LO VERDE ESTÁ DE MODA

28-07-04

Estimados amigos de lo propio y amantes de lo ajeno :

Qué difícil se hace entender hoy en día la ecología y a los movimientos ecologistas-conservacionistas.

Leía hace pocos días que en Cataluña se está desarrollando todo un programa “de los que hoy llaman LIFE”, en nombre de la CEE y con el dinero de todos, de los ricos y de los pobres, de los que pagan y de los que no .... de los que viven del paro, y de los que no paramos de trabajar .....

.... un programa sobre la recuperación de la “Gaviota de Audouin” en el Delta del Ebro, en el que se ha decidido por voluntad de algunos “conservacionistas de pastel” machacar las puestas de huevos de “gaviota patiamarilla” en pro de salvaguardar las nidadas de la de Audouin.

Mis queridos amigos, si la Naturaleza es sabia, y basta con observarla para entenderlo, y ha querido ésta  que unas especies se desarrollen a costa de la recesión de otras, el Ser Humano (vulgar especie) no es quien para “en nombre de la Ecología” romper los mismísimos ciclos bio-ecológicos que Gea organiza y demanda.

Esto, en términos humanos , y como diría un buen amigo mío, sería como decir que le vamos a chafar los “huevos” a los inmigrantes, para que no influyan en la fauna humana local. Obvia hablar sobre tal atrocidad, como obvia igualmente hablar sobre las hibridaciones entre especies animales, donde nuestros “oficiosos y funcionariales” ecólogos prefieren matar a tiros a una bandada de cisnes, porque pueden hibridar con los patitos locales. Jamás les pondría yo a éstos a cargo del Ministerio de Exterior, pues no sé cómo reaccionarían (reaccionariamente, por supuesto) con los inmigrantes de otros países (especies invasoras) con respecto a su procreación (hibridación),  aquí en estos humedales (JJMG) sureños, con los “patitos” que, descendientes de los Reinos Cristianos, aún habitamos estos lares.

En resumidas cuentas, sólo me queda obviar lo obvio, o decir que lo que veíamos llegar,...¡ya llegó¡.... y es que lo verde, y lo ecológico, venden, y además venden mucho, y además consiguen premios importantes, y subvenciones relevantes, que sólo conllevan el malgasto del dinero público, mientras nuestro medio se muere bajo el asfalto y el hormigón.

 

NO QUEREMOS MÁS “ECOLOGISMO ENCUBIERTO”.

El mundo se nos muere, si no lo CUIDAMOS.

 

      Jesús M. Contreras   -   jmarioc@cajamar.es

     Indalo de Oz