Visitar ciudades europeas, perderse en las zonas rurales de la península, cruzar el charco o navegar por las aguas más famosas del mundo, son algunas de las opciones que se pueden elegir para disfrutar de unas fantásticas vacaciones.

Viajar a México

En todo el planeta se pueden encontrar numerosos rincones dignos de conocer que ofrecen una amplia oferta de actividades que hacen que ese viaje sea inolvidable. 

Entre los muchos destinos que se pueden visitar, México es uno de los más populares en la actualidad. Más allá de Riviera Maya o Cancún, en México se pueden ver otras zonas llenas de encanto, como es el caso de Morelia, la capital del estado de Michoacán de Ocampo. 

Para conocer en profundidad todo lo que ofrece esta ciudad, hay que quedarse allí algunos días y es por ello que es importante saber escoger un buen alojamiento. 

En este caso, la cadena Belo Morelia es una de las mejores. Se puede escoger entre el hotel Belo Grand Morelia, por ejemplo, que está muy cerca de las zonas más importantes de la ciudad, como el santuario de Guadalupe o el Museo Casa Natal de Morelos. Cuenta con piscina al aire libre, aparcamiento privado gratuito y habitaciones lujosas con terraza, además de tener una amplia oferta de restauración.

O también el Belo Villa Italia, un nuevo establecimiento en el que se puede vivir una gran experiencia italiana en pleno centro de Michoacán, con 20 villas al estilo toscano con grandes jardines y todo tipo de servicios. 

Navegar por Croacia

Croacia se ha convertido en uno de los destinos turísticos más demandados, por sus parajes naturales, sus paisajes de ensueño y su riqueza cultural. Para conocer bien toda la zona de los Balcanes, existen viajes guiados en los que se pueden conocer los rincones más emblemáticos del país. 

Para navegar en sus aguas de color turquesa, una buena opción es hacer uso de los servicios para alquilar un barco en Croacia. Barcos muy completos que recorren todos los puntos marinos más importantes del país, destacando la ruta por Dubrovnik, conocida como la joya del Adriático.

Una de las regiones que es de visita obligada es Istria. Se trata de una pequeña península que se encuentra al sur de Eslovenia. Sus vistas son maravillosas, con un bello litoral, donde se pueden visitar ciudades como Rovinj o Pula, con sus ruinas arqueológicas romanas.

Cruceros por todo el mundo

Para poder descubrir ciudades de ensueño en Europa, los cruceros se han convertido en una opción perfecta. Hay que tener en cuenta que numerosas ciudades cuentan con ríos muy famosos que son navegables, y a partir de ahí, se ha creado una gran oferta para navegar y a la vez conocer todos los bellos rincones europeos.

Croacia, Montenegro, Malta, Sicilia, Sevilla, etc…, son algunas de las opciones que se pueden elegir para conocer estas ciudades y países, desde un punto de vista diferente, a través de cruceros fluviales que harán vivir una experiencia inolvidable.

También hay una amplia oferta de cruceros en continentes como Asia o África, siendo los destinos más demandados Vietnam, Camboya, Singapur, aunque también se puede viajar hasta Canadá. 

Hay muchas opciones entre las que poder elegir, todas ellas cuentan con una gran flota de barcos adaptados y con todos los servicios necesarios, para que el crucero sea fantástico. Además, hay que decir que este tipo de viajes ya no solo se hacen en la época estival, también se han creado cruceros exclusivos para viajar en invierno a aquellos destinos donde el clima lo permite. 

Hacia las zonas rurales

Otro de los encantos que regala la naturaleza son las zonas rurales que están repartidas por el mundo, y en la Península Ibérica existen muchos rincones, a menudo olvidados, que no se deben pasar por alto. 

Almería, por ejemplo, es una ciudad muy conocida por sus playas y su ambiente nocturno, sin embargo, cuenta con lugares naturales y localidades montañosas espectaculares, para pasar unos días estupendos. Aquí hay una gran oferta de casas rurales para hospedarse.

Como en la pedanía de Níjar, Agua Amarga, ubicada a orillas del Mar Mediterráneo y que se ubica dentro del Parque Natural del Cabo de Gata; o Sorbas, localidad situada a unos 400 metros sobre el nivel del mar, que es muy conocida, ya que en ella está el Karst en Yesos, un grupo de cuevas, geodas y cañones que se han ido excavando a lo largo de los años en el río.