Sociedad

Una retirada estratégica de EE UU

Escrito por Redacción

¿Qué puede suponer ahora la dimisión del secretario de Defensa, James Mattis?

La forma en que James Mattis renunció fue fundamentalmente un acto de crítica importante para el presidente Donald Trump, y deberíamos ver ahora si esto lleva a los líderes republicanos a cuestionar de manera fundamental y pública la Presidencia de Trump. Todos estos movimientos son especialmente significativos de cara a la campaña de reelección del presidente, aspecto éste en el que está pensando continuamente.

¿Cuáles podrían ser los intereses detrás de la decisión de Donald Trump de retirar sus tropas de Siria y de Afganistán en un futuro próximo?

Trump no ve ningún beneficio positivo en mantener a las tropas allí y puede que tampoco vea ningún beneficio para los intereses de Estados Unidos en tener una fuerte presencia en Oriente Medio más allá de una postura estratégica contra Irán o un apoyo a Israel y Arabia Saudí contra Irán. Evidentemente, no quiere que las tropas estadounidenses se involucren en el conflicto entre los kurdos y Turquía: busca más bien mejorar sus relaciones con Turquía.

¿Cómo podría cambiar la relación entre Estados Unidos y sus aliados a partir de ahora? ¿Podría esta decisión traer problemas a la Casa Blanca?

Es probable que los aliados europeos se sientan decepcionados. Incluso Israel, que tiene buenas relaciones con Trump, se benefició de la presencia estadounidense más allá del poder aéreo en Siria, incluida la presión sobre los rusos para que tengan buenas relaciones con Israel.

Trump asegura que el EI ya no es un problema. Sin embargo, se regodea de marcharse porque no quiere «hacerles el trabajo a los demás». ¿El problema existe o no? ¿En qué posición deja esta contradicción a Trump?

Evidentemente, piensa que
EE UU ha cumplido su misión de involucrar sus tropas en la lucha contra el ISIS y que puede seguir luchando contra el EI sin tener tropas en Siria. Esto puede reflejar la ignorancia y la falta de capacidad de Trump aquí, teniendo en cuenta cómo tomó esta decisión, sin consultarlo ni con el Ejército estadounidense ni con el secretario de Defensa, James Mattis.

Los países aliados (como por ejemplo Francia) tratan ahora de negociar con la Casa Blanca. ¿Existe realmente alguna posibilidad de un paso atrás en la decisión de Trump?

Si algo nos han enseñado su trayectoria desde que fue elegido en 2016 es que con Donald Trump siempre es posible un cambio de decisión u opinión.

Profesor de Ciencias Políticas en la Univ. de Columbia. Preguntas de Yaiza Sánchez

Dejar un comentario