No importa si se trata de ‚ÄúDon Quijote de la Mancha‚ÄĚ, la Biblia, un cuento infantil o un manual de autoayuda, una correcta ortograf√≠a es obligatorio y fundamental en la presentaci√≥n de cualquier libro.

Todo texto independientemente de quién es el autor, la temática y la casa editorial, debe cumplir con todas las reglas gramaticales, de lo contrario le restará seriedad.

¬ŅQu√© es la ortograf√≠a?

Pero más allá de la ortografía como tal, hay un sector de las correcciones de textos que emplea toda casa editorial siendo este la ortotipografía.

Consiste en el conjunto de normas tipogr√°ficas que debe cumplir todo texto durante el proceso de revisi√≥n e impresi√≥n, en el cual se incluyen las correcciones ortogr√°ficas habituales y ajustes de los textos de acuerdo con las normas de la Real Academia Espa√Īola.

Las correcciones ortotipogr√°ficas tambi√©n se aseguran de que el texto cumpla con est√°ndares de legibilidad, funcionalidad, est√©tica y eficacia en la comunicaci√≥n de un texto. Esto quiere decir que va m√°s all√° de una simple correcci√≥n ortogr√°fica, ya que tambi√©n eval√ļa aspectos de forma, estilo y presentaci√≥n.

Aspectos relacionados con las correcciones ortotipogr√°ficas

Muchos autores buscan una guía de como afrontar la corrección ortotipográfica para aplicarla en sus propios textos.

Algunos prefieren ser sus propios correctores, pero esta pr√°ctica no es recomendable, ya que muchas veces uno mismo no se da cuenta de sus propios fallos o cree que est√° en lo cierto cuando es todo lo contrario.

En este sentido el autor tiene la libertad de escoger a un corrector ortotipográfico de su confianza, siendo la propia casa editorial la que se encargue de la revisión.

¬ŅCu√°les son los aspectos de las correcciones ortotipogr√°ficas?

Ortografía

Aquí se incluye el uso correcto de las letras y palabras, de los signos de puntuación, omisiones, trasposición o letras adicionales.

Gram√°tica

Conjugaci√≥n correcta de los verbos, uso correcto de gerundios y tiempos verbales, detecci√≥n de incoherencias y dem√°s vicios del lenguaje como el ‚Äúdeque√≠smo‚ÄĚ, uso correcto de las abreviaturas, etc.

Tipogr√°ficos

Uniformidad de todas las letras, títulos, subtítulos y numeraciones.

Uso uniforme de las negritas, subrayados y cursivas, utilización correcta de los signos gráficos como los guiones antes de un diálogo, ajuste del índice que concuerde con cada capítulo de la obra, revisión del estilo en la bibliografía, utilización estandarizada de las notas a pie de página, revisión de espacios extras, márgenes correctos, corrección de erratas, etc.

Signos utilizados en las correcciones de textos

Lo ideal es hacer al menos dos revisiones ortotipogr√°ficas, la primera en el ordenador y la segunda de haber concluido el libro y sobre el primer ejemplar impreso para corregir cualquier error de estilo, saltos de p√°ginas, incongruencias en el estilo, etc.

Para esto existen signos utilizados en la corrección del texto en físico, que son signos casi universales que se manuscriben con color rojo para que se aprecien los errores. Incluso algunos correctores remarcan estos signos con marcador fluorescente para que no se pase por alto ninguna corrección.

Muchos de estos signos utilizados en la corrección provienen del alfabeto griego, sirviendo así como signos universales en la revisión ortotipográfica.

Por ejemplo, el s√≠mbolo √ė se utiliza para denotar que hubo una omisi√≥n, bien sea que falta una letra o una palabra para que le d√© sentido a la oraci√≥n. De igual modo hay s√≠mbolos para resaltar inversiones de palabras o la necesidad de hacer saltos, es decir, convertir un punto y seguido en un punto y aparte.

Errores ortotipográficos más comunes en la edición de textos

Uso de diferentes tipos de letras: (tipograf√≠as) a lo largo del texto, esto incluye diferentes tipos de fuentes de letras y tama√Īos.

La utilizaci√≥n incorrecta de los guiones en los di√°logos: algunos textos utilizan el gui√≥n simple (-), cuando en realidad debe usarse el gui√≥n largo (‚ÄĒ).

Uso de sangrías y espacios entre párrafos: aunque el uso de las sangrías ha caído en desuso, uno de los errores comunes es ver párrafos más espaciados que otros.

En este sentido la casa editorial debe estandarizar en qué palabras y situaciones se deben usar las negritas, subrayados y cursivas, sobre todo si se emplean palabras de otros idiomas, los cuales por norma general se escriben en cursivas.