¿Me equivoco mucho en los cálculos?

POR CARLOS ZUGASTI. 17-02-08

Me encanta que por fin un político haya acertado en lo que más me gusta de la naturaleza, que son los bosques. Mi voto no puede escaparse a otro sitio con esta promesa.

Como el PP promete plantar 500 millones de árboles, me he puesto a imaginar lo fantástico que quedaría nuestro país estimando como es la concentración de un bosque denso. Por hacerlo fácil supongo que podríamos decir que habría un árbol por cada 50 metros cuadrados (no es tanto, es un cuadrado aproximado de 7 X 7 metros)

500 millones de árboles con esa densidad necesitan unos 25.000 kilómetros cuadrados. Mirando un mapa de España, no hay provincia que tenga ese tamaño, tal vez se le acerca Badajoz, que es la más grande, con poco más de 20.000, o la suma de toda la extensión de Granada y Jaén. Realmente, puede quedar un bonito parque.

Esos 500 millones de árboles en una legislatura son unos 420.000 por día (sigo redondeando por años de 300 días, porque hay festivos, vacaciones, días con mal tiempo, etc.) lo que suponen unos 52.000 a la hora. La verdad es que hay que currar duro y dedicarle una buena cuadrilla de gente.

Como el tema nos interesa, veremos como podemos solucionar el asunto de generar la logística de llevar todos esos árboles a los montes, las pistas forestales a construir para esa inmensa maquinaria, los centros de almacenamiento acondicionados para especies vivas, las importaciones de árboles de otros países porque aquí no tenemos, y cuidar que sean especies autóctonas de España y no exóticos que no se corresponden con nuestro suelo ni nuestro clima.

Bien, una vez solucionado todo eso, que no creo que sea un tema complicado ni caro, sólo nos queda preparar los terrenos que han perdido su capa fértil por estar años abandonados, roturarlos, abonarlos y generar el humus y drenajes necesarios.

Si ya conseguimos cumplir con la promesa electoral de tener plantados los 500 millones de árboles, será responsabilidad de los que gobiernen después el asegurarse de que llueva lo suficiente como para que puedan crecer, que se eliminen las plagas, que se repongan los que no prosperen y que exista una infraestructura forestal de la que carecemos.

Como el que no tengamos bosques hoy es porque los socialistas han desatendido un régimen climático que favorezca esa situación, seguramente tendremos que diseñar un sistema de regadío para compensar esos errores del pasado, así que construiremos una redes hídricas en los montes, obteniendo agua de plantas desalinizadoras situadas en la costa, porque mar sí que tenemos. Tal vez para ello sea necesario dotarnos de energía capaz de hacer funcionar esas plantas e impulsar el agua a cientos de kilómetros, pero para eso está la energía nuclear, que ha demostrado ser limpia, segura y sostenible.

Si eventualmente hubiera un problema económico, porque los logísticos y ambientales los solucionamos con nuestra tradicional creatividad, siempre podemos dedicar recursos humanos a esta tarea concentrando la mano de obra inmigrante en las labores de campo, porque hacer hoyos no requiere de demasiada cualificación y porque así las ciudades quedarían más despejadas de personal extranjero que desequilibra nuestras costumbres. Hombre, realmente desplazar a miles de trabajadores por los montes no es sencillo, pero es más fácil ir montando para ellos campos de trabajo militarizados que recurrir a trabajadores urbanos, que ya tienen sus casas y sus colegios cerca. Puestos a pensar, sólo por hacerse una idea, que plantar un árbol costara una hora, sería cosa de tener 52.000 trabajadores a pleno rendimiento, y emigrantes tenemos realmente muchos más. Por ahí no hay problemas.

Suena prometedor. Por fin España no tendrá nada que envidiar las condiciones ni los bosques de otros países como Botswana

…. ni a sus gobernantes.


Índice de Opinión