NK Singh, presidente del XV Comité de Finanzas

P Vaidyanathan Iyer: En su libro, habla de que el modelo de Westminster de democracia parlamentaria en realidad fue reemplazado por el modelo presidencial …

NK Singh: El modelo de Westminster se basa en un principio central: el primer ministro es el primero entre iguales. En el momento en que esto cambie, habrá alterado las partículas del gen modelo. Después de todo, los votos se ganan y las elecciones se ganan en función de quién dirigirá el país; lo que le importa al votante es quién tiene más probabilidades de cumplir las aspiraciones. Si no de jure, de hecho, es este equilibrio incierto, en el que la Oficina del Gabinete asume cada vez más el papel tradicional, es decir, el Secretario del Gabinete es el secretario del Consejo de Ministros. El Secretario del PM es responsable de la ejecución de las órdenes e iniciativas del PM. Los ministros principales también adoptaron un modelo similar. Por lo tanto, el cambio en la psicología del votante en todo el mundo ha sido el factor rector más importante para alejarse de los modelos tradicionales de gobernanza.

NK Singh estaba hablando con Shankar Acharya, economista y ex asesor económico (izquierda); Anant Goenka, director ejecutivo de The Indian Express Group (centro); y P. Vaidyanathan Iyer, Editor Ejecutivo (Asuntos Nacionales), The Indian Express

La pandemia demostró una cosa más, a saber, el papel muy importante de un factor unificador central en la capacidad de diseñar sistemas de seguridad social. De hecho, puede que tenga que escribir un nuevo contrato social.

Anant Goenka: En su experiencia, la autonomía otorgada a los burócratas y la fuerza de las instituciones democráticas, ¿en cuál de estos modelos prosperan las instituciones democráticas?

NK Singh: Necesitamos elegir un híbrido entre los dos. La burocracia permanente es la institución más importante, especialmente en un gobierno federal como el nuestro. Da permanencia a cualquier volatilidad e incertidumbre en la rúbrica de gobernabilidad, pudiendo expresar su punto de vista sin miedo, dejando las opciones de política a los gobernantes políticos. En este contexto, por supuesto, hay otras cuestiones: la meritocracia siempre da sus frutos en la dinámica del cambio, además de otros factores que entran en juego.

Anant Goenka: Existe la idea de que los gobiernos de coalición han llevado a cabo más reformas. ¿Está de acuerdo con este punto de vista?

Shankar Acharya: No estoy seguro de si tenemos suficientes datos para llegar a una vista definitiva. Dos de los mejores períodos para la política económica fueron los años del gobierno de Narasimha Rao, de 1991 a 1996, y los años de Vajpayee, de 1998 a 2004. Ambos fueron coaliciones. Pero, ¿está de acuerdo con mi caracterización posiblemente algo audaz de que dos de los períodos más ricos para una buena política económica fueron los años Narasimha Rao y los años Vajpayee? Básicamente, esto continuó durante casi 13 años, con una brecha entre ellos. ¿Y qué cree que deberíamos haber hecho mejor en estos 13-14 años, a través de la política económica?

NK Singh: Supongamos que nos preguntamos, si el gobierno de Narasimha Rao hubiera sido lo que fue, ¿cuántas de estas reformas fueron actos de elección consciente, producto de la compulsión? Me pregunto cuál sería la respuesta. Parece que somos una nación que actúa con una increíble cantidad de coordinación en tiempos de crisis, pero luego aparece la complacencia. El gobierno de Vajpayee, siendo el primer gobierno del BJP, que siguió después, quiso demostrar de forma natural, tanto económica como políticamente, lo que había heredado. Entonces, en el aspecto político, dio el paso audaz, a pesar de las sanciones que lo invitaron, de que India se convierta en una potencia nuclear. También en el aspecto económico, continuó con algunas reformas económicas de gran alcance, que quedaron algo incompletas en el período de 1991 a 1993.

A su segunda pregunta, ¿qué no logramos en estos 13 años? Bueno, de nuevo, quiero plantear la pregunta que usted y yo sabemos, que es que dejamos el acuerdo bancario del fondo en 1993. Salimos a la ligera. No sentimos obligación de emprender otras reformas – reformas estructurales, reformas en los factores de producción, en términos de tierra y trabajo, reformas en el sector financiero que han estado en un segundo plano, que nos persiguen hoy. Temas de reformas laborales que permanecen sin definir, la tierra se ha vuelto más complicada y los temas de reformas sociales, en términos de educación y salud, tampoco han recibido prioridad. Por lo tanto, en los 10 años que el Dr. Manmohan Singh, quien lideró estas reformas como Ministro de Finanzas, se convirtió en Primer Ministro, en muchos de ellos estuvo mucho menos satisfecho.

Shankar Acharya: En gran medida, lo que sucedió después de la década de 1990 y continuó hasta la década de 2000 fue esencialmente una apertura de la economía india. En los últimos dos o tres años, algunas de nuestras acciones parecen haber cambiado de rumbo, ya sea en el aumento de aranceles sobre bienes del exterior o en la falta de compromiso, como pudimos haber hecho en la Asociación Económica Integral Regional con el resto de Asia. Ahora, para mí, esto es inquietante. ¿Es esa una preocupación que comparte?

NK Singh: ¿Quién puede no estar de acuerdo con que los países que buscan crecer un 7,8% o más deberían utilizar el comercio? Nuestra segunda pregunta es: ¿es el mundo cada vez más proteccionista? Las instituciones multilaterales, incluida la Organización Mundial del Comercio, languidecen. Ahora, me gustaría creer con ustedes que esta es una fase de transición. Y quisiera creer que volveremos a lo que nos dice el sentido común, a saber, la importancia de las políticas comerciales y comerciales, y volver a hacer del comercio un motor de crecimiento. Tal vez tengamos que esperar hasta enero para ver cómo se desarrollará el nuevo marco de políticas en los Estados Unidos, de esta manera particular. ¿Su tercer punto importante fue que no deberíamos buscar acuerdos comerciales con naciones donde los beneficios serán significativos? Creo que sería algo ingenuo olvidar que la geopolítica tiene un papel importante que jugar. Aunque ciertamente no podemos permitirnos ser un país proteccionista, debemos ser socios activos en los beneficios del comercio.

P Vaidyanathan Iyer: La proximidad a los líderes corporativos o industriales todavía se ve como algo que los políticos o burócratas quieren mantener alejados.

NK Singh: Las empresas tienen un acceso más fácil a las decisiones clave con mucha más libertad que en mi día. Esto se debe a que existe una relación más grande y más fácil entre ellos. Además, a medida que nos alejamos de los controles directos al marco regulatorio, usted tiene reguladores independientes en una serie de actividades.

P Vaidyanathan Iyer: En el libro, usted habla de la nacionalización de los bancos durante la época de Indira Gandhi. Hemos recorrido un largo camino. ¿Cree que hemos hecho lo suficiente en las reformas del sector bancario o financiero?

NK Singh: Creo que no hemos hecho lo suficiente en las reformas del sector bancario y financiero. Por ejemplo, tratando de dar más autonomía a los bancos, se acabó el hecho de que la Ley Concursal era un paso muy importante, el proceso de salida, la cultura de la ‘perpetuación’, que muchos bancos empezaron a seguir. Pero si quiere hacer la pregunta, permitimos la libertad y la flexibilidad para que nuevos comerciantes ingresen al sector bancario y financiero, la respuesta es que esto fue una lata pateada por la calle. Cuando llegó la crisis de 1991, nombramos este Informe del Comité Narasimhan, con el que Shankar estaba muy conectado y luego la segunda versión del mismo. Pero no creo que las reformas emprendidas sean realmente las mejores para la India del siglo XXI.

P Vaidyanathan Iyer: Si usted fuera el Ministro de Finanzas hoy, ¿cuáles serían los puntos de la agenda de reforma bancaria?

NK Singh: Bueno, en primer lugar, para completar las reformas en curso que existen, que en realidad es la fusión bancaria. Luego, el programa Indradhanush. El ingrediente principal de este programa debe completarse de manera significativa. Necesitamos tener una mayor responsabilidad de los accionistas, debemos dar a los bancos la autonomía necesaria, y luego mirar las reglas de transparencia y cómo dar cabida a nuevos participantes, que pueden contribuir a la eficiencia competitiva de la intermediación financiera.

Shankar Acharya: Hace tiempo que siento que nuestros experimentos con un sistema bancario esencialmente propiedad del sector público, que sigue siendo el caso del 65 al 70% del número total de activos y pasivos, son mantenidos por bancos gubernamentales o bancos de propiedad estatal. y realmente no funcionó. No creo que ningún gobierno, hasta ahora, haya mordido la bala. Creo que lo más cerca que estuvimos fue durante el mandato de Vajpayee, cuando, si mal no recuerdo, en el Ministerio de Finanzas se redactó un proyecto de ley que cambiaría la legislación bancaria relevante para que el 51% de propiedad mínima fuera reducido al 33%. Esto es lo más cerca que llegamos de lo que considero el resultado deseable. No se puede hacer nada de la noche a la mañana. Seamos realistas. No es un proceso sencillo. Pero creo que ha llegado el momento, porque de lo contrario conocemos el ciclo. Tres años después, ya sabes, volvimos a capitalizar.

NK Singh: Fue lo más cerca que estuvimos, fue en el momento del Sr. Vajpayee y debo terminar la historia, porque entonces hubo una gran oposición del partido del Congreso … pero quién puede no estar de acuerdo en que el camino a seguir sería al menos en el caso de uno o dos bancos para avanzar, para terminar con el tipo actual de estructura de propiedad, que heredamos de una decisión (nacionalización del banco) y si miras, históricamente, tal vez esa decisión haya cumplido su propósito y tenemos que seguir adelante.