CARTA DE UN MENTIROSO PARA CRISTÓBAL FERNÁNDEZ Y JUAN JOSÉ LUQUE (Alcalde de Carboneras y Delegado de Medio Ambiente)

Edición Almediam. 12-08-05  Asociación de Amigos del Parque Natural de Cabo de Gata

“Legal, es, legal es, y quien diga lo contrario miente, están mintiendo”, fueron las palabras textuales, del Sr. Fernández a las cámaras del programa Línea 900 cuando estaba hablando de las obras de destrucción de El Algarrobico. Ante tal acusación, y por alusiones, he decidido autoproclamarme representante de centenares de mentirosos.

Tengo que reconocer que le vi tan absolutamente convencido de lo que decía que… ¡por poco me lo creo!… Pero no, Sr. Fernández, no le sirve de nada llamarnos mentirosos si no es capaz de fundamentar si quiera mínimamente su postura.

Quien sí lo ha hecho es el Sr. Luque, aunque para utilizar los conceptos urbanísticos con tan poco rigor, mejor que no hubiera dicho nada. No sé quién le habrá explicado que la aprobación de plan parcial de El Algarrobico implica que se tengan “todos los derechos urbanísticos consolidados”.

Si atendemos a la Ley del Suelo vigente a la entrada en vigor del PORN, un plan parcial aprobado sólo concedía el derecho a urbanizar. De ahí a decir que tenía todos sus derechos urbanísticos consolidados, va un buen trecho.

También me gustaría que me explicase un concepto jurídico-urbanístico que yo desconocía hasta ahora, el de “edificabilidad antigua” (¡qué curiosa tiene que ser la Ley de Ordenación Urbanística de Andalucía, aquí en Madrid envejecen los edificios o se incendian, pero no envejece la edificabilidad!).

Llegados a este punto, y para no hacer como Vds., les voy a explicar porqué El Algarrobico no es urbanizable: el Plan de Ordenación de Recursos Naturales del Parque entró en vigor en 1994 y no contemplaba El Algarrobico como zona urbanizable, lo que entraba en contradicción con un plan parcial aprobado seis años antes. La contradicción entre uno y otro la resuelve el artículo 5 de la Ley de Conservación de los Espacios Naturales. Según este precepto, el plan parcial y las normas subsidiarias del que dimanaba debían adaptarse al PORN ¿y qué ocurre mientras se realiza la adaptación? Pues según el mismo artículo, se aplicarán, en todo caso, las determinaciones del PORN, prevaleciendo sobre los instrumentos existentes. Pero en El Algarrobico ha prevalecido, sin embargo, el Plan Parcial.

Me intriga tanto conocer los motivos por los que defienden a capa y espada la legalidad de la destrucción de la zona de El Algarrobico que he optado por tratar este tema con decenas de colegas urbanistas y profesores de universidad. Pero nada, no hay manera: todos ellos se han apuntado al grupo de los mentirosos.

Créanme si les digo que la legalidad de aquellas obras son de estas cosas que no le dejan a uno dormir, que cuando estoy en el coche en mi diario atasco en la M-30 sigo dándoles vueltas. Y nada. Así que ante esta angustiosa situación me comprometo durante mis vacaciones de agosto a invitarles a una comida a cambio de que Vds. logren convencerme para abandonar este grupo de juristas, arquitectos e ingenieros mentirosos, malintencionados, incultos y sin puñetera idea de urbanismo.

Un saludo,

Francisco Segura Martínez
Representante (por ahora) de los mentirosos convencidos de la ilegalidad de El Algarrobico