Provincia

Urbanismo paga 42.000 “malditos” euros a la Junta por los realojos de El Patio

Escrito por Redacción

El Ayuntamiento de Almería gira cheque a favor de la Junta de Andalucía en atención de la cantidad reclamada por los realojos de las familias de Las Pedrizas (Cuevas de Las Palomas, La Chanca), y del edificio El Patio (en Pescadería). Son 42.000 “malditos” euros, como los ha calificado el concejal de Desarrollo Urbano y Vivienda, Miguel Ángel Castellón, de quien no es la primera crítica que sale en referencia a la exigencia de pago por parte de la Administración autonómica.

El ingreso ha sido aprobado por el Plenario. Con mayor exactitud, la Corporación sometía este pasado miércoles a votación un paquete de reconocimientos extrajudiciales de crédito, entre los que se encontraban los citados 42.000 euros por parte de la Gerencia de Urbanismo.

La inclusión en el orden del día de este punto abrió las puertas a las críticas de la oposición por la situación, en concreto, que siguen viviendo los 230 vecinos en el edificio El Patio, con 106 viviendas que, dos años después de que fuera advertida la peligrosidad estructural del inmueble, continúa apuntalado y sin la rehabilitación necesaria, pese a la creación de una comisión ex profeso entre la Junta y el Ayuntamiento para buscar soluciones, también desde el punto de vista de políticas sociales debido a la problemática que El Patio encierra.

El concejal de Desarrollo Urbano y Vivienda ha censurado la actitud de la Junta dando curso a unas facturas con un importe de 42.000 “malditos” euros. “Se les tiene que caer la cara de vergüenza”, ha criticado, censurando el “postureo” del socialismo que “defiende la ejecución de políticas sociales cuando la realidad es totalmente contraria a esos postulados”, manifestó en el Salón de Plenos ante las facturas presentadas al cobro por la Junta de Andalucía, a través de la empresa Inturjoven. Fue esta sociedad de albergues, dependiente de la Administración autonómica, la que dio cobertura al realojo de vecinos tanto de El Patio como del Cerro de las Pedrizas, que tuvieron que ser desalojados en su momento como consecuencia del derrumbe parcial del inmueble y del desprendimiento de rocas ocurrido en 2017. Los vecinos de Pescadería, en concreto, tuvieron que ser desalojados y pasar varias noches en el pabellón de Pescadería, de titularidad municipal, mientras que otros fueron derivados a distintos alojamientos gestionados por Inturjoven.

Castellón, pese a las críticas dirigidas al Gobierno andaluz, incidió en la complejidad del problema y en la necesidad aunar esfuerzos entre las diferentes administraciones para dar salida a los vecinos que siguen viviendo entre puntales y con riesgo de desplome. La situación económica de muchas de las familias residentes, en situación de desempleo, no les permite afrontar el coste de las reformas, mientras que otras ocupan de forma ilegal los pisos.

Dejar un comentario