Al 30 de junio de 2020, la deuda pública externa total de Pakistán era de $ 77,9 mil millones, en comparación con $ 73,4 mil millones en el mismo período del año pasado, mostrando un crecimiento del 6 por ciento.

Cashless Pakistan contrató $ 10.447 millones en nuevos préstamos extranjeros de instituciones multilaterales y bancos comerciales durante el año fiscal 2019-20, casi una cuarta parte más que los $ 8.400 millones del año anterior, según un informe de la medios de comunicación.

Según el Informe Anual de Asistencia Económica Exterior 2019-20, publicado por el Ministerio de Asuntos Económicos, el 99 por ciento de los nuevos compromisos se destinó a préstamos y el 1 por ciento restante a compromisos de subvenciones, informó Dawn News.

Del total de $ 10.447 millones de nuevos acuerdos, más de $ 6.790 millones en acuerdos de financiamiento se han firmado con agencias multilaterales, $ 3.463 millones con bancos comerciales extranjeros y $ 193 millones con acreedores bilaterales.

El informe dijo que el alto nivel de $ 3.343 mil millones en financiamiento comercial, que representa el 33 por ciento del total de nuevos compromisos, fue garantizado por los bancos comerciales para refinanciar la deuda comercial vencida durante el año.

El Banco Asiático de Desarrollo (BAD) emergió como el mayor acreedor con nuevos compromisos del 30%, seguido por el Banco Mundial 22%, el Banco Islámico de Desarrollo (BID) 7% y el Banco Asiático de Inversión en Infraestructura (AIIB) 5%.

Estas instituciones financieras proporcionaron financiamiento para alrededor del 98% del total de nuevos compromisos.

El informe dijo que el 69 por ciento de los nuevos compromisos durante el año fiscal 2019-20 se hicieron bajo la categoría de apoyo presupuestario.

«Este alto nivel de apoyo presupuestario se garantizó principalmente para contrarrestar el impacto socioeconómico de la pandemia COVID-19 y para cumplir con los mayores requerimientos de financiamiento externo para el retiro de la deuda externa», agregó.

Aproximadamente el 26 por ciento de los nuevos compromisos se asignaron a la financiación de proyectos y el 5 por ciento a la financiación de productos básicos.

Los nuevos compromisos fueron mayores de lo presupuestado debido a la pandemia de COVID-19. Se ha comprometido una cantidad de US $ 7.500 millones como apoyo presupuestario, de los cuales US $ 4.000 millones han sido comprometidos por instituciones multilaterales para financiar programas y el resto por bancos comerciales extranjeros, según el informe.

La mayoría (40 por ciento) de los nuevos compromisos se destinaron a transporte y comunicaciones en el año fiscal 2019-20, seguido por 19 por ciento para salud, 12 por ciento para planificación física y vivienda, 10 por ciento para desarrollo rural y reducción pobreza, 9 por ciento para el sector energético y 6 por ciento para la agricultura.

Por otro lado, el desembolso total de préstamos externos en el año fiscal 2019-20 fue de $ 10.7 mil millones, un poco menos de $ 10.8 mil millones durante el mismo período en el año fiscal 2018-19. De estos, el 97% de los desembolsos se realizaron en forma de préstamos y el 3% en donaciones, según el informe.

Los desembolsos incluyeron $ 6.5 mil millones de acreedores multilaterales y bilaterales, en comparación con $ 4.1 mil millones el año pasado, registrando un crecimiento del 59 por ciento.

Además, el gobierno también recaudó $ 3.4 mil millones de fuentes de comercio exterior para cumplir con sus obligaciones de deuda externa y respaldar la balanza de pagos.

Los desembolsos por valor de US $ 10.700 millones se realizaron principalmente en forma de préstamos para proyectos y programas o donaciones de instituciones multilaterales, bilaterales y financieras. Esto incluyó $ 5.645 millones, o el 53% del total de desembolsos multilaterales, principalmente ADB, BID, AIIB y Banco Mundial.

Un monto de $ 3.373 millones o 32 por ciento del total de los desembolsos se destinó a bancos comerciales extranjeros, principalmente para refinanciar deudas comerciales vencidas. Otros $ 1,644 mil millones, o el 15% de los desembolsos, provinieron de acreedores bilaterales, en particular Arabia Saudita, China y el Reino Unido.

Al 30 de junio de 2020, la deuda pública externa total de Pakistán era de $ 77,9 mil millones, en comparación con $ 73,4 mil millones en el mismo período del año pasado, mostrando un crecimiento del 6 por ciento.

El informe mostró la deuda pública externa total de tres fuentes principales: el 51 por ciento de la deuda multilateral, seguida del 31 por ciento de la deuda bilateral, incluidos los depósitos SAFE de China, y el 18 por ciento restante de los bancos comerciales e instituciones extranjeras, incluidos los eurobonos. y Sukuk.

Después de contabilizar los reembolsos totales y los nuevos desembolsos, las transferencias netas al gobierno durante el año fiscal 2019-20 totalizaron $ 1.8 mil millones.

El informe dijo que el stock de préstamos externos obtenidos a través de instrumentos de mercado disminuyó en US $ 2.062 millones en bonos y préstamos comerciales y la participación de préstamos externos concesionales con vencimiento más largo aumentó en US $ 3.870 millones en préstamos multilaterales y bilaterales. , mostrando una mejora relativa en el stock de deuda pública externa.

El informe dijo que las transferencias netas disminuyeron notablemente después de 2018. “A pesar del alto nivel de servicio de la deuda externa, Pakistán cumplió con éxito el servicio de la deuda récord durante el año fiscal 2019-20, movilizando con éxito recursos externos y cambiando el centrarse en el alto costo comercial de liquidez de corto plazo para los flujos concesionales de largo plazo ”, dijo, reclamando crédito por el manejo prudente de la deuda externa y la creciente confianza de los acreedores.

El Ministerio de Economía dijo que alrededor del 70 por ciento de la deuda pública externa total consistía en préstamos a tasas de interés fijas al 30 de junio de 2020, mientras que el 30 por ciento restante de los préstamos se obtuvieron a tasas de interés flotantes.