramírez Dávalos en 1559 funda la primera población en Quijos que es Baeza ubicada en una gobernación denominada por los españoles de Quijos, Sumaco y La Canela. Además de Baeza se fundaron las poblaciones de Ávila en el valle del Sumaco, Archidona y Alcalá del Río Dorado y  Tena el 15 de noviembre de 1560.

 

Al crearse la Real Audiencia de Quito, el 29 de agosto de 1563, la amazonía se anexó claramente  a ella con la formación de 9 provincias menores: Quijos, Sucumbíos, Macas, Canelos, Jeberos, Zamora, Yaguarzongo, Jaén y Mainas, división territorial que duró hasta la Independencia.

 

Una vez producida la independencia y a partir de 1824 los territorios amazónicos pasan a constituir cantones de las provincias de la Sierra, especialmente de Pichincha, Chimborazo y Azuay.

 

Desde 1861 se organiza el territorio amazónico con la creación de la provincia del Oriente conformada por los cantones Napo y Canelos.

 

En 1878 se expide la Ley de División Territorial del Ecuador, la misma que suprime la provincia del Oriente y la cita como región oriental con los territorios que pertenecían a la Real Audiencia de Quito.

 

En 1900 se promulga la Ley Especial del Oriente, por la cual se restablece la Provincia del Oriente con una división en 4 jurisdicciones. En 1901 se enuncia la formación de los departamentos de Napo 1 y 2 y de Aguarico 1 y 2.

 

En 1904 se deroga la conformación de departamentos y se establecen cantones y parroquias. En 1911 nuevamente se crea la provincia del Oriente, la misma que consta de los cantones Napo, Curaray, Pastaza, Santiago y Zamora. La capital de la provincia se establece en Archidona.

 

El 15 de diciembre de 1920 se crean las provincias de Napo-Pastaza y Santiago-Zamora. En esa fecha se decreta que la provincia de Napo-Pastaza comprenderá las jefaturas políticas de Sucumbíos, Napo y Pastaza. La jefatura política de Napo tiene como cabecera a Tena que a su vez se constituye en la capital de la provincia.

 

Después de la guerra de 1941 y de las consecuencias de índole social generadas por la prolongada crisis económica y política de los años 30, se operó una especie de búsqueda de la identidad nacional en la revalorización de los territorios fronterizos y en especial de la amazonía.  A esto se sumó un creciente y acelerado proceso migratorio hacia la región oriental, de campesinos y ciudadanos empobrecidos, fundamentalmente por las sequías que cubrían el sur del país.

 

En 1953 por decreto legislativo la extensa provincia de Santiago — Zamora se divide en dos jurisdicciones de igual jerarquía, las provincias de Morona Santiago y Zamora Chinchipe.  En los años 60 y 70 se intensificaron las actividades económicas primarias en la región amazónica, en especial las de explotación hidrocarburífera, agrícola y en menor escala ganadera.  La bonanza del  petróleo atenúa aparentemente la crisis económica; sin embargo, trajo consigo el deterioro de la agricultura, que tradicionalmente había constituido el pilar más importante de la economía nacional.

 

En 1959 la provincia de Napo-Pastaza se divide en las provincias de Napo y Pastaza. En 1989 este proceso de ampliación de la estructura jurisdiccional se complementa inclusive con la creación de la quinta provincia de la Amazonía ecuatoriana: la de Sucumbíos.  Y en Julio de 1998 se publica en el registro oficial la creación de la sexta provincia de la amazonía: Provincia de Orellana.

 

Napo como tal fue creada el 22 de octubre de 1959, mediante el registro oficial No. 969 del 10 de noviembre, en la Presidencia del Dr. Camilo Ponce Enríquez. En esta fecha se reforma la división territorial  de la provincia de Napo para configurarla con los cantones Tena, Aguarico, Orellana, Sucumbíos, Quijos y Putumayo, y el cantón Napo se convierte en el cantón Tena.

 

 

2.         Localización de la Provincia de Napo

 

Dentro de la geografía ecuatoriana, a la provincia del Napo se la conoce con el nombre de “la capital de la canela y la puerta a la amazonía”. En ella se encuentran algunas de las elevaciones más significativas del Ecuador como: El Volcán Reventador, Antisana y Sumaco.  La Provincia de Napo se encuentra ubicada en la parte central norte de la Región Amazónica; con una extensión de 12.474,4 Km2;  se encuentra entre las siguientes coordenadas geográficas correspondiente a: 78 grados 30 minutos de longitud W; 00 grados 15 minutos latitud Sur.  El territorio provincial se localiza desde las estribaciones de la Cordillera  Oriental de los Andes, pasando por la Cordillera de los Andes  hasta la Cordillera Oriental de Guacamayos y Napo Galeras.; altas y hermosas cordilleras forman su marco natural, dando origen a una gama infinita de paisajes en la llanura oriental amazónica,  limitada por las siguientes provincias: Sucumbíos al Norte, Pastaza y Tungurahua al Sur, Orellana al este y Oeste con las provincias de Cotopaxi, Tungurahua y Pichincha.

 

 

Políticamente la provincia se divide en 5 cantones: El Chaco, Quijos, Archidona, Tena y Arosemena Tola.

A la vez se extiende sobre la llanura amazónica más al sur, y la parte del Valle del Quijos en las estribaciones de la cordillera andina oriental, está regada por dos redes hidrográficas: la del río Napo al sur de la provincia que nace en la cordillera de los Llanganates y recorre las provincias de Napo y Orellana hasta unirse con el río Amazonas y la del río Quijos al Nor-occidente de la provincia, que recorre de norte a sur en las estribaciones y limites provinciales con pichincha  hasta desembocar en el río Aguarico.

A la Provincia de Napo la atraviesa, de norte a sur, la troncal amazónica  con 190 Kilómetros, de los cuales el tramo Papallacta hasta Baeza esta asfaltado en una longitud de 45 km.; uniendo la mayoría de los poblados de la provincia. La carretera hacia la Región Amazónica: Ambato - Baños - Puyo - Tena también es una ruta de acceso con unos tramos asfaltados hasta el Puyo y una carretera afirmada desde el Puyo hasta Tena. 

Área Total de la provincia: 12.476. Km

DIVISIÓN POLÍTICO ADMINISTRATIVA DE LA PROVINCIA

Cantón

Cabecera Cantonal

Extensión

Parroquias

El Chaco

El Chaco

348.938 has.

El Chaco, Santa Rosa, Linares, Sardinas, Oyacachi y Gonzalo Díaz de Pineda

Quijos

Baeza

161.239 has.

Baeza, Cosanga, Cuyuja, Papallacta, Sumaco y Borja

Archidona

Archidona

304.480 has.

Archidona, Cotundo y San Pablo de Ushpayacu

Tena

Tena

390.335 has.

Tena, Pano, Pto. Misahualllí, Puerto Napo, Ahuano, Chonta Punta y Talag

Arosemena Tola

Arosemena Tola

  42.612 has.

C.J. Arosemena Tola

3.         Geomorfología.

 

Se distinguen tres grandes conjuntos geomorfológicos, formados por:

 

a.         Cordillera Oriental:

 

De forma alargada en dirección  NE-SO,  forma una barrera montañosa que se alinea siguiendo las orientaciones tectónicas generales de Los Andes, cuyas vertientes muy abruptas caen rápidamente hacía la Amazonía. Esta cordillera se caracteriza por una declinación general de las altitudes y una masividad decreciente de norte a sur. Se encuentra coronada por grandes volcanes nevados que llegan casi a los 6000 msnm, con los siguientes paisajes: vertiente andina alta, zona con modelado glaciar, glaciares y nieves, relieves agudos y rocosos de montaña alta, relieves redondeados de montaña alta, vertiente andina con modelado volcánico, relieves volcánicos y derrames lávicos recubiertos por cenizas, vertiente andina alta con modelado disectado, relieve agudo  y moderado con disección irregular, relieve muy agudo con disección regular en rocas graníticas.

b.         Zona Subandina: 

Esta extensa franja constituye la terminación occidental de la gran llanura Amazónica al pie de la vertiente oriental. 

Paralelo a la estribación de la Cordillera Oriental. Constituyen mesas, cuestas y chevrones con superficies disectadas e irregulares.

Inmediatamente al pie del flanco exterior de la cordillera oriental se encuentra este conjunto formando una faja de aproximadamente 50 km. de ancho, con altitudes entre 500 y 2500 msnm que se asemeja a una tercera cordillera. 

Estos relieves se han desarrollado sobre rocas sedimentarias cretácicas, las mismas que fueron deformadas y plegadas debido a la orogénesis andina. En cuanto a la dinámica actual en este conjunto se producen deslizamientos, derrumbes, erosión remontante, erosión por disolución. 

Morfológicamente, el Levantamiento Napo contiene los siguientes subconjuntos: 

Mesas: formas tabulares al norte, este y sur del volcán Sumaco. Presentan estructuras horizontales a sub horizontales con superficies moderadamente disectadas, donde se ha formado colinas con cimas redondeadas, vertientes convexas y pendientes entre 12 y 40% 

Cuestas: se encuentran al este de las mesas y al norte del Misahuallí. Se trata de capas sedimentarias que han sido basculadas por movimientos tectónicos. Forman superficies moderadamente disectadas con pendientes entre 12 y 40% y frentes de cuestas con pendientes superiores al 40%.

Chevrones: se localizan en el extremo oriental del Levantamiento Napo, formando superficies estructurales disectadas, con pendientes entre 40 y 70% y también frentes de chevrones con pendientes superiores al 70%. 

Superficies estructurales bajas: formadas sobre un sustrato de bancos calcáreos y lutitas. La acción de la erosión diferencial ha dado lugar a la formación de diferentes niveles de superficies estructurales, con colinas homogéneas en su mayoría de cimas redondeadas, vertientes convexas y pendientes que varían entre 12 y 40%. Se localizan al norte del río Napo, entre Tena y Misahuallí, el Bueno y la Merced de Jondachi. 

Gargantas, cornisas y relieves muy disectados: se caracterizan por presentar pendientes superiores al 70% y se encuentran distribuidas en todo el conjunto morfológico. Las gargantas o encañonamientos son el resultado de erosión lineal que ha actuado y actúa sobre los cauces de los ríos combinada con movimientos en masa que se producen en las vertientes de estas formas.

Las cornisas son abruptos casi verticales que se encuentran en los bordes de la mesas, cuestas y chevrones que se han formado debido a la acción de los movimientos de gravedad, principalmente, 

Los relieves disectados son el resultado de la acción de los diferentes procesos como: escurrimientos, derrumbes, deslizamientos, que han actuado sobre las vertientes de los relieves pre-existentes. 

Edificios volcánicos 

Se tienen construcciones volcánicas recientes (conos Sumaco y Pan de Azúcar) y antiguas (edificios destruidos que forman parte de la Cordillera de Guacamayos). 

Dos son los edificios volcánicos situados en la parte central en el contacto entre el Levantamiento Napo y el flanco de la cordillera oriental. Formados durante el Plio-Cuaternario y en la actualidad presentan las siguientes características:

Pan de Azúcar: tiene una altura de 3482 m.s.n.m. y se encuentra entre el Levantamiento Napo y el flanco de la Cordillera Oriental. Esta constituido por una alternancia de andesitas, basaltos y materiales piroclásticos que han formado un estrato volcán. En la cima existe una gran caldera formada posiblemente debido a una fuerte erupción explosiva.

Sumaco: se encuentra en el sector central oeste, con una elevación de 3732 m.s.n.m. entre las siguientes coordenadas: 00° 31' de latitud sur y 77°40' de longitud oeste.

Forma un gran estrato-volcán producto de la depositación alternada de lavas andesíticas, basálticas y productos piroclásticos. En la actualidad se observa una caldera que pudo haberse formado debido a erupciones explosivas o colapsos.

Cabe indicar que en el flanco sur-este, se han formado dos pequeños volcanes parásitos y además existen fallas geológicas con rumbo NW-SE especialmente, una que atraviesa el cráter del volcán más reciente. Al sur oeste de la zona se encuentra el Cerro Hermoso con una altitud de 4571 m.s.n.m.

El edificio volcánico Sumaco se encuentra constituido por dos generaciones de volcanes que se han sucedido y superpuesto, uno a continuación de otro; así:

Sumaco antiguo: forma un gran estrato volcán, como producto de la depositación alternada de lavas andesíticas basálticas y productos piroclásticos cubriendo a un área de aproximadamente 17 km. de diámetro. Los flancos noreste y sureste se encuentran moderadamente erosionados, mientras que los flancos nor oeste y sur oeste son muy disectados con profundos encañonamientos. 

c)         Cuenca amazónica 

Se encuentra al este de la zona subandina, con altitudes inferiores a los 600 msnm, comprenden la parte inferior baja y colinada, modelada por sedimentos antiguos. En la litología dominan las areniscas, conglomerados, lutitas, arcillas y limos, que presentan en unos casos colinas altas heterogéneas con cimas agudas, vertientes rectilíneas y pendientes entre 25 y 70% y en otros relieves bajos homogéneos con cimas redondeadas, vertientes convexas y pendientes entre 12 y 40%.

En cuanto a la dinámica actual sobre las vertientes de los relieves descritos anteriormente, se producen escurrimientos, fenómenos de solifluxión e inundaciones localizadas. 

d)        Formaciones Geológicas 

De acuerdo a ENTRIX.1995[i], las Formaciones Geológicas que afloran en la provincia de Napo, según su edad y composición litológica, son: 

a)      Formación Chapiza (Jurásico Medio-Cretáceo Inferior) Goldschmid, 1940: Formación continental constituida por capas delgadas de areniscas rojas, de grano fino a grueso, alternándose con lutitas abigarradas que contienen yeso y sal. Su potencia oscila entre    600 y 4500 m. Aflora en el Levantamiento Napo-Galeras. Se subdivide en tres miembros:

·         Chapiza Inferior: constituida por una alternancia de lutitas y areniscas de colores que varían entre rojo, ladrillo y violeta. Este nivel contiene capas de anhidritas, vetas de yeso y concreciones de dolomita. Tiene una potencia máxima de 1500 m. 

·         Chapiza Medio: presenta las mismas características que el nivel inferior pero no contiene las evaporitas. Su potencial alcanza los 1000 m.

·         Chapiza Superior o Miembro Misahuallí: consiste de lutitas rojas, areniscas y conglomerados interestratificados con tobas grises y verdes, brechas tobáceas y basaltos. Su potencia alcanza los 2000 m. 

b)      Formación Hollín (Cretácico Inferior). Wasson T. y Sinclair J.H. 1927: Es una formación epicontinental depositada en aguas poco profundas en un ambiente de plataforma. Esta constituida por areniscas blancas cuarzosas muy porosas de grano medio a grueso macizo con estratificación cruzada. 

Localmente se presenta intercalado con lutitas carbonosas, es frecuente la presencia de impregnaciones de asfalto. Aflora en el río Misahualli. Su potencia oscila entre 80-240 m. En el río Misahualli es de 90 m. 

c)      Formación Napo (Cretácico Medio-Superior) Wasson T. y Sinclair J.H. 1927: Formación de ambiente marino, constituido por una serie variable de calizas fosilíferas grises a negras intercaladas con areniscas calcáreas y lutitas negras. Esta subdividido en tres niveles:

·         Napo Inferior: constituido por areniscas, lutitas, margas y calizas en pequeña proporción, con una potencia que oscila entre 60 y 250 m. 

·         Napo Medio: constituido principalmente por calizas masivas en forma de bancos y estratos gruesos. Presenta dos unidades separadas por una unidad poco potente de areniscas y lutitas. Su potencia es de 75 y 90 m.

·         Napo Superior: secuencia de lutitas negras muy duras con intercalaciones de calizas y areniscas. Su potencia es de 200 y 320 m. 

En general la formación tiene una potencia que oscila entre 200 y 700 m. y se sobrepone a la Formación Hollín en toda la región Oriental.

d)      Formación Tena (Cretácico Superior-Paleoceno Inferior). Kappeler J.V. 1939: Formación de ambiente marino a continental. Esta constituida por arcillas abigarradas con intercalaciones de areniscas, conglomerados y delgados niveles de margas y calizas arenáceas. Su coloración característica que varía de café rojizo a ladrillo rojizo se debe a la meteorización; los afloramientos frescos de la formación son grises, negros o verdosos. Entre Puerto Napo y Misahualli, la Formación Tena presenta niveles de arcillas limosas que varía a areniscas.

Tiene una potencia que alcanza los 1000 m. en el margen oriental de la Cordillera Secundaria.

e)      Formación Chalcana (Oligoceno Superior-Mioceno Medio). Hess P. 1939: De ambiente continental, la formación presenta una secuencia de capas rojas de arcillas rojas abigarradas con yeso, está separada de la Formación Tiyayacu por una secuencia de estratos de limos y areniscas. La potencia varía de 650 a 1100 m.

f)        Depósitos aluviales (Reciente): Terrazas fluviales formadas por los ríos Napo, Bueno, Pucuno y Suno. Están constituidas por gravas, arenas y sedimentos finos no consolidados. Su potencia es pequeña y variable.

g)      Rocas volcánicas: La constituyen los volcánicos de Sumaco. Están representados por rocas que varían entre basaltos y riolitas, incluyendo andesitas basálticas, andesitas y dacitas, piroclastos y cenizas volcánicas.

e)        Volcanismo

A1. Volcán Sumaco: Con una altura de 3732 m.s.n.m. es uno de los volcanes activos menos conocidos. Se trata de un estrato volcán basalto alcalino con un perfil simétrico que se ha desarrollado sobre una antigua caldera. Según investigaciones realizadas parece ser que el último periodo volcánico ocurrió entre 1865 y 1925. Productos de su actividad volcánica son las lavas, piroclastos y cenizas que cubren sus flancos.

El volcán Sumaco se encuentra en el sector central-oeste de la provincia del Napo, entre las siguientes coordenadas: 00° 31' de latitud sur y 77°40' de longitud occidental.

A2. El volcán Reventador: se encuentra ubicado entre las coordenadas geográficas 00°05' de latitud sur y 77°40' de longitud occidental. La altura del edificio volcánico es de 3480 m.s.n.m.

De la actividad histórica de este volcán se tiene datos inciertos ya que algunos historiadores pudieron haber confundido la actividad del Reventador, con la actividad de otros volcanes como el Saraurco, Antisana o Sumaco. El año 2002 el volcán entró en actividad con importante emisión de ceniza.

El estrato volcán El Reventador es un edificio que tiene de base alrededor de 15 km. de diámetro, simétrico, con sus flancos erosionados por la acción del agua, sea esta pluvial o fluvial y por acción de la gravedad, especialmente en áreas de pendientes muy fuertes.

En el flanco oeste del gran edificio se observa un testigo de la caldera del primer volcán. Asimismo la caldera anfiteatro del segundo volcán tiene forma de herradura abierta al este, con un diámetro norte-sur aproximadamente de 5 Km. y un abrupto de 200 a 250 m. de profundidad.

En el interior del gran anfiteatro y en el extremo oeste, se levanta un cono volcánico simétrico con un cráter circular y bien definido de 240 m. de diámetro. La altura de este cono desde la base de la caldera es de 1700 m. aproximadamente.

Los flujos lávicos del cono actual, han fluido con un rumbo sur-este-este, formado lenguas de 60 a 300 m, de ancho y de 2 a 10 km. de largo, con superficies de lava tipo cordada. Por otro lado existe un sinnúmero de escarpes de frentes de derrames lávicos (en el interior de la caldera), que corresponden a diferentes episodios volcánicos algunos muy recientes (erupción de 1976). 

3.1       Clima 

A fin de caracterizar el clima en la Provincia, se ha obtenido información de los estudios realizados por IDEA.1988 [ii]y del Proyecto Gran Sumaco (INEFAN.1993)[iii]

En términos generales, el clima varía de acuerdo con la diversidad de geoformas presentes, cada una de las cuales exhibe condiciones muy particulares, si bien toda el área de estudio, por efecto de la flora exhuberante y de gran desarrollo, que determina un alto porcentaje de humedad relativa y que, sumado a la humedad procedente de la faja amazónica acarreada por los vientos alisios, precipitan grandes volúmenes de lluvia que sobrepasan los 5000 mm. La mayor parte del área está sujeta a un gran exceso de precipitación anual, hasta cuatro veces por encima de la capacidad de evapotranspiración, lo cual produce una escorrentía elevada. Estas condiciones prevalecen durante casi todo el año.

3.1.1    Zonas bioclimáticas 

La provincia posee las siguientes zonas bioclimáticas:

Páramo lluvioso y muy lluvioso

Se localiza entre los 3800 msnm con precipitaciones entre 1000 y 1500 mm anuales en los flancos del Cayambe, cimas nororientales del Cotopaxi, en los poblados de Oyacachi y Papallacta. Además otra zona que recibe precipitaciones  superiores a los 1500 mm anuales, son los páramos altos occidentales de los Llanganates.

Temperada: muy lluviosa, lluviosa y muy húmeda

Se encuentra entre 1600 y 2800 msnm, con temperaturas anuales  de 12 a 18 grados C. En las estribaciones orientales del volcán Sumaco el cerro Negroyacu, y en la margen  izquierda del río Quijos, con una precipitación media anual que supera los 3.000 mm; en las faldas del Pan de Azucar, desde las inmediaciones del río Oyacachi a Cuyuja, con lluvias entre 2.000 y 3.000 mm, y de 1500 y 2.000 mm por las inmediaciones del río Salado y Oyacachi. 

Subtemperada: lluviosa, muy húmeda y pluvial

Se extiende desde los 2.800 hasta los 4.000 msnm, con temperaturas entre los 6 y 12 grados C . Se encuentra en los subpáramos del Sarahurcu, Puntas y Antisana y la laguna de Yanacocha hacía Cerro Hermoso, con precipitaciones entre 1500 y 2000 mm anuales. En las cimas orientales del volcán Sumaco, con precipitaciones superiores a los 3.000 mm.

Subtropical: lluviosa y muy húmeda

Se localiza en altitudes de 600 a 1600 msnm., con temperaturas que oscilan entre 18 y 24 grados C, en los sectores aledaños a los poblados de Gonzalo Pizarro, Cordillera Galeras, Cotundo, Archidona, con  precipitaciones superiores a los 3.000 mm y del nacimiento del río Biguno, Baeza, y Cosanga, con precipitaciones menores a los 3.000 mm.

Muy húmeda tropical

Se encuentra en las localidades de Guacamayos, Chontapunta, Misahuallí, Tena y Arosemena Tola. Por sus características, esta región corresponde a un clima ecuatorial con altitudes inferiores a los 600 msnm y una temperatura promedio anual entre 23 y 25,5 grados C y una precipitación promedio anual que supera los 3.000 mm.

3.1.2    Meteorología

a) Estaciones de registro meteorológico en la Provincia

La red de estaciones meteorológicas es deficitaria en la Provincia, a ello se suma las series históricas reducidas en sus registros, lo cual determina limitaciones en la caracterización de la ocurrencia de los elementos meteorológicos.

Las estaciones meteorológicas se encuentran concentradas en la parte occidental; se considera que éstas no son representativas en lo que se refiere a los parámetros climáticos para toda la provincia.

MAPA  DE ISOYETAS

 

      2.000        2.500  3.000  4.000                      5.000         4.500

           4.000                                       3.500

b) Precipitación

La precipitación en la Provincia tiende a incrementarse desde el Corredor del Cosanga en la zona Sub Andina en la parte extrema occidental (1500 mm.) y desde la parte extrema oriental en la cuenca amazónica (3000 mm) hacia la parte central, en la Cordillera Secundaria en donde se alcanzan valores superiores a los 5000 mm, según se observa en el Gráfico (Isoyetas). La precipitación media en la zona es de aproximadamente 4000 mm. Los valores menores se registran en el Chaco (2200 mm) y los mayores en El Reventador (> 6000 mm). De manera general, el régimen de precipitaciones en la provincia es el típico de la amazonía ecuatoriana, es decir, con una época de valores máximos en los meses de mayo a septiembre. La relación entre los meses de máxima precipitación (junio) y mínima precipitación (enero) es del orden de 3.0

En altitudes de 1900 m.s.n.m. (estación Cosanga), los valores de lluvia alcanzan promedios anuales de 3000 mm. y tienen una distribución unimodal, con un período más lluvioso en los meses de junio y julio y de menor lluvia en el período de enero y febrero.

En los sectores correspondientes a la Cordillera Secundaria adyacentes al Sumaco y Pan de Azúcar, y altitudes de 1200 m.s.n.m. los valores de precipitación se incrementan notablemente alcanzando promedios anuales alrededor de 5000 mm. La distribución en el año registra valores muy altos en todos los meses excepto en el mes de noviembre, donde se tienen el menor registro.

En las partes bajas, entre los 600 y 800 m.s.n.m., que comprenden los sectores de Tena, Archidona y Cotundo, las precipitaciones registran valores de 3900 a 4500 mm. y en general todos los meses presentan alta pluviosidad, siendo el periodo más lluvioso entre abril y junio.

En la parte más baja de la Provincia del Napo, en la cuenca amazónica en altitudes de 300 m.s.n.m. la cantidad de precipitación decrece a valores promedio anuales de 3000 mm. La distribución mensual es casi uniforme a través del año con ligeras variaciones que ocurren en los meses de febrero a agosto y diciembre en donde los valores tienden a disminuir. 

A continuación se presentan registros de la media de precipitaciones anuales en las estaciones de la provincia:

Baeza (1925 m.s.n.m.) 2345 mm

Cosanga (1940 m.s.n.m.) 2969 mm

Misión Josefina (1740 m.s.n.m.) 2763 mm

El Chaco (1640 m.s.n.m.) 2612 mm

Río Salado (1310 m.s.n.m.) 3275 mm

San Rafael (1330 m.s.n.m.) 4834 mm

Reventador (1470 m.s.n.m.) 6122 mm

Tena (665 m.s.n.m.) 4692.5 mm

 

Cuadro de Precipitación Anual

Fuente: Ecorae

c) Temperatura

La temperatura aumenta conforme se desciende en dirección oeste-este, es decir desde las partes más altas de la zona Sub Andina y edificios volcánicos en la parte occidental hacia las partes bajas del valle del Cosanga y la llanura amazónica, en el extremo oriental. Su distribución en el año es bastante regular con variaciones intermensuales mínimas. La variación de temperatura para todas las estaciones sigue el mismo patrón, con mínimos registrados en los meses de junio, julio y agosto, y los máximos en los meses de enero y diciembre.

Las temperaturas medias en las partes más altas oscilan alrededor de 9°C y la distribución en el año se presenta muy regular con variaciones intermensuales mínimas que no sobrepasan el 1°C; el mes más temperado es noviembre y los más fríos agosto y julio. En las partes bajas de la zona Sub Andina, los valores de temperatura promedio alcanzan valores de 23°C (Tena) al igual que en el caso anterior las variaciones de mes a mes no son significativas siendo los meses más cálidos octubre y noviembre y el menos cálido febrero.

Hacia la cuenca amazónica, los valores se incrementan a 24°C y la distribución anual y variaciones mensuales presentan características similares a los casos anteriores; los meses más cálidos son octubre y noviembre.

En cuanto a las temperaturas máximas medias, se observa iguales características, una distribución anual regular y variaciones intermensuales no significativas. Los valores medios anuales en las partes altas están en 13°C en las partes bajas 28°C y en la cuenca amazónica 29°C.

Las temperaturas mínimas medias tienen igual tendencia que en la distribución anual y las variaciones intermensuales. Los promedios anuales en las partes altas se tienen de 5°C siendo los meses con valores más bajos agosto y septiembre. En las partes bajas es de 17°C y el mes con registros más bajo es agosto. En la cuenca amazónica el promedio anual alcanza valores de 20°C en el extremo oriental.

Temperaturas medias del mes más cálido:

Baeza (1925 m.sn.m.)                                  17.0°C (noviembre)

El Chaco (1640 m.s.n.m.)                             19.0°C (noviembre)

Río Salado (1310 m.s.n.m.)                          20.4°C (noviembre-diciembre)

San Rafael (1.330 m.s.n.m.)                         19.5°C (noviembre)

Reventador (1.470 m.s.n.m.)                        18.8° (noviembre)

Tena (665 m.s.n.m.)                                    23.7°C (octubre)

Temperaturas medias del mes más frío:

Baeza (1925 m.s.n.m.)                                 15.1°C (julio)

El Chaco (1640 m.s.n.m.)                             17.2°C (julio-agosto)

Río Salado (1310 m.s.n.m.)                          18.1°C (julio)

San Rafael (1330 m.s.n.m.)                          17.7°C (julio)

Reventador (1470 m.s.n.m.)                         16.8° (julio)

Tena (665 m.s.n.m.)                                    22.9°C (julio)

Cuadro de Tº Media anual en la diferentes estaciones de Napo

Fuente: Ecorae

d) Humedad relativa

IDEA, 1988, indica que de las estaciones que reportan este dato se establece que la humedad relativa presenta valores altos en los diversos sectores de la Provincia del Napo, tanto en las partes altas como en las bajas. La humedad promedio de la Provincia puede estar en las cercanías del 90% teniendo valores máximos en la época de invierno entre junio y julio.

La alta humedad presente en la provincia ocasiona que los cultivos y la vegetación estén propensos a la proliferación de enfermedades.

Cuadro de Humedad relativa Anual en Napo

Fuente: Ecorae

 

e) Evaporación

 

La cantidad de evaporación es baja en relación a la cantidad de lluvia precipitada.

 

Si bien son muy pocas las estaciones con registros de este parámetro, dadas las condiciones reinantes en la Provincia como son alta humedad relativa, nubosidad constante, valores bajos de velocidad de viento, es posible inferir bajos valores de evaporación en toda el área (IDEA, 1988)[iv].

 

La evaporación promedio para el sector con estaciones es de aproximadamente 1000 mm por año, y consecuentemente la evapotranspiración potencial (ETP) tendrá un valor aproximado de 800 mm. por año (ENTRIX, 1995)[v].

 

f) Heliofanía

En la zona donde se dispone de información, el número de horas de sol por año oscila alrededor de 900, lo que da un promedio mensual de 75 horas y un diario de 2.5 horas. Considerando que el movimiento de las masas nubosas es relativamente uniforme en toda la zona de estudio se cree que los valores son aceptables (ENTRIX, 1995)[vi].

g) Nubosidad

Existe una capa de nubosidad espesa y neblina durante muchas horas diurnas del año, lo que tiene el efecto de reducir la luminosidad. Las consecuencias incluyen una disminución de la actividad fotosintética y un alto riesgo de incidencia de enfermedades en los cultivos, lo que impide un buen desarrollo de la biomasa.

La nubosidad es mayor en la Cordillera Secundaria -parte occidental-  respecto de la cuenca amazónica en la parte oriental; sin embargo, todos los sectores acusan valores altos.

h) Velocidad del viento

La estación del Reventador en la parte nor occidental de la provincia es la que registra los valores más altos de este parámetro con registros medios de 2.3 m/seg.)

4.         Hidrografía

La Región Amazónica, nace en las estribaciones de la cordillera oriental y se extiende hacia la hoya amazónica hasta los límites con Colombia y Perú. Se caracteriza por su vasta extensión de tierras bajas y selva, con una rica biodiversidad y recursos naturales, ríos de gran dimensión y caudal y limitada navegación, los cuales fluyen a la cuenca del Río Amazonas. En un número de 7 Cuencas hacia la Región Oriental, la cual enmarca un área de 131.802 Km2 y que representa el 51,41% del territorio nacional. Los aportes totales de la red hidrográfica amazónica, con un error del 30% probable, son de 290 billones de m3 por año en la vertiente Amazónica,.

El sistema hidrográfico de la provincia de Napo nace en la Cordillera Oriental de los Andes, donde fluyen los ríos que alimentan la cuenca más importante de la provincia, la del río Napo. La cuenca del río Napo se forma por la unión de los ríos Anzu y Jatunyacu, a poca distancia de Puerto Napo, el Jatunyacu recibe las aguas del verde yacu que se origina de los ríos Valle vicioso que recoge las aguas de los páramos su orientales del Cotopaxi y del Antisana que se origina en los deshielos del Antisana, Otros afluentes del Jatunyacu son el río Chalupas que nace en los páramos meridionales del Quilindaña y Chalupas al nor-oeste del Cantón Tena, y el río Mulatos que le entrega las aguas de los páramos y serranías de los Llanganates. El Anzu nace en las estribaciones sur orientales de los Llanganates, cerca de la cuenca del Pastaza. El río Napo es navegable desde su nacimiento hasta su desembocadura en el Amazonas.

El río Napo recibe las aguas del río Misahualli, Pusuno, Suno, Payamino muy conocido por su riqueza aurífera y que nace en el Pan de Azúcar, Napo se localiza en el centro norte de la Región amazónica, se extiende sobre la llanura oriental nor-este hacia el sur - este, formado por una Red hidrográfica importante representada por el Río Napo, que nace en la cordillera de los Llanganates con el nombre de jatunyaku en su trayecto se une con ríos pequeños y otros importantes de gran magnitud como el Anzu, Misahualli y Arajuno, es la principal vía fluvial y afluente del amazonas.

Mientras que al norte de la cordillera oriental andina se encuentra el Valle del Quijos, que está regada por una red hidrográfica importante: cuyas aguas tienen un solo destino; las aguas del río Quijos que nacen en las estribaciones del Volcán Antisana, pasan por los cantones Quijos y Chaco y que a su paso se juntan con una gran cantidad de ríos considerados prioritarios que al unirse forman el alto coca, y este a su vez forma el Coca en la provincia de Sucumbíos, depositando estas aguas en el Gran Río Napo, tributario del río Amazonas y este afluente del Océano atlántico.

El Río Quijos la red principal se forma a partir del afluente primario del río Papallacta cuyo origen se halla en la cordillera de los Andes, y su cuenca se encuentra dentro de la Reserva Antisana y R. Ecológica Cayambe Coca. Su caudal se encuentra actualmente muy afectado debido al proyecto Papallacta del Empresa Municipal de Agua Potable Quito (EMAAP-Q), que canaliza sus aguas hacia Quito. Entre sus afluentes se encuentran. Chalpi, Huangu, Blanco, Juaniquín, Huarmiyapag, Culinyacu, Maspa, Quinjua, Cuyuja y Victoria, llegando a unirse con el río Quijos que nace en las faldas Orientales del Volcán Antisana  con el nombre de Quixos,  donde se une con el río Jatunquinajua, que de allí en adelante se lo conoce como Quijos, cuenta con muchos rápidos y saltos en su recorrido. Su recorrido aproximado es de 284,5 Km.  Cuenta con numerosos afluentes como: Cambuyacu, Papallacta, Pucalca, Quijos Sur, Quijos Norte, Blanco grande, Chalpi, Maspa, Jatunquinuaja, Zizaplaya, Guagrayacu, Machángara, Paradalarca, Cosanga (afluentes secundarios: río Aliso, Antisana bajo, Tablón, Sacha, Cóndor Pamba, Maquimallanda, Javas, Cosanga), Sardinas Chico, Borja, San José, Pacayacu, Sardinas, Cauchillo, Oyacachi, Bombón, Moradillas, Salado (Cascabel y Cacapishco), Malo, Loco Lamva, Márquez, y Reventador, hasta la desembocadura del Río Coca.

4.1       Las Lagunas

En la Parroquia Papallacta se encuentra un sistema lacustre, en donde se cuenta con  alrededor de 60 lagunas (entre las más importantes como: un conjunto de lagunas de Parcacocha, Sucus y de Baños) de diversa extensión y un paisaje muy accidentado de páramo, correspondiente en un gran porcentaje a la Reserva Ecológica Cayambe Coca, además de más de 70 sistemas lacustres del los paramos de Cotopaxi y Llanganates de la zona Andina de Estrinbación Oriental (Laguna de la Mica, Jatuncocha, lagunas de los venados, lagunas de Chalupas, lagunas del Verdeyacu, lagunas de Longoa, lagunas de Mulatos, lagunas de Yanacocha y lagunas de Anteojos).

MAPA DE CUENCAS HIDROGRAFICAS DE NAPO

 5.         Servicios que brindan los recursos hídricos de Napo

 

La demanda de agua depende de numerosos parámetros físicos, económicos y sociales. Los usos del agua se pueden dividir en extractivos y no extractivos.

Entre los usos extractivos tenemos los abastecimientos urbanos e industriales, los de la agricultura y los necesarios para fines ecológicos y ambientales. Entre los usos no extractivos se tiene los energéticos, los de navegación y los recreativos.

Con base a datos descritos en el acápite anterior se podría considerar que la situación del país es excelente; pero, dada la naturaleza de la distribución espacial y temporal tanto de la precipitación como del escurrimiento, esta aparente abundancia de agua, pasa a ser crítica en algunos rincones del país, a consecuencia de la orografía, el clima y de las particularidades hidrológicas del territorio nacional.

En la provincia de Napo, los recursos hídricos en la zona norte de la micro-cuenca del río Quijos, que abarca los cantones Quijos y Chaco, algunos afluentes secundarios de bajos caudales son utilizados para captar agua para el consumo humano, mientras que la abundancia permite que dentro de los predios rurales de las comunidades, recintos, parroquias también se utilicen como medio de consumo directo tanto para el uso familiar como para las actividades pecuarias (cría de ganado de leche, porcinos, pollos y especies menores). La forma extractiva y natural de las comunidades de Napo se determinan con la captación de agua en acequias y riachuelos, donde realizan diques para el almacenamiento de agua, luego la transportan por canales y tuberías a los tanques de almacenamiento, proceden a la cloración y posteriormente la distribuyen a través de tuberías a diferentes viviendas. En estos sectores el control del consumo de agua no es controlado, para lo cual no pagan ningún valor por el servicio. En las ciudades urbanas de la provincia de Napo, están obligadas a pagar un precio por el consumo de agua entubada, ya que el servicio de agua potable no existe, el cual viene a través de una red de distribución central, para luego a través de acometidas domiciliarias que las municipalidades realizan, colocar un medidor de agua para el control de uso, constituyéndose en un sistema de agua de uso familiar sin garantías higiénicas necesarias, que se identifican con un problema difícil de controlar de parasitosis permanente.

Las carencias mayores de cobertura urbana se encuentran en las provincias de Napo, Guayas y Esmeraldas, con coberturas menores al 50%, los ingresos de operación sufragan entre 59 y 77% de los costos de operación, la diferencia y otros costos de estas empresas corresponderían a subvenciones.

Los usos no extractivos del agua de la provincia de Napo, se identifican en: para actividades turísticas (balnearios naturales, piscinas, deportes de riesgo como boyas, rafting y kayak, navegación, entre otras), actividades energéticas (minicentrales hidroeléctricas), actividades piscícolas (cultivos de tilapia, trucha y otras especies nativas locales, acuarios). Como se determina estas tienen un impacto menor en el uso, pero inciden en un sistema bajo de contaminación.

 

6.                        Problemas de uso y aprovechamiento de los recursos hídricos de la Provincia de Napo

 

En la provincia de Napo al no tener una política ambiental local de uso y aprovechamiento de los recursos naturales y sus cuencas hidrográficas, se identifican debilidades de posibles fraccionamientos en el correcto aprovechamiento de sus recursos que le brinda la naturaleza en sus distintas jurisdicciones cantonales, ya que al ser considerada una de las zonas de mayor diversidad biológica y hídrica, se pone en peligro la existencia de ciertas especies que actualmente existen, ante la constante presión de la expansión urbana atraídos por las compañías petroleras que generan expectativas temporales de trabajo y que dejan índices alarmantes de contaminación, esta zona crece y genera presión a las áreas protegidas, una realidad local frente a una mala planificación urbana y falta de empleo, las comunidades locales migran a los sectores urbanos tanto de la provincia como del país, lo cual la frontera agrícola, la deforestación y aprovechamiento forestal crece por necesidades de subsistencia y fines económicos de origen familiar, situaciones que ponen en peligro la fragilidad del suelo amazónico y sus recursos.

Pero la realidad local se visualiza diferente, por la creciente demanda de servicios (agua, energía eléctrica y riego) en las grandes ciudades urbanas y zonas periféricas de la sierra ecuatoriana como; Quito, Cotopaxi, Latacunga, Ambato y Imbabura, han identificado que los paramos de la cordillera real andina oriental son la única fuente de aprovechamiento de agua, para parear las necesidades locales de estos sectores, por tal virtud han solicitado las conseciones de uso y aprovechamiento de los recursos hídricos orientales en alturas promedio de 3000 a 4000 msnm. lugares donde nacen las más importantes microcuencas que abastecen de agua con caudales promedios permanentes a los afluentes principales de los ríos del oriente ecuatoriano, que son de uso constante para el desarrollo agrícola ( a través del transportes de sedimentos que en las inundaciones, que generan productividad agrícola para las comunidades locales en el sector de rivera), aurífero (con la sedimentación y lavado del suelo aluvial transportan minerales como el oro, que es aprovechado por las comunidades locales en forma artesanal y ancestral), turístico ( por su orografía y topografía se encuentra lugares aptos para la navegación, balnearios,  para la practica de deportes de riesgo acuático de nivel internacional, para actividades recreativas, pesca deportiva, etc.) actividades que demuestran la sustentabilidad local por varios años.

Pero el centralismo político y la privatización de los servicios del país, a través de los padres del poder, han visualizado la necesidad de explotar los recursos hídricos de Napo, de una manera irracional sin medir las consecuencias que atraerán a las poblaciones locales y hacia los recursos naturales, así es como se han otorgado conseciones de uso y aprovechamiento de agua ha empresas privadas y de economía mixta (publica y privada) de otras provincias, con fines comerciales y de grupos como:

 

a)                 Conseciones Otorgadas a la Empresa Municipal Alcantarillado y Agua Potable de Quito EMAAP-Q.

 

Ante el desconocimiento de la provincia de Napo, el Consejo Nacional de Recursos Hídricos y el acelerado crecimiento que experimenta la ciudad de Quito y su Área Metropolitana, permanentemente se tiene un déficit en el suministro de agua potable.

Por tal motivo la EMAAP-Q necesitó desarrollar nuevos proyectos que satisfagan la demanda de agua a mediano y largo plazo. En este contexto, la Empresa en los últimos años ha venido conceptualizando el proyecto denominado “Ríos Orientales” (PRO).

El aprovechamiento de los ríos orientales consta ya en el Primer Plan Maestro de Agua Potable y Alcantarillado de Quito, el mismo que en 1977 fue realizado por la consultora CAMP DRESSER & Mc KEE (USA) y donde se formuló por vez primera la alternativa de construir un túnel de 19 Km entre Papallacta y Pifo a fin de trasvasar las aguas de esos ríos hacia Quito, en el Callejón Interandino. De acuerdo con ello, en 1979, la EMAAP-Q instaló las primeras estaciones hidrometeorológicas que siguen funcionando hasta la fecha.

Ese mismo Plan Maestro demostró que las fuentes más propicias para resolver el déficit esperado, en todo el horizonte de planificación, son los ríos orientales: Antisana, Quijos, Valle Vicioso, Papallacta y sus afluentes, cuyas captaciones estarán sobre la cota 3100 msnm de manera que el aprovechamiento sea exclusivamente por gravedad, sin recurrir a ningún tipo de bombeo para evitar los consiguientes consumos de energía eléctrica1.

La EMAAP-Q dispone de concesiones otorgadas por el ex-INERHI, para aprovechar los recursos hídricos de varias fuentes previstas en el proyecto Ríos Orientales; ello es así ya que:

·          Mediante sentencia del 30 de diciembre de 1980, la empresa obtuvo el derecho de aprovechamiento, para uso doméstico de la ciudad de Quito, de todos los caudales de los ríos Tambo, Tamboyacu, Valle, Yanahurcu, Antisana, jatunhuaycu; área de recarga de la laguna La Mica, Qdas. Mala, Maucatambo, Salazar, Gaspar Puñuna; río Diguchi y otros, en cotas de captación superiores a los 3500 msnm (algunas de estas fuentes son aprovechadas por el proyecto La Mica – Quito Sur);

·          En sentencia del 22 de septiembre de 1987 la empresa obtuvo para el abastecimiento de Quito, a través del proyecto Papallacta, la concesión de las siguientes fuentes: río Papallacta 1,70 m3/s; Blanco Chico 0,90 m3/s; Tuminguina 2,20 m3/s y Chalpi Grande 3,20 m3/s, en cotas próximas a la 3120 msnm.

·          El 16 de enero del 2002 la Agencia de Aguas de Quito del Consejo Nacional de Recursos Hídricos (CNRH), en primera instancia, mediante sentencia al proceso No. 296-96-CTD concedió a la EMAAP-Q el derecho para aprovechar las restantes fuentes previstas por el proyecto Ríos Orientales. Los caudales otorgados en esta ocasión se resumen en el siguiente cuadro.

                                                                                                           

Cuadro de Ríos Orientales Concesionados

                                       

Río

Cota

[msnm]

Caudal medio

Natural

Caudal medio sobrante [m3/s]

Caudal Medio Disponible [m3/s]

Caudal Mínimo Q95% [m3/s]

1

Valle Vicioso

3420

7,08

6,68

5,01

2,00

2

Tolda

3420

0,32

0,32

0,32

0,13

3

Chaupibolsa

3420

0,26

0,26

0,26

0,11

4

Chuzalongo

3420

0,20

0,20

0,20

0,08

5

Medio

3420

0,02

0,02

0,02

0,01

6

Bajo A

3420

0,07

0,07

0,07

0,03

7

Bajo B 

3420

0,10

0,10

0,09

0,04

8

Antisana Bajo

3420

4,95

3,25

3,25

1,30

9

Javas

3420

0,62

0,62

0,62

0,25

10

Cosanga

3380

1,60

1,60

1,13

0,45

11

Quijos Sur

3320

2,54

2,14

1,80

0,72

12

Semiond

3320

0,23

0,23

0,10

0,04

13

Verde

3320

0,03

0,03

0,02

0,01

14

Azufrado

3320

0,16

0,16

0,08

0,03

15

Pucalca A

3320

0,50

0,50

0,10

0,04

16

Pucalca B

3320

0,15

0,15

0,04

0,02

17

Quijos Norte

3320

0,27

0,27

0,27

0,11

18

Cristal  

3320

0,22

0,22

0,22

0,09

19

Tablón

3320

0,28

0,28

0,28

0,11

20

Huila

3320

0,05

0,05

0,05

0,02

21

Blanco Grande

3195

0,88

0,88

0,88

0,35

22

Chalpi Grande A

3195

2,02

1,22

1,22

0,49

23

Chalpi Grande B

3195

0,31

0,31

0,31

0,12

24

Chalpi Grande C

3195

0,10

0,10

0,10

0,04

25

Encantado

3195

0,66

0,66

0,66

0,26

26

Blanco Chico

3180

0,92

0,92

0,90

0,36

27

Tuminguina

3182

2,99

1,79

1,00

0,40

28

Papallacta

3125

2,34

2,09

1,45

0,58

 

Total

 

29,88

25,13

20,46

8,18

Fuente: EMAAP-Q

 

Cuadro de Caudales concedidos por el CNRH en en ero de 2002

 

 

Fuente Cota de aprov.        (msnm)                       Caudal (m3/s)

 

 

Río Valle Vicioso                    3120-3420                                 5,01

Río Tolda                              3120-3420                                 0,74

Río Chuzalongo                     3120-3420                                 0,30

Río Bajo                               3120-3420                                 0,16

Río Antisana                         3120-3410                                 4,49

Río Javas                              3120-3410                                 0,71

Río Cosanga                          3120-3315                                1,13

Río Quijos Sur                       3120-3320                                 2,14

Río Quijos Norte                    3120-3320                                 1,36

Río Blanco Grande                  3120-3195                                1,19

           TOTAL           17,23

 

 

 “La Empresa Municipal de Alcantarillado y Agua Potable de Quito (EMAAP-Q), entidad autónoma adscrita al Municipio del Distrito Metropolitano de Quito, creó en 1992 el Departamento de Cuencas Hidrográficas, que maneja 7 microcuencas ubicadas en las provincias de Pichincha y Cotopaxi, que son las que sostienen los acuíferos que abastecen el sistema de agua potable de la ciudad de Quito, para lo cual se emitió el Acuerdo Ministerial No. 100 del 21 de febrero de 1992 y publicado en el RO 091 de 11 de marzo de 1992, según el cual la EMAAP-Q obtiene del Ministerio de Agricultura y Ganadería la declaratoria de “Bosque y Vegetación Protectora de seis Cuencas que forman las partes altas de los ríos Tambo y Tamboyacu, Antisana, Pita, Saloya y Quebrada San Juan, Cinto y ríos Pichán y Verde Cocha”. Se han priorizado las cuencas del Pita y del Cinto, para efectos de su atención inmediata

7.         Problemas que afectan a los recursos hídricos de Napo

En la provincia de Napo, el manejo de los recursos naturales ha demostrado una fragilidad permanente en los distintos sectores de la población, que van desde el sector público, privado, educativo y comunitario, para lo cual se analiza cada uno de ellos:

El gobierno Provincial de Napo, ante los problemas ambientales, cada vez más agudo, es evidente que se tomarán acciones inmediatas de aplicación local que lo demanda la Constitución política de la republica, las leyes de descentralización,  leyes ambientales (áreas protegidas, biodiversidad, forestal, conservación y las normativas reglamentarias para cada ley) y de régimen provincial. Pero la falta de conciencia y conocimiento de las autoridades y políticos, de los beneficios que brindan asumir estas responsabilidades de manejo, planificación y reglamentación ambiental de las jurisdicciones locales, hacen que la provincia sea una zona débil y donde pueden aprovecharse de los recursos existentes. La descentralización y participación es considerada un oportunidad que se tiene que aprovechar, pero los gobiernos locales no quieren asumir las responsabilidades de planificación, ordenamiento territorial y de aplicación de normas legales y constitucionales ambientales locales, por que este tipo de actividades no generan votos para posibles reelecciones y mantenimiento de poder.

El constante deterioro de la región amazónica y muy en especial la Provincia de Napo por las compañías petroleras ha sido una demostración de la falta de políticas ambientales locales, pero en la actualidad la visión esta orientada a la explotación de los recursos hídricos de la provincia, con fines comerciales y económicos de sectores que no están dentro la jurisdicción local, intentando realizar trasvases de cuencas hacia sectores del centro del país como: el Proyecto Ríos Orientales por la EMAAP-Q (cantones Quijos, Archidona Y Chaco), Proyecto Cotopaxi en los paramos del Chalupas jurisdicción del Cantón Tena, Proyecto de agua Potable y Riego de la Laguna de San Marcos en el Cantón el Chaco, todos estos proyectos en la Provincia de Napo. Con estos proyectos se estima que sumados los tres se estarían llevando agua alrededor de 30,67 m3/sg. (Por confirmar los caudales de de Chalupas y San marcos 10,21m3/sg, mientras que el de ríos orientales es de 20.46 m3/sg. ya concecionados). Las concesiones fueron realizadas por el CNRH en la ciudad de Quito, por lo que la centralización de poder evitar que se conozca y se generen problemas de orden jurisdiccional legal. Ante este pequeño extracto se determina que en el Consejo provincial de Napo no existe una unidad de Ambiente que regule y visualice estos temas, mientras que en los Municipios de Quijos y Chaco tienen las jefaturas de Medio Ambiente donde han logrado concienciar a las autoridades y están iniciando procesos de descentralización para asumir las responsabilidades ambientales locales, por otra parte los Municipios de Tena, Archidona y Arosemena Tola No poseen este tipo de jefaturas, dejan ha merced de lo que puedan realizar las Organizaciones no Gubernamentales, Ministerio del ambiente y Turismo.

La mala práctica política y de planificación ambiental ponen en peligro la fragilidad de los ecosistemas locales, que son un potencial medio de generación de oportunidades para el desarrollo local y del país a través del uso sustentable de los recursos naturales.

Este es una pequeño comentario, para lo cual seguiré narrando la problemática local en base a los instrumentos legales vigentes y las soluciones legales que se pueden adoptar, para lo cual solicitamos la cooperación internacional de grupos activistas con lo que nos puedan aporta para emprender mecanismos viables para el manejo de estos problemas ambientales que son de preocupación social.

 

Página de inicio