Al cambiar de vivienda, es importante realizar una revisión profunda de su estado para controlar que, una vez en ella, no haya ningún problema y se pueda vivir con la máxima tranquilidad. Tener casa nueva resulta muy emocionante pero, una vez dentro, puede que uno se pueda llevar sorpresas desagradables que no esperaba.

Mientras se visita una vivienda hay cosas que no se tienen en cuenta, casi siempre se mira que sea moderna, si está equipada, el tipo de pintura que tiene, pero no se terminan de revisar cosas importantes como si hay fallos de luz o cómo está la fontanería.

Una vez que se vive en la casa es cuando esos problemas empiezan a salir y uno puede arrepentirse de la decisión que ha tomado.

Una revisión exhaustiva

La regla para que una casa se mantenga en perfectas condiciones es realizar un mantenimiento exhaustivo y profundo, al menos, una vez al año. Recién cambiados de casa es el mejor momento para hacer esa revisión que puede traer algún que otro susto.

Al comprar una casa nueva, que sea de segunda mano, no se sabe cómo la han tratado los anteriores dueños. Puede que de manera superficial todo parezca en perfectas condiciones, pero lo ideal sería certificar previamente que todo aquello relacionado con la electricidad y el agua, así como si existe mobiliario o electrodomésticos, que funcionen correctamente.

Cuando ya se vive dentro de la casa es cuando los problemas empiezan a aparecer, se puede decir que se hace necesario, durante los primeros días, ir con un taladro en la mano por si hay algo descolgado o haya algo que arreglar.

Los amantes del bricolaje casero seguro que tienen herramientas profesionales para poder solventar estos problemas pero para el resto de personas, saber que taladro comprar es importante para poder tener en casa el producto más adecuado para cada situación.

Revisar la instalación eléctrica

La instalación eléctrica es una de las cosas más importantes a revisar, hay que tener en cuenta que si está en malas condiciones, no solo puede provocar fallos eléctricos, también puede existir riesgo de incendio. Por eso es tan importante que todo lo que tenga que ver con la electricidad esté en buen estado.

A la hora de revisar la instalación eléctrica, hay que tomar ciertas precauciones, como apagar los plomos antes de ponerse a arreglar una lámpara, llevar la ropa adecuada que pueda aislar de la corriente como zapatos y guantes adecuados, y nunca tocar un cable con las manos mojadas porque es un inductor de electricidad.

Se deben proteger los sistemas de cortocircuitos y sobrecalentamientos, en especial, en caso de utilizar motores eléctricos, como en garajes con puerta eléctrica. Para ello se puede comprar un guardamotor chint barato. Este interruptor protegerá el motor de posibles problemas.

Reformas dentro de la casa

Una de las cosas que, tal vez, no se tengan muy en cuenta a la hora de comprar la casa es el tipo de suelo existente. Puede que se vea algún pique en una baldosa, o un desconchón en una tarima de madera, pero al que no se le presta mucha atención. Ahora, cuando ya se vive en la casa esos pequeños desperfectos pueden causar más de un problema estético cuando se quiere evitar que los invitados se den cuenta de esos fallos.

Arreglarlo es fácil si se compra un suelo laminado barato. Se pueden colocar fácilmente y crear un diseño espectacular creando una sensación de bienestar y comodidad gracias a unos acabados de tipo madera.

Una fiesta para inaugurar la casa

Una vez que se haya revisado que el estado general de casa es óptimo, se haya limpiado en profundidad, colocado los muebles y esté todo en su sitio bien organizado, es hora de llamar a los amigos y familiares para que conozcan la nueva casa. Y no hay nada mejor que hacer una fiesta para inaugurarla.

En RM Fiestas se puede encontrar todo lo necesario en menaje para una fiesta por todo lo alto. Servilletas, platos y todos los artículos necesarios para organizar una gran fiestas llena de color y original para dar la bienvenida a un nuevo capítulo en tu vida.