Para vender en los mejores términos una embarcación hay que seguir ciertos procedimientos básicos que ayuden a facilitar la gestión y a garantizar una excelente negociación sin trabas, ni dolores de cabeza. Lo más recomendable es acudir a empresas especializadas que ayudan en el proceso o pueden hacer la compra directamente.

Cuando se tiene un barco y se necesita venderlo para adquirir uno nuevo o más grande porque la familia creció, o porque simplemente se requiere el dinero para solventar alguna emergencia o una necesidad extrema, hay que realizar una serie de acciones que garanticen una negociación impecable y sin problemas de ningún tipo.

Para vender barco de segunda mano, sea del tipo que sea, hay que seguir algunos procedimientos básicos que ayudan a que la gestión se realice cumpliendo las exigencias de ley y con la mayor transparencia con el comprador.

Es un trabajo extenso por todo el papeleo que hay que hacer, los arreglos de la embarcación para ponerla a punto, la organización que requiere, los anuncios, planear visitas guiadas con los potenciales compradores y, finalmente, el cierre de la negociación.

El plan siempre es que ambas partes queden satisfechas y el vendedor pueda sacarle la máxima rentabilidad a su embarcación, por lo que debe hacerse todo muy bien para que no surjan inconvenientes ni para el comprador ni para quien vende el barco.

Claves para vender tu barco

Para vender barcos en Valencia, hacer una negociación exitosa y cumplir con todo cabalmente se deben seguir una serie de pasos, que a continuación se mencionan:

  • Tener los documentos en regla: esto es esencial por cuanto se trata de un bien que debe estar legalmente registrado y con todo lo que exigen las normativas vigentes. Los documentos básicos que se deben tener en orden son el abanderamiento y registro, la hoja de asentamiento, certificado de navegabilidad, permisos de navegación y póliza de seguro, entre otros.

Antes de vender una embarcación hay que tener todos esos documentos al día porque son esenciales para hacer la negociación con el comprador. Toda la información se puede encontrar en la página web del Ministerio de Transporte, Movilidad, y Agenda Urbana (anteriormente denominado Ministerio de Fomento).

  • Arreglos generales del barco: la embarcación debe ponerse a punto antes de venderla; es decir, se le debe dar mantenimiento profundo a todos sus sistemas y una limpieza general en todas sus áreas. Se debe, en lo posible, dejar como nueva.

Si hay que hacerle algunas reparaciones necesarias es conveniente realizarlas antes de vender el barco, pero si ya no se desea invertir más en él lo correcto es informar al potencial comprador sobre los fallos que presenta para que este realice las refacciones del caso.

También es importante despersonalizar el barco; o lo que es lo mismo, quitarle todos objetos y pertenencias personales que no van en la venta, para que así el comprador se dé una idea clara de cómo se verá si decide comprarlo.

  • Fijar un precio justo: para fijar el precio es recomendable comparar los que hay sobre otras embarcaciones similares, fijándose siempre en indicadores clave, como son: modelo, tipo de motor, número de serie, espacio interior, accesorios y extras, y, muy importante, la antigüedad.

Las condiciones del barco, por supuesto, también inciden notablemente en el precio, por lo que mientras más y mejor conservado esté, más dinero se puede pedir por él.

  • Anunciar la embarcación: es importante utilizar todos los medios disponibles, blogs, redes sociales y anuncios en todo lugar donde se puedan colocar, con textos claros sobre las características, ventajas y extras del barco, y fotos bien hechas que detallen sus atributos.

Todo lo mencionado es esencial para vender un barco, pero puede pasar mucho tiempo antes de lograr encontrar al comprador correcto. Lo más recomendable para agilizar los procesos y tener mayor apoyo publicitario es contactar a empresas náuticas que te ayuden a vender más rápido y al mejor precio, ya que manejan exclusivas carteras de clientes y una amplia diversidad de medios. Son la mejor opción. Incluso hay algunas empresas que se dedican a comprar directamente el barco para repararlo y venderlo más adelante, lo cual nos puede ahorrar mucho tiempo.