Manuel Falces, cara al viento

Por Miguel Ángel Blanco Martín (periodista)

Miguel Ángel Blanco Martín (periodista)

Con el viento en la cara, nació la principal dimensión fotográfica de Manuel Falces (Almería, 1952-2010), el Proyecto ‘Imagina’ (1990-1992), germen del Centro Andaluz de la Fotografía, que dirigió hasta 2006, en que dejó la dirección, siendo sustituido por Pablo Juliá. El fotógrafo, en bicicleta por Cabo de Gata, con ‘Imagine’ de John Lennon en su interior y el viento que modela el paisaje volcánico y la aridez de su entorno frente al mar, así gestó su principal imagen, que hoy resurge grandiosa al conocerse la noticia de su fallecimiento. 

A Manuel Falces le acompaña una visión muy personal de la fotografía que situó en territorios de la mística, sobre todo a raíz de su amistad con José Ángel Valente. Fruto de ello fueron tres de sus principales obras: ‘Cabo de Gata, la memoria y la luz’ (1992), ‘Las ínsulas extrañas’ (1993), en torno a San Juan de la Cruz, y ‘Para siempre la sombra’ (1998), en colaboración con el poeta.

Falces se licenció en Derecho por la Universidad de Granada, donde obtuvo el premio de ensayo Ángel Ganivel por ‘Introducción a la Fotografía’ (1976). Su primera exposición tuvo lugar precisamente en el Colegio Mayor Albaizín, de la capital granadina. Durante años posteriores fue profesor de ‘Técnica y Estética de la Fotografía’ en la Universidad Complutense

En este recordatorio de emergencia, comparece también Falces, en su etapa de delegado de Obras Públicas, de la Junta de Andalucía, su sentido de conservación del patrimonio natural, paisajístico y arquitectónico, su convicción con el compromiso ecologista, que proyecta en sus aportaciones iniciales al conocimiento de la identidad del parque natural de Cabo de Gata y de la personalidad de la singularidad de la arquitectura en Almería. Aquí radica, por ejemplo, uno de los rasgo más personales de su fotografía: ‘La habitación secreta’.  

La creación del Centro Andaluz de la Fotografía fue su gran proyecto.. Inicialmente se engloba con el proyecto cultural ‘Almediterránea’, donde unió música (Almería conoce gracias a Falces el sentir de las ‘Nuevas Músicas’) y fotografía e historia de cara a la conmemoración del V Centenario de 1492. Aquí desarrolla el Proyecto ‘Imagina’. Almería es el centro nacional de la fotografía, precursora de todas las memorias fotográficas: fotoperiodismo, documental, relaciones con la naturaleza, la sociedad, el arte, el cine, la literatura, la historia, etc. Los grandes fotógrafos del momento comparecen en Almería. Junto a cada obra personal, queda recogido el retrato que cada autor hace de Almería. ‘Imagina’ recupera al grupo AFAL, el primer movimiento almeriense renovador de la fotografía española, que puso en marcha José María Artero con Carlos Pérez-Siquier. Todo ello forma hoy parte del importante archivo documental de imágenes del Centro Andaluz de la Fotografía. A Almería viajó Henri Cartier-Bresson, considerado el padre del fotoperiodismo. Después de años de silencio, Cartier-Bresson respondió a la llamada de Falces y resurgió en Almería con su aportación fotográfica y pictórica. 

Manuel Falces expuso por última vez en Almería, el año pasado, con su serie sobre la ‘sombra’ de Valente. Su último trabajo, sobre Venecia, es una asignatura pendiente de conocer, al igual que sus visiones musicales, su sentir creativo más secreto y sus fotografías inéditas.

Falces se ha ido y queda su obra, su mirada fotográfica, su aportación a la historia de la fotografía. Permanece el eco de su personalidad y su sentido crítico con la realidad impuesta. Una imagen que le ha acompañado hasta el final. Descanse en paz.  

(Publicado en IDEAL-Almería, jueves 7 de enero, 2010, página 9)