Viajes y Turismo

Vacaciones al máximo en Almería: licencias para navegar en un día

licencias de navegacion
Escrito por Redacción

El mar es el lugar ideal para conseguir relajación y diversión, tanto en soledad como en compañía de familia y amigos, navegar en embarcaciones de recreo es un placer difícil de igualar. Ahora es posible disfrutar del mar abierto con libertad y seguridad, manejando la nave con profesionalidad y pericia, al poder obtener el permiso legal y la práctica necesaria en muy poco tiempo.

En la actualidad, existen portales online que ofrecen los cursos teóricos y prácticos necesarios, y que tramitan los certificados pertinentes para la navegación.

¿Por qué conseguir el titulín de navegación en Almería?

Quienes no residan en una zona costera se preguntarán cuál es la mejor opción en el momento de elegir un destino para aprender a navegar y obtener el permiso legal para ello. Una excelente opción para realizar el curso y obtener la licencia es en la provincia de Almería, uno de los destinos costeros más apreciados.

Sus playas mediterráneas invitan al goce y a la relajación, un buen motivo para conseguir el titulín Almería es por sus  posibilidades para la navegación, pues tiene un clima constante durante todo el año y sus aguas son relativamente calmadas. Esta ciudad tiene 219 kilómetros de costas en total, incluyendo algunos accidentes geográficos interesantes como el golfo de Almería, y las puntas de Entinas y Sabinar, así como el Cabo de Gata-Níjar.

Los precios de alojamiento en este lugar son asequibles, especialmente si se tienen en cuenta sus numerosos atractivos turísticos, y la ciudad ofrece muchos lugares para recorrer. El comercio y la gastronomía tampoco decepcionan, siendo un gran complemento para la experiencia vacacional.

Con Aventumar, a través de su página web licencianavegacion.net, se pueden reservar los cursos para obtener el titulín rápidamente. Esta escuela de navegación está homologada por el Instituto Andaluz del Deporte: EEND-MA-29.

El curso comprende dos horas teóricas y cuatro horas prácticas, y una buena parte de la enseñanza se lleva a cabo en la embarcación. Sus lecciones prácticas permiten aprender a navegar en tiempo récord, pudiendo obtener la licencia en una sola mañana. En Almería cuentan con salidas en los puerto de Adra, Almerimar, Roquetas de Mar y Aguadulce.

¿Para qué sirve este titulín?

La licencia de navegación o titulín, anteriormente llamada permiso de navegación, autoriza al titular a navegar naves de recreo con una eslora de hasta 6 metros. También habilita para la navegación costera con una longitud de la costa de 2 millas como máximo. Por otro lado, es importante destacar que este documento autoriza únicamente la navegación diurna; no permite navegar por la noche.

La licencia de navegación vigente no tiene restricciones en cuanto a la potencia de motor de las embarcaciones a diferencia del titulín que se expedía hace unos años. Esta libertad de potencia también aplica para las motos náuticas, uno de los vehículos preferidos de los vacacionistas, por su rapidez y gran libertad de movimiento.

Para obtener esta licencia no se requieren cursos o certificados previos. Solamente es necesario ser mayor de 16 años y cumplir con las 6 horas totales del curso acerca de la navegación básica y prácticas marinas seguras. También se debe obtener un certificado médico vigente.

La emisión de este documento se regula por el Real Decreto 875/2014, de 10 de octubre. En éste se reglamentan las titulaciones náuticas para el manejo de naves recreativas. En dicho decreto también se recopilan los conocimientos que el aspirante debe aprender para conseguir el permiso, así como las normas y obligaciones que regulan los centros náuticos que ofrezcan los cursos para la obtención de este certificado.

¿Qué se aprende en el curso?

En la parte teórica del curso los inscritos reciben una presentación de los conceptos básicos de navegación que verán en la parte práctica posterior. También se les instruye acerca de navegación con restricciones en playas no balizadas, balizadas y correspondientes canales de acceso. Las balizadas deben mantenerse muy presentes en la mente del navegante porque resguardan la seguridad de los bañistas y establecen claras limitaciones para quien gobierne una nave en esa zona.

La teoría también incluye la normativa relativa a la navegación interior de los puertos y al tráfico marítimo. Así también, se imparten conocimientos relativos a cómo gobernar las naves para evitar balanceamiento y cabezadas. Por otra parte, se incluyen nociones sobre el uso de estación de radio VHF portátil, especialmente para el uso en casos de emergencia y contacto con Salvamento Marítimo, así como la comunicación rutinaria.

Con respecto a la práctica, se imparten conocimientos en temas de seguridad marítima, la verificación de puntos vitales de la nave antes de zarpar. También se enseñará a identificar los elementos de la instalación de propulsión, así como el encendido del motor y la verificación de su correcto funcionamiento.

Por otra parte, se incluyen entre las enseñanzas, el dominio de nudos y cabos náuticos básicos, así como maniobras de seguridad, en dársenas, de fondeo y virado del ancla; y la ejecución de atraques y desatraques.

Renovaciones y competencias de la licencia

Las escuelas náuticas responsables y de calidad ofrecen suficiente práctica para que el alumno aprenda a navegar correctamente en el curso de un día. La licencia de navegación no caduca, por lo que no es necesario renovarla.

Sin embargo, quienes tengan el titulín náutico anterior al nuevo decreto sí deben obtener la convalidación por la nueva licencia, tanto si está en vigor como si ya se encuentra caducado. Para ello, se deben realizar 4 horas de prácticas de reciclaje en la nave. Es decir, únicamente son necesarias estas 4 horas de curso práctico a modo de refrescamiento y actualización de conocimientos.

Quienes requieran esta renovación y sustitución de documentos deben acudir a las escuelas homologadas con la documentación requerida. Por lo general, las escuelas náuticas solicitan fotocopia del DNI, original y fotocopia del titulín, certificado médico oficial y fotografía tamaño carnet para esta convalidación.

Con respecto a las competencias de ejercicio de la licencia de navegación, como se ha mencionado, se trata de una autorización para la navegación recreativa, por ende, no capacita ni permite trabajar profesionalmente con la náutica. Para ejercer trabajos de navegante se deben realizar cursos más extensos de gobierno de embarcaciones, como el PNB (Patrón de Navegación Básica) o PPER (Patrón Profesional de Embarcaciones de Recreo).