Portada » Conoce los distintos tipos de anestesia que existen
Sociedad

Conoce los distintos tipos de anestesia que existen

tipos de anestesia

Hay distintas clases de anestesia, las cuales pueden emplearse de distintas formas a través de diferentes operaciones o procedimientos médicos. De ahí que valga la pena conocer los distintos tipos de anestesia que existen. Si te has planteado esta pregunta alguna vez, nos complace presentar a continuación, algunas variaciones de este tipo de adormecedores.

La anestesia local

Se trata de una clasificación de anestesia que solamente actúa sobre pequeñas zonas del cuerpo. Y la mayoría de las veces suele aplicarse un fármaco anestésico, como la lidocaina, con la intención de aliviar el dolor. Este tipo de anestésico puede llegar a dividirse dependiendo de la forma en que se colocará.

Primeramente, se puede tratar de una anestesia tópica en caso de que el fármaco se vaya a aplicar mediante gotas, si es para los ojos; también puede utilizarse en espray para la garganta, en pasta para la piel, o algunas infiltraciones, en caso de que se inyecte con la jeringa y la aguja en las áreas que se estarán tratando. Casi siempre, la anestesia es aplicada por los propios cirujanos.

El tiempo que dure el efecto de anestesia local dependerá del tipo de fármaco que se aplicó, por ejemplo, la bupivacaina dura más que la lidocaína. Y a mayor dosis, el efecto tendrá una duración más extensa. El hecho de que se añada adrenalina o no, también contribuirá a la duración del narcótico en el organismo. No obstante, este tipo de anestésicos suele durar entre 30 minutos y dos horas, dependiendo de todos estos elementos.

tipos de anestesia

La anestesia regional

En este caso, tal y como su mismo nombre lo indica, esta se encarga de afectar solamente una zona en concreto. Normalmente, puede tratarse de un brazo, una pierna o parte del cuerpo. De acuerdo al área que se estará tratando, se pueden emplear distintos métodos. Por ejemplo, en caso de que la intervención se haga en miembros superiores, como la mano o el coso, se puede hacer una anestesia troncular.

Por otro lado, si solamente hay que dormir un nervio, una ramificación o más, entonces el fármaco se aplicará en la zona del nervio que ejerce control de la sensibilidad en tal región. A su vez, otra técnica es puncionar la espalda e infiltrar la anestesia cerca de la columna vertebral, donde los nervios entran a la médula espinal y bloquean la sensación de dolor al cerebro.

La anestesia general

Finalmente, este tipo de anestesia es la que implica la ausencia temporal de la sensibilidad en todo el organismo. Esta suele venir acompañada de la pérdida del conocimiento, lo cual es un factor que infunde temor en muchas personas. Puede ser requerida en varios tipos de intervenciones complicadas. Cuenta con distintas fases, las cuales son:

  • La inducción: En este caso, será el anestesiólogo quien se encargará de colocar los fármacos a fin de obtener la analgesia, relajación y amnesia. A pesar de que este estado es como estar en coma, este tipo de anestesia no significa que se es insensible, sino que, para evitar el dolor se administrará un analgésico derivado mórfico.
  • El mantenimiento: Se siguen administrando los fármacos para seguir desarrollando la intervención. Puede ser a través de las venas o por vía inhalatoria.
  • El despertar: Una vez que haya terminado la intervención, habrá que despertar al paciente, y para ello, habrá que cortar el suministro de fármacos.

Deseamos que esta información pueda ser de gran ayuda a fin de conocer los distintos tipos de anestesia. De esta forma, todos podemos estar más tranquilos en caso de que en algún momento nos enfrentemos a una sedación ante cierto procedimiento médico.

¡Haz clic para puntuar esta entrada!
(Votos: 0 Promedio: 0)