Gastronomía

Soluciones de carbón activo para el sector alimentario

carbon activo
Escrito por Redacción

Seguramente hayas oído hablar de este producto, es normal, cada vez es más utilizado en multitud de sectores, pero en el sector alimenticio aún más. Es un aditivo que se obtiene de las maderas, nueces o aceitunas y demás, para conseguir el carbón activado que logrará cambiar el olor, sabor, textura y el aspecto de los alimentos en los que se utilice. Por eso es utilizado en la industria para eliminar toxinas o malos olores, por ejemplo, básicamente es un ingrediente “purificador”.

¿Qué es el carbón activado? ¿Para qué sirve?

Actualmente el uso del carbón activado para aceites está ampliamente extendido en la industria alimentaria y no es para menos, ya que tiene muchísimas propiedades beneficiosas e interesantes. De hecho, gracias a su capacidad de absorción permite retener y extraer determinadas sustancias de los productos alimentarios con el fin de aumentar la calidad de los mismos, e incluso mejorar su aspecto estético. 

Precisamente por esto se utiliza para los procesos de decoloración, desodorización y purificación, entre otros, para cambiar el sabor, olor, color o textura de la comida, de tal forma que sólo se quede lo que realmente le interesa a la industria alimenticia. Todo ello se basa al final en la gran capacidad de absorción, sólo así es posible conseguir los efectos que se buscan en el resultado final del producto alimenticio del que se trate. 

El principal uso que se le está dando es para los aceites vegetales, ya que con el carbón activo se consiguen eliminar las impurezas generadas por los propios procesos de refinamiento, como ocurre en el aceite de oliva, girasol o coco, para conseguir así el color y el olor deseado. 

Aquí no quedan sus múltiples usos, sino que también es ampliamente utilizado para los zumos y vinos (bebidas alcohólicas en general), ya que el carbón consigue eliminar el olor, óxido y demás elementos para conseguir un producto sin impurezas, sin olor y con el aspecto y sabor deseado. Por supuesto, el carbón activo se utiliza incluso en el agua para eliminar el cloro en su proceso de purificación. 

Como puedes, ver el carbón activado es prácticamente esencial para la industria de los alimentos, tanto es así que muchos productos no serían los mismos, no tendrían el mismo aspecto, ni olor, color o incluso textura y sabor.

Si tienes un negocio en la industria alimenticia te interesa

Como puedes ver, el carbón activo es un producto realmente versátil con multitud de usos diferentes, incluso para los caramelos, golosinas, aditivos y demás. Por lo que si eres un empresario con un negocio en la industria alimenticia esto te interesa, aunque debes tener en cuenta que deberás contar con la ayuda y asesoramiento de profesionales comerciales sobre este producto. 

Es decir, deberás contactar con un distribuidor profesional y oficial de carbón activo, de tal manera que estés seguro de la calidad de producto, pues al fin y al cabo, estará en juego el resultado final de tu producto, por lo que llegados a este punto será necesario estar seguros de ello. Además, puede ser interesante tener la asistencia técnica necesaria en la selección y aplicación del carbón activo para que se utilice de la forma adecuada al producto en concreto que quieras obtener, asegurando así unos excelentes resultados finales. 

En definitiva, este ingrediente tiene una gran capacidad de eliminar los contaminantes y las impurezas como estás viendo, tanto en la comida líquida como sólida; también sirve para decolorar productos que llevan azúcar o algún edulcorante de grado alimenticio. 

Debes saber que existe una amplia gama de carbones para los productos alimenticios que se obtienen de diferentes materias primas, además de poder tenerlos en polvo y otros formatos, todo dependiendo del uso que le quieras dar y el resultado final que busques, por eso es tan importante aquí tener un adecuado asesoramiento, de tal manera que consigas exactamente lo que tu negocio necesita.