El DSSI ofrece una suspensión de plazo fijo de los pagos del servicio de la deuda a los países deudores de bajos ingresos que buscan tolerancia.
El DSSI ofrece una suspensión de plazo fijo de los pagos del servicio de la deuda a los países deudores de bajos ingresos que buscan tolerancia.

La ministra de Finanzas, Nirmala Sitharaman, enfatizó el viernes la necesidad de mayores esfuerzos por parte de los países del G-20 para terminar con la crisis del COVID-19 y destacó la accesibilidad, así como la accesibilidad de las vacunas para todos, como paso crucial en esa dirección.

En una reunión virtual el viernes, los ministros de finanzas de los países del G-20, que son un grupo de naciones en desarrollo y desarrolladas, se reunieron para discutir sus puntos de vista sobre las perspectivas económicas globales y los riesgos negativos tras la crisis. COVID-19 y cómo el G20 podría llevar a cabo la acción colectiva global iniciada durante la crisis.

¬ęEl Ministro de Finanzas enfatiz√≥ la necesidad de esfuerzos adicionales por parte de los miembros del G20 para poner fin a la crisis y destac√≥ la accesibilidad y accesibilidad de las vacunas para todos como un paso crucial en esa direcci√≥n¬Ľ, dijo un comunicado oficial emitido aqu√≠.

Sitharaman destacó el Plan de Acción del G20 como el pilar de la respuesta económica del G20 y compartió que no solo coordina nuestra respuesta inmediata, sino que también guía nuestros esfuerzos de recuperación a largo plazo.

Los ministros de finanzas y gobernadores de bancos centrales del G20 publicaron en abril un Plan de Acción para la respuesta internacional a la pandemia de COVID-19.

El Plan de Acción cubre las respuestas sanitarias, económicas y fiscales que los miembros del G20 acordaron emprender, así como las medidas para garantizar el retorno a una economía global fuerte y sostenible, proporcionando apoyo a los países necesitados y aprendiendo lecciones preparación para futuras crisis.

Sitharaman destacó la Iniciativa de Suspensión del Servicio de la Deuda como un resultado importante bajo la Presidencia del G20 de Arabia Saudita, y enfatizó la necesidad de esfuerzos colectivos y coordinados de todos los miembros del G-20 para lograr este resultado.