Portada » La industria del juego online está dando una lección al comercio electrónico
Sociedad

La industria del juego online está dando una lección al comercio electrónico

casino y apuestas

Seguro que nadie se imaginaba, cuando surgió el primer videojuego, que se iban a convertir en el fenómeno de masas que son hoy en día. En unas pocas décadas, pasaron de ser casi una rareza tecnológica a convertirse en una de las ramas más rentables de la industria del entretenimiento. Lo mismo podría decirse, por supuesto, del juego y los casinos online, y es que las posibilidades son tantas que a nadie se le pasaría por la cabeza decir ahora, en 2021, que los juegos pertenecen únicamente al ámbito infantil. El comercio electrónico es un negocio que genera decenas de miles de millones de euros cada año en España y el sector del juego va camino de convertirse en uno de los pilares de la economía, así que… ¿por qué no unir fuerzas?

El juego online es ya una de las principales ramas del comercio electrónico

Y es que la categoría de juegos de azar y apuestas, a la que pertenecen compañías como el casino Rizk, ya se encuentra en el top ten de las diez ramas de actividad del comercio electrónico en estos momentos. Concretamente, está en sexto lugar. Y es que los datos de la evolución del comercio electrónico en España reflejan claramente que la industria del juego, principalmente online, se ha consolidado como uno de los sectores con mayor crecimiento. Y es que teniendo en cuenta los últimos datos, su subida es ya imparable.

Pero, ¿cómo es posible explicar este fenómeno? Sin duda, aquí sería de aplicación el refrán “en la variedad está el gusto”. Con esto, nos referimos a que el juego online cuenta con una variedad abrumadora de opciones para todos los gustos: desde tragaperras de todo tipo hasta la ruleta, pasando por clásicos como el póquer, el blackjack y, por supuesto, las apuestas deportivas. El hecho de tener todo esto al alcance de la mano (literalmente, puesto que la mayoría de casinos cuentan ya con versiones para móviles muy logradas) aporta un segundo factor: la comodidad. Se acabó eso de tener que arreglarse para ir al casino; podemos hacer lo mismo que haríamos en un casino físico sin tener que movernos de nuestra casa.

El juego online evoluciona incluso más deprisa que el comercio electrónico

La verdad es que el comercio electrónico, siendo una industria que se ha desarrollado a gran velocidad, ha pasado de tener relativo poco peso a ser uno de los grandes pilares de la economía en muy poco tiempo. A esto han contribuido, por supuesto, gigantes como Amazon (cuyos centros logísticos y sistemas de distribución dejan en pañales a los de empresas tan grandes como Correos), pero es que el crecimiento del juego online no tiene parangón. De hecho, una de las palabras más de moda en la industria es la de “gamificación”. La gamificación no es más que trasladar la mecánica de los juegos al ámbito profesional, con el fin de conseguir mejores resultados y fidelidad de marca.

Estamos hablando de que el juego online es, por definición, el mayor ejemplo de comercio electrónico que existe: se realiza exclusivamente por internet, todas las transacciones se hacen a distancia y, si no queremos, no es necesario ni siquiera dar nuestro nombre (bueno, al menos a otros jugadores), simplemente basta con un nombre de usuario o un avatar. Y, en fin, si echamos de menos el contacto humano, siempre tenemos la opción de meternos a jugar en algún sitio con crupier en vivo. Y es que la tecnología avanza tanto que es una barbaridad… en todos los ámbitos de la vida.

¡Haz clic para puntuar esta entrada!
(Votos: 0 Promedio: 0)