Parque Natural de Cabo de Gata-Níjar

Eduardo José Milla Juan. 09-07-06

Amigos, la especulación y el dinero es un cáncer para el mundo. Todo debe ser destruido para que unos cuántos imbéciles y enfermos por el dinero se lucren a costa de nuestro patrimonio natural y cultural. El mejor ejemplo lo podemos comprobar en el Parque Natural de Cabo de Gata Níjar, con el hotel de la Playa del Algarrobico, el proyecto de Aguamarga, el crecimiento sin control de la Isleta del Moro...

Un gran problema además de estos azota también a Cabo de Gata, en los alrededores del pueblo con el mismo nombre. El famoso camino llamado "Camino del Charco" que conduce a un humedal muy bien conservado y lleno de avifauna, actualmente está destrozado, lleno de invernaderos carentes de legalidad alguna, basura, escombros, etc. Lo más gracioso de todo esto es que el lugar está en pleno Parque Natural. Por los alrededores del Camping de Cabo de Gata, han aparecido un sinfín de invernaderos, que han asfixiado al camping, es tal la cantidad de invernaderos que incluso algunos han bloqueado caminos (el punto máximo de ilegalidad). La Rambla Morales, que su desembocadura es el humedal citado antes, aparece colapsada de todo tipo de basuras, residuos y escombros en el cauce seco de la misma y aledaños. Hagamos algo para detener esta salvajada, un Parque Natural no es esto, esto actualmente es un Genocidio contra la Naturaleza, consentido y apoyado por la Junta de Andalucía, y los ayuntamientos de Almería y Níjar.

¡Nunca Máis!

 

© Eduardo José Milla Juan

© Eduardo José Milla Juan

© Eduardo José Milla Juan

© Eduardo José Milla Juan

© Eduardo José Milla Juan

© Eduardo José Milla Juan

© Eduardo José Milla Juan

© Eduardo José Milla Juan

 

Índice de opinión