Portada » ¿Cuáles son los tipos de desahucios más comunes?
Sociedad

¿Cuáles son los tipos de desahucios más comunes?

Juez

La propiedad privada es un derecho inalienable, sin embargo, es cada vez más común observar cómo este derecho es vulnerado a través de la apropiación ilegal de pisos y casas, tanto por parte de inquilinos que se niegan a cumplir con su parte del trato, como también por okupas, quienes invaden la propiedad sin tan siquiera haber un contrato de por medio. 

Encontrar un especialista en la materia, un buen abogado de desahucios por internet es clave para que el proceso de desalojo comience lo más rápido posible y así recuperar la vivienda en poco tiempo. ¿Por qué buscar por Internet? Porque gracias a la tecnología es posible obtener con rapidez una respuesta contundente sin tener que desplazarnos. En este sentido, el bufete de JR Abogados es una opción ideal a tener en consideración, por tratarse de un grupo de profesionales altamente capacitados y con gran experiencia en este tipo de procesos, donde el tiempo es un factor clave. 

Principales causas de desahucios

Hay varios tipos de desahucio dependiendo de la situación específica de cada propietario. Esto es importante tenerlo en consideración, ya que dependiendo de ello, se procederá de una u otra manera, de ahí la importancia de que el propietario sea completamente honesto con su abogado y proporcione toda la información disponible, inclusive aquellos datos que puedan ser considerados como poco relevantes o poco importantes. 

Desahucio express

Este es un tipo de desahucio que, lamentablemente, cada día es más común. Se trata de los casos de okupas, quienes invaden una propiedad y permanecen en la misma sin el consentimiento de los propietarios. 

La proliferación de este tipo de delitos ha aumentado en los últimos años, lo que ha llevado a que los procedimientos para desalojar sean considerablemente más rápidos. 

Desahucio por falta de pago

Otra razón muy común por la que se generan desahucios, es por falta del cumplimiento del contrato, por parte de los inquilinos. Esta falta puede deberse a muchos factores, como terminación del contrato, el cual no se desea renovar, pero aun así los inquilinos se niegan a dejar el piso, así como la falta de pagos en los tiempos acordados en el contrato, entre otros.

Desahucio por precario

Si bien las dos razones anteriores suelen ser las más comunes, también hay otros tipos de desahucios, como es el caso del desahucio por precario. Esta situación ocurre cuando los propietarios dan permiso a alguien de su confianza, como familia o amigos, a vivir en su vivienda por un tiempo determinado y sin que haya ningún contrato de por medio, es decir, sin contrato de alquiler, así como tampoco un pago por el uso del inmueble ni ninguna otra condición.

A las personas que se encuentran en esta situación, se les conoce como precaristas, y es que si bien el propietario otorgó permiso en un determinado momento, en el caso de revocarlo, la persona debe salir inmediatamente y de no hacerlo, se puede comenzar un procedimiento judicial. 

¿Cuánto tiempo dura un procedimiento de desahucio?

Esta es una pregunta un poco compleja de responder, ya que el tiempo puede variar significativamente de un caso a otro. Sin embargo, en el caso de los desahucios express o desahucio de okupas, si se actúa diligentemente y con rapidez, es posible recuperar la vivienda en un plazo estimado de entre 3 y 4 meses.

Actuar con rapidez, en cualquiera de los casos, es de gran importancia, ya que de ello dependerá que los ocupantes de la vivienda, ya sean okupas o inquilinos que no cumplen el contrato, sean desalojados en el menor tiempo posible. Esto, a su vez, se puede traducir en un ahorro considerable de dinero y en que el piso se encuentre en las mejores condiciones. Está comprobado, especialmente en el caso de okupas, que cuanto más tiempo pasen en el piso, el deterioro suele ser considerablemente mayor.

Contar con un buen abogado en todo este proceso puede ser clave para conseguir un desalojo rápido y sin tener que utilizar otros medios que no estén contemplados por la ley. Contacta con tu abogado por internet, explica toda la situación y comienza el proceso necesario para recuperar tu propiedad.

¡Haz clic para puntuar esta entrada!
(Votos: 0 Promedio: 0)